Lima, Perú
+5113014109

Winamp podría volver en breve

Winamp podría volver en breve


Atención: antes de seguir leyendo, dedica un momento a valorar los efectos que puede tener hablar sobre Winamp en lo referido a la nostalgia. El frío ya ha llegado al hemisferio norte, los días son cada vez más cortos y el recogimiento propio de estos tiempos, tiempos de sofá, peli MuyComputer y mantita es el más propicio para que determinadas palabras actúen como disparadores de nuestra memoria. Y no sé en tu caso, pero en el mío Winamp desde luego se integra en dicha lista de palabras… digamos que peligrosas.

Lanzando el 21 de abril de 1997 (24 años, madre mía…), Winamp se convirtió para muchos, entre los que me incluyo, en el reproductor de música asociado a Internet. Para ser más exactos, el reproductor de música por el que pasaban todos los Mp3 que, en aquellos tiempos, todos nos descargábamos de Internet. Sí, hablo de los tiempos en los que si la conexión no iba demasiado fina, podías tardar más de media hora en descargarte una canción de cuatro minutos.

Durante años, Winamp supo mantenerse como la primera opción para escuchar música en el PC, pese a los inagotables esfuerzos llevados a cabo por Microsoft para conseguir que su Windows Media Player ganara en cuota de usuarios. También había otros reproductores, muchos en realidad, pero ninguno fue capaz de robarle la posición a Winamp, que a principios de este siglo estaba instalado, apostaría, en prácticamente cualquier PC con conexión a Internet.

La interfaz de Winamp no era, seamos francos, un ejercicio de generosidad con la usabilidad. 550 x 232 puntos bastaban para mostrar el módulo central del reproductor, el ecualizador de 10 bandas y la lista de reproducción. En su defensa hay que recordar que la resolución de las pantallas de aquellos tiempos tampoco era la que es ahora. Si no me falla la memoria, por aquellos tiempos yo trabajaba normalmente 1.024 x 768, y poco después a 1.154 x 864. Aún así, si no lo usaste en su momento, puedes creerme, era muy pequeño.

Winamp podría volver en breve

Lo que vino después fueron algunas versiones en las que se intentó dar un cambio sustancial a su diseño, la compra de Nullsoft, su empresa creadora, por parte de AOL (recuerda, hablamos de los primeros 2000, cuando el objetivo de America Online era que se pudiera recorrer todo el planeta de CD a CD de acceso a Internet) y, poco a poco, una pérdida de personalidad, sumada a la evolución de otras propuestas, que formularon un largo pero inevitable declive, que hizo que en 2013 AOL anunciara su final. Una marcha por la puerta de atrás que, con duda, no hizo justicia a la historia de Winamp.

Sin embargo, y como ya estamos acostumbrados a ver en el sector tecnológico, en muchas ocasiones un adiós es, en realidad, un hasta luego, y Winamp no iba a ser una excepción. Poco después del anuncio de que el programa ya no formaba parte de los planes de AOL, la compañía belga Radionomy lo compró en 2014 y, en 2018, anunció que Winamp ya estaba listo para regresar, y que probablemente lo haría en 2019. Sin embargo pasó 2019 y pasó 2020, y no volvimos a saber de sus planes.

No obstante, parece que los planes solo se habían retrasado, y es que como  podemos ver en su web, Winamp SA, que es la nueva forma legal de lo que en su momento fue Radionomy, finalmente parece haber pisado el acelerador. En la nueva web, aunque todavía no podemos ver imágenes sobre cómo será esta versión renacida del software, sí que podemos inscribirnos a una lista para participar en el programa de pruebas, optar a alguna de las ofertas laborales que ofrece la compañía y, lo que es más interesante, intentar hacernos una idea de lo que planean. Aunque, ya aviso, no sorprenderá a nadie.

Y es que los planes de sus nuevos responsables pasan, según podemos deducir de lo que cuenta la página web, por convertir Winamp en una plataforma que permita a los artistas mantener un contacto más directo con sus seguidores. Dicho de otra manera, hablamos de una nueva plataforma en la que probablemente, y siguiendo el modelo de Apple, encontraremos un reproductor multimedia, una tienda de música y un servicio de streaming, en el que además de música también podremos encontrar podcasts.

¿Tiene sentido este movimiento en 2021? En realidad es difícil decirlo. Por una parte puede parecer muy tarde para incorporarse a un mercado cuyos actores actuales ya están muy consolidados, y mantienen una lucha encarnizada entre ellos. Ahora bien, ¿y qué ocurre si intenta, por ejemplo, apuntar a un nicho muy concreto? Quizá ahí podría tener una oportunidad. Sin embargo, más allá de eso, me cuesta pensar que la nostalgia sea motor suficiente como para proporcionar una segunda juventud a Winamp. Y mira que yo soy nostálgico.





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00