Lima, Perú
+5113014109

Una tumba de hace 10.000 años ha sorprendido a los arqueólogos

Una tumba de hace 10.000 años ha sorprendido a los arqueólogos


Imagen para el artículo titulado El descubrimiento de un bebé en una tumba ornamentada de hace 10.000 años ha dejado sorprendidos a los arqueólogos

Imagen: Hodgkins et al., Scientific Reports 2021

Un ceremonioso entierro que data del Período Mesolítico ha dejado sorprendidos a los arqueólogos, no por la decoración de la tumba sino por su ocupante: una niña con tan solo 40 o 50 días de vida. Este entierro de hace 10.000 años ofrece una vistazo único a la breve vida de este bebé y modifica nuestras ideas sobre cómo algunos humanos prehistóricos trataban a sus muertos. La investigación de estos arqueólogos se ha publicado hoy en Scientific Reports.

“En estos momentos, tenemos entre manos el entierro infantil femenino más antiguo de Europa”, explicaba Jamie Hodgkins, paleoantropólogo de la Universidad de Colorado en un comunicado de la universidad. “Espero que esto pronto se convierta en algo desfasado. Las investigaciones arqueológicas han tendido a centrarse en historias y roles masculinos y, al hacerlo, han dejado a muchas personas fuera de esta narrativa. Los análisis de proteínas y de ADN nos permiten comprender mejor la diversidad de las personas y su estatus en el pasado. Sin un análisis de ADN, este entierro infantil posiblemente podría haber pasado como el de un hombre”.

Imagen para el artículo titulado El descubrimiento de un bebé en una tumba ornamentada de hace 10.000 años ha dejado sorprendidos a los arqueólogos

Imagen: Hodgkins et al., Scientific Reports 2021

La tumba pertenece a un bebé que ha sido apodado como Neve, que fue descubierto por primera vez en 2017 en una cueva al noroeste de Italia junto con otros artefactos. Antes incluso de que los investigadores llegaran hasta Neve, pasaron dos años encontrando herramientas de la Edad de Hielo, que generalmente son asociadas a los neandertales. También encontraron huesos de jabalíes y alces, que parecían ser algunos de los elementos de la dieta de los antiguos ocupantes de esta cueva.

Algo más dentro en la cueva, el equipo encontró abalorios hechos con conchas y, unos días después, una pequeña cripta que contenía los restos del bebé. Estos restos fueron cubiertos con docenas de estas conchas y colgantes, así como con la garra de un búho real. Si bien el equipo cree que algunas de las herramientas de este yacimiento precedieron en varios milenios a este entierro, las conchas claramente fueron depositadas ahí para decorar la tumba.

Usando su ADN, análisis de proteínas y exámenes microscópicos de sus dientes, el equipo pudo identificar el linaje genético de Neve, su sexo y su edad al momento de su muerte. La datación por radiocarbono confirmó que murió hace unos 10.000 años.

“Existe un registro decente de los entierros humanos antes de los 14.000 años”, dijo Hodgkins. “Pero el último período del Paleolítico superior y la primera parte del Mesolítico son menos conocidos en lo que respecta a estas prácticas funerarias. Los entierros de bebés son especialmente raros, por lo que Neve añade importante información para ayudar a llenar este vacío”.

La de Neve no es la tumba decorada más antigua de un bebé que hayamos conocido hasta ahora. Ese récord lo ostenta los restos de dos bebés que fueron descubiertos en un yacimiento en Alaska y que tienen unos 11.500 años de antigüedad. Aquellos restos venían acompañados de todo un ajuar funerario, indicando su importancia para las personas que lo enterraron con ellos.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00