Lima, Perú
+5113014109

un meme se convierte en un éxito, y viceversa

un meme se convierte en un éxito, y viceversa


Dogecoin es una broma, un meme de Internet que, por increíble que parezca, durante los últimos meses se ha convertido en la apuesta personal de muchas personas, que aspiran a que esta criptomoneda se convierta en un nuevo caso de éxito, que se sume a Bitcoin y Ethereum. Y el problema es que a esa lista de personas que creen firmemente en Dogecoin, se sumó hace unos meses el multimillonario y cada día más excéntrico Elon Musk.

Y es que, desde que mostró su apoyo a esta moneda a través de Twitter, su valor ha crecido de manera sustancial, del mismo modo en que lo ha hecho su volumen de negociación. Obviamente su valor no tiene nada que ver con el de «las grandes», su pico de precio ha sido acercarse a los 70 centavos de dólar, que puede parecer muy poca cosa, pero si tenemos en cuenta que unos meses antes, su precio era de alrededor de 0,3 centavos de dólar, entonces vemos que sí que estamos hablando de un incremento más que sustancial.

Como decía antes, Elon Musk tiene mucho que ver en la historia de éxito de Dogecoin, si bien no es menos cierto que, precisamente por esta circunstancia, muchos de sus inversores no se atienen al modelo estándar de inversor. Que sí, es cierto, soy consciente de que los últimos años el perfil de inversor se ha vuelto muy heterogéneo, pero incluso ahora, con esa pluralidad, cuesta imaginar a los inversores «estándar» participando en acciones que pueden perjudicar su inversión por los loles, es decir, porque es divertido.

Saturday Night Live es uno de los programas de humor más prestigiosos y veteranos de la historia de la televisión. Con más de cuarenta años a sus espaldas, ha supuesto el trampolín a la fama de estrellas como Chevy Chase, Eddie Murphy, Tina Fey, Bill Murray, Julia Louise-Dreyfus, Amy Poehler, Jimmy Fallon, Dan Aykroyd, Mike Myers, John y James Belushi… la lista es interminable y, desde el «Generalissimo Franco is still dead» de sus principios hasta las imitaciones de Donald Trump hechas por Alec Baldwin, siempre ha combinado el humor de lo absurdo con un ojo (y un dardo) en la actualidad.

Hace solo unas horas, el anfitrión invitado (cada programa cuenta con una persona célebre como anfitrión y un músico invitado) fue Elon Musk que, entre otras cosas y como cabía esperar, habló de Dogecoin, y aprovechó para reivindicar su papel de dogefather (algo así como padre de Dogecoin). Queda fuera de estas letras juzgar el desempeño de Musk como host de SNL, pero de manera simultánea a la emisión del programa, ocurrió algo que merece la pena ser destacado.

Y es que, mientras que Musk  protagonizaba Saturday Night Live, la cotización de Dogecoin experimentaba una caída verdaderamente significativa, que aunque posteriormente experimentó un cierto repunte, terminó con el valor de la criptomoneda firmando un importante descenso. Y no parece casual que la aparición de Musk y la caída de Dogecoin hayan coincidido en el tiempo.

Dogecoin: cuando un meme se convierte en un éxito, y viceversa

Hace unos meses, Musk apareció fumando marihuana en un podcast, lo que se tradujo en una crisis de imagen y en una caída en la cotización de Tesla. Sin embargo, en esta ocasión Musk no fue polémico en SNL, y el desplome inicial coincidió con el principio del programa, por lo que tampoco le habría dado tiempo.

Así, y para algunos analistas, la razón del desplome experimentado ayer por Dogecoin (que aún así, esto hay que aclararlo, sigue teniendo un valor muy superior al de hace unos meses), serían las acciones por parte de sus inversores destinadas, específicamente, a lograr este efecto, una especie de broma con la que la criptomoneda meme que se convirtió en un éxito, volvería a convertirse en un meme, aunque sea temporalmente.

El problema para Dogecoin y sus inversores, más concretamente para los que sí que esperan obtener rentabilidad de sus inversiones, pueden ver estas acciones como un elemento tremendamente desestabilizador, que le resta fiabilidad a una criptomoneda, que por sí ya cuentan con una alta volatilidad. Es cierto que invertir hoy en día en Dogecoin no resulta caro, pero tras ver que una broma por parte de sus usuarios puede traducirse en un enorme descenso de su valor, puede (y seguramente lo hará) disuadir a muchos potenciales inversores.





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00