Lima, Perú
+5113014109

un ‘smartphone’ muy completo por menos de 200 euros

un ‘smartphone’ muy completo por menos de 200 euros


Realme es una de esas marcas empeñadas en reventar el mercado con ‘smartphones’ equilibrados a precio de derribo. Así lo dejó claro la compañía hace unos meses con el
lanzamiento de su 7i
; terminal que ahora encuentra sucesor en el nuevo 8i: un móvil que se encuentra por debajo de los 200 euros y viene con una tasa de refresco de 120 Hz. Esto permite que las imágenes se actualicen hasta 120 veces por segundo, lo que hace que el uso del dispositivo resulte mucho más fluido, especialmente si se utiliza para el ‘gaming’ o para la visualización de vídeos. Además, la característica ni siquiera está presente en todos los ‘smartphones’ de gama alta. Por ejemplo,
entre los iPhone 13 solo se puede encontrar en los modelos Pro y Pro Max

.

En ABC hemos estado probando el 8i durante las últimas semanas. El ‘smartphone’ viene con pantalla IPS LCD Full HD+ de 6,6 pulgadas, que es la indudable estrella gracias a los seis modos de refresco con los que cuenta, 30Hz, 48Hz, 50Hz, 60Hz, 90Hz y 120Hz y que se activan para no malgastar batería. El brillo, además, va desde 600 nits a sólo 1 nit para no fatigar la vista durante la noche. Esto es algo que se agradece, ya que el color de la pantalla a veces se antoja demasiado blanco y se puede mitigar con el modo oscuro. El panel ocupa prácticamente la totalidad del frontal con unos márgenes muy contenidos, sobre todo en la parte inferior del teléfono, dando sensaciones prácticamente de alta gama.

La delantera del terminal
La delantera del terminal

Acabados propios de su rango de precio

Obviamente, al estar situado entre la gama media y baja, el 8i no cuenta con acabados ‘premium’, como sería una parte trasera de cristal. La carcasa, por el contrario, está hecha de plástico con acabado en brillo que delata su rango de precio. Además, si se utiliza sin carcasa, lo que nunca es recomendable, las huellas del usuario y la suciedad quedan visibles por la superficie. Respecto a las cámaras, el móvil incluye tres sensores y un flash en la trasera que quedan enmarcados en un cuadrado en la esquina superior izquierda, siguiendo los cánones actuales.

Donde sí destaca el terminal es en los llamativos colores que ha elegido Realme, como Stellar Purple, el modelo que hemos probado, un morado muy diferente a lo que hemos visto hasta ahora. En el lateral encontramos el lector de huellas, nosotros lo preferimos en pantalla, es cuestión de gustos, también se puede desbloquear con reconocimiento facial con un resultado medio. En el lateral inferior, el 8i cuenta con una entrada jack para auriculares -algo que se agradece y que cada vez es menos habitual- y un conector USB tipo C.

Un dispositivo muy ágil

En cuanto al corazón, el 8i cuenta con un procesador Helio G96 de 12 nm, que mejora el rendimiento del 7i en un 65% y su GPU nada menos que un 91%. El resultado en Geek Bench es de 532 con un sólo núcleo, y 1834 con múltiples núcleos. Situándolo cerca del rendimiento del Snapdragon 730 del Samsung Galaxy A71 con un sólo núcleo, en multi-core, el resultado está más cerca del Snapdragon 845 equipado por el Xiaomi Pocophone F1. En las pruebas, en ningún momento notamos saltos o carga lenta entre aplicaciones, todo lo contrario, el sistema corre muy ágil.

En cuanto a la RAM y disco, tenemos dos versiones: una con 6 GB de RAM y 128 GB de memoria, y otra 4 GB y 64 GB. Además, la versión de 6 GB es capaz de extenderla de forma virtual hasta 5 GB extra, es decir, usando el disco duro como parte de la RAM, una solución que hemos visto en otros teléfonos, y que permite extender la vida útil del teléfono.

Cámaras correctas

Como decíamos, el Realme 8i cuenta con tres cámaras traseras además de una frontal de 16 megapíxeles con HDR AI para el modo belleza y modo retrato que dan un buen resultado en conjunto con el flash de la pantalla. El modo belleza puesto al extremo tiene un efecto, más que bueno, aunque poco real.

En la parte trasera nos encontramos con una cámara principal de 50 megapíxeles y f/1,8, que será la utilizada el 99% de las veces. Los resultados son buenos en condiciones con buena luz y exteriores, y gracias a la IA la elección de colores y contrastes en la escena genera imágenes realistas. Al ser totalmente digital, el zoom provoca que las imágenes pierden definición muy rápidamente.

Imagen capturada con el sensor principal
Imagen capturada con el sensor principal – Jon Oleaga
Imagen capturada con el modo retrato
Imagen capturada con el modo retrato – Jon Oleaga
Imagen capturada con el macro
Imagen capturada con el macro – Jon Oleaga

La segunda lente es un macro, que puede tomar fotos a 4 centímetros, pero necesita de mucha luz para obtener un buen resultado. El tercer objetivo es en blanco y negro y está pensado para el modo retrato y dotar a la cámara de una opción artística. El modo noche da unos resultados más que decentes, con algo de ruido si hay mucha oscuridad, como es natural. En el aspecto del video hay poco que destacar, Full HD sin estabilización, con una calidad media.

Batería, de lo mejor

La batería es otro de los puntos fuertes del 8i, con nada menos que 5.000 mAh permite hasta 11 horas de reproducción en YouTube sin agotar la carga. En nuestras pruebas la autonomía podía llegar a los dos días sin despeinarse, pero lo mejor es que con la carga rápida de 18W sólo necesita 36 minutos para llegar al 50%, que nos asegura casi un día de uso.

Con todo esto, el Realme 8i sorprende por las características que ofrece por menos de 200 euros, una gran pantalla, buena autonomía y una cámara de 50 megapíxeles a precio de derribo. El terminal puede ser una buena opción para aquellos que solo quieren un móvil competente y no estén dispuestos a gastar más dinero de la cuenta.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00