Lima, Perú
+5113014109

un orangután de Borneo devorando a un loris perezoso

un orangután de Borneo devorando a un loris perezoso


Imagen para el artículo titulado Capturan por primera vez a un orangután de Borneo devorando a un loris perezoso

Aunque se suele decir, y en realidad es la norma, que los orangutanes son principalmente vegetarianos, en ocasiones se dan otro tipo de festines más carnívoros. Un estudio demuestra con fotos y un video cómo un orangután de Borneo (Pongo pygmaeus) devoró a uno de los animales más simpáticos del planeta: el loris perezoso.

El trabajo se ha publicado recientemente en la revista Primates, y los autores describen su observación realizada en 2017 en la Estación de Investigación de Orangután de Tuanan en la región de Kapuas de Kalimantan Central, Borneo.

Dicho esto, en realidad el trabajo de campo de los investigadores comenzó mucho antes. Desde 2013 seguían el comportamiento y dietas de estos animales encontrando que las frutas, hojas e insectos eran sus principales alimentos. La sorpresa llegó cuando siguieron a un orangután macho llamado Molong.

El orangután saltó de los árboles y comenzó a correr por el suelo. Los investigadores asumieron que se estaba alejando de un macho que se acercaba cuando escucharon “largas vocalizaciones provenientes de otros lugares”, hasta que pronto vieron que de hecho estaba persiguiendo un loris perezoso (Nycticebus borneanus).

Se daba una contradicción en lo que estaban viendo, ya que estos loris son animales estrictamente arbóreos que se adhieren a las copas de los árboles, por tanto, ¿cómo llegó al suelo? Molong siguió persiguiendo al loris saltando sobre las ramas y volviendo al suelo nuevamente hasta que el animal estuvo a solo un metro de distancia y lo golpeó fuera de una rama. El estudio argumenta que es posible que Molong derribara al animal para aturdir de la misma forma que se ve en este video de Hardus et al., 2012 a continuación:

Para sorpresa de los investigadores, cuando el loris cayó, Molong rompió la rama en la que aterrizó y la sostuvo lejos de su cuerpo mientras escalaba el árbol. La terrible experiencia del loris finalmente llegó a un final nunca visto antes, cuando Molong, sosteniendo a su víctima por los pies, le mordió la nuca y lo mató. Una vez que estuvo muerto, lo agarró con ambas manos y comenzó a devorarlo. Según explican:

Los sonidos de Molong golpeando la cabeza del desafortunado loris atrajeron la atención de Kerry, quien, con el bebé a cuestas, se acercó a él y pareció suplicar por las sobras. Cruelmente, parecía ofrecer ocasionalmente jirones de loris perezoso decapitado solo para guardárselos.

Como detallan en el estudio, matar a un loris es arriesgado incluso para un orangután enorme, ya que estos contienen un poderoso veneno secretado por las glándulas que frotan en los dientes antes de morder a los posibles depredadores. Quizás por ello, se cuestionan en el trabajo, Molong manipuló al animal con tanta cautela hasta que murió.

El estudio finaliza explicando que la comida de Molong fue una de las dos observaciones de orangutanes comiendo vertebrados realizadas durante el período de investigación. [Primates vía IFLScience]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00