Lima, Perú
+5113014109

Una consola que hizo historia

Una consola que hizo historia


El pasado 3 de diciembre PlayStation, la primera videoconsola de Sony, cumplió 27 años. Su lanzamiento tuvo lugar en Japón en 1994. No llegaría a Europa hasta el 29 de septiembre de 1995, aunque recuerdo perfectamente que en ciertas tiendas de la época, que ofrecían venta por correo, era posible comprarla de importación por unas 115.000 pesetas, cifra que, al cambio, serían 691 euros, aproximadamente. Tened en cuenta que esa cifra no está actualizada con la inflación actual.

PlayStation había generado mucha expectación, sobre todo porque dicha consola se presentaba como un «David» que venía a desafiar a los dos grandes «Goliats» de la época, SEGA y Nintendo. Es curioso porque, al final, la primera PlayStation fue fruto de una alianza fallida entre Sony la Gran N. Ambas llegaron a un acuerdo para desarrollar una respuesta al Mega CD de SEGA, pero la cosa no cuajó y al final la unidad de CD para Super Nintendo quedó en un prototipo desechado.

Para no desaprovechar los recursos y el dinero invertido, Sony decidió seguir adelante con ese proyecto, pero lo enfocó como una consola propia e independiente, y el resto es historia. Nadie habría apostado por ella, pero PlayStation ganó una de las guerras más importantes de la historia de las videoconsolas, la de las 32 bits, colocó a Sony como uno de los nuevos gigantes del sector, y allanó el terreno a PS2, una consola que acabó convirtiéndose en la más vendida de toda la historia.

Como homenaje, vamos a hacer un poco de memoria histórica en este artículo, donde os contaremos, de forma resumida, los detalles más importantes de aquél combate épico que se produjo entre PlayStation, Saturn y Nintendo 64 a mediados de los noventa.

¿Cómo ganó PlayStation la guerra de los 32 bits?

PlayStation interior

Es una de las preguntas más importantes que todavía se sigue haciendo mucha gente. La explicación es, en el fondo, más sencilla de lo que parece. Por un lado, Sony dio en el clavo con la arquitectura de hardware de PlayStation. Dicha consola utilizaba un procesador RISC R3000A de 32 bits a 33,86 MHz, e integrada tanto el motor de transferencias geométricas (se ocupaba del 3D) como el de descompresión de datos. Un chip muy versátil y bastante potente además, ya que alcanzaba los 30 MIPs.

Su capacidad de procesamiento 3D era de 360.000 polígonos con sombreado plano por segundo, y podía llegar a los 180.000 polígonos planos por segundo. El chip gráfico podía trabajar con hasta 16,7 millones de colores, permitía utilizar resoluciones de entre 256 x 224 y 640 x 480 píxeles, era capaz de manejar hasta 4.000 sprites de 8 x 8 píxeles y se ocupaba de toda la carga de trabajo en 2D. La memoria RAM integrada era de 2 MB, mientras que la de vídeo ascendía a 1 MB. Eran cifras impresionantes para una época en la que los juegos en 3D se estaban convirtiendo en un auténtico objeto de deseo.

Esa arquitectura era lo bastante potente como para ofrecer una buena (para la época) experiencia con juegos en 3D, y además partía de un enfoque simple que hacía que los desarrolladores pudieran aprovecharla sin demasiado esfuerzo. Como contrapartida, SEGA apostó más por el 2D con Saturn, y cuando vio la PlayStation no tuvo más remedio que introducir un segundo procesador en su consola para intentar reducir la brecha entre ambas a nivel de potencia en 3D. Fue un error, ya que esto introducía una enorme complicación a la hora de programar, e hizo que la potencia real de dicha consola no se aprovechase en la mayoría de los desarrollos de la época.

La arquitectura de PlayStation se llevaba mejor con el 3D, y era más fácil programar para ella. Sin el apoyo del segundo chip, Saturn no mostraba efectos clave en juegos, como transparencias, y por eso los títulos multiplataforma, que solo utilizaban uno de los dos chips RISC Hitachi SH1 de la consola, se veían peor que los de PlayStation, lo que generó la idea de que dicha consola era inferior, cuando realmente eso no era verdad.

Por otro lado, Sony contó con la ventaja temporal que supuso el retraso de la Nintendo 64, y supo establecer una serie de acuerdos clave con los grandes estudios del momento para colmar a PlayStation de juegos exclusivos de primer nivel que, de hecho, abrieron algunas de las mejores franquicias de la historia. En conjunto, esas fueron las claves que hicieron que PlayStation se convirtiera en la vencedora de los 32 bits, y que dicha marca pudiera empezar a abrirse paso hasta convertirse en lo que es hoy.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00