Lima, Perú
+5113014109

Un gran patrón alcista en el gráfico del índice del dólar estadounidense pone a Bitcoin en riesgo de perder el nivel de USD 30,000

Un gran patrón alcista en el gráfico del índice del dólar estadounidense pone a Bitcoin en riesgo de perder el nivel de USD 30,000


Los trader del dólar han estado atentos a la construcción de un patrón de «hombros, cabeza y hombros inverso» potencialmente alcista en el gráfico del índice del dólar estadounidense (DXY). Mientras tanto, el atisbo de un dólar más fuerte está debilitando el escenario alcista de Bitcoin (BTC), especialmente cuando la criptomoneda insignia lucha por salir de su rango de negociación actual de USD 30,000 – USD 35,000.

Tres canales, un precio máximo

En detalle, el patrón inverso de hombros, cabeza y hombros (IH&S) se forma después de una tendencia bajista. Contiene tres canales sucesivos, siendo el canal medio (cabeza) el más profundo que los otros dos (hombros). Idealmente, los dos hombros tienen la misma altura y ancho. Los tres canales cuelgan de un precio máximo conocido como escote que sirve como resistencia.

DXY, que mide la fortaleza del dólar frente a una canasta de las principales monedas extranjeras, actualmente marca todas las casillas para demostrar que ha formado un patrón de IH&S.

El índice ahora contempla la posibilidad de sufrir una ruptura alcista al cerrar por encima de la resistencia de su escote. Al hacerlo, establecería un objetivo de beneficio técnico a una distancia igual a la brecha de precios entre el escote y la parte inferior de la cabeza.

Configuración técnica inversa de hombros, cabeza y hombros del índice del dólar estadounidense. Fuente: TradingView

La configuración alcista espera que DXY aumente en casi un 5% en un posible movimiento de ruptura del escote.

Mientras tanto, la media móvil simple de 50 días del índice (SMA de 50 días; onda azul) también anticipa cruzar por encima de su media móvil simple de 200 días (SMA de 20 días; onda azafrán) para confirmar una Cruce Dorado. Los trader consideran los cruces doradas como indicadores alcistas.

Fundamentos del dólar

Un entorno del dólar más débil después de marzo de 2020 sirvió como viento de cola para los activos de riesgo y el crecimiento global, impulsado por las políticas de flexibilización cuantitativa de la Reserva Federal de Estados Unidos para amortiguar las secuelas económicas de la pandemia del coronavirus. DXY cerró 2020 con una pérdida del 6,83%.

Pero al entrar en 2021, el dólar mostró signos de cambios de tendencia a medida que la economía de Estados Unidos se recuperó con fuerza en medio de un rápido programa de vacunación contra el coronavirus. A medida que los mercados se reabrieron, la demanda de inversiones en dólares y basadas en dólares aumentó entre los inversores globales.

Brent Johnson, director ejecutivo de Santiago Capital, llamó al dólar «Giffen Good«, un tipo de activo cuya demanda aumenta con sus precios. Señaló que a pesar del aumento de la inflación causada por la impresión de dinero de la Fed, los inversores globales habían aumentado sus deudas en dólares, y agregó:

«Esta emisión continua de deuda denominada en USD aumenta la demanda futura de USD (la deuda debe pagarse en USD) y, como se señaló anteriormente, esta demanda no disminuye a medida que aumenta el precio».

Kevin Kelly, el analista financiero jefe de Delphi Digital, dijo que el posicionamiento neto de futuros especulativos en DXY no es tan bajista como a principios de 2021. Agregó que la configuración es muy similar al posicionamiento de DXY a principios de 2018 que siguió aproximadamente el repunte de precios del 10% en los próximos 18 meses.

Configuración de inflación

Una subida reciente en el mercado DXY se produjo junto con tres picos mensuales consecutivos en la inflación. Según el último Departamento de Trabajo publicado este martes, el índice de precios al consumidor de EE. UU. aumentó a 5.4% año tras año, la tasa más alta de 12 meses desde agosto de 2008.

James Freeman, editor asistente del Wall Street Journal, culpó a las políticas de impresión de dinero de la Fed por la presión inflacionaria en curso, y señaló que los dólares en cada billetera han estado perdiendo activamente su valor como resultado. No obstante, la Fed ha asegurado que la inflación fue un problema temporal, proporcionando un respaldo alcista al repunte de DXY.

En su testimonio ante el Congreso el miércoles, el presidente de la Fed, Jerome Powell, admitió que las condiciones económicas en la actualidad no les permiten reducir gradualmente sus programas de flexibilización cuantitativa, incluido un programa de compra de bonos de USD 120,000 millones al mes. Sin embargo, Powell agregó que la Fed alertaría a los mercados con anticipación si alguna vez decidieran reducir sus compras.

Combinadas con tasas más bajas, las políticas expansivas de la Fed han estimulado los préstamos más baratos, creando así una mayor demanda de activos, incluidos hogares, acciones tecnológicas, oro e incluso Bitcoin. Pero, al mismo tiempo, los temores de que una inflación en constante aumento lleve al banco central a recortar las tasas también han presionado a los activos aparentemente sobrevaluados para que pierdan una parte de sus ganancias anuales.

Por ejemplo, Bitcoin, que a menudo se propaga como cobertura contra una inflación más alta, cayó más del 50% desde su récord de alrededor de USD 65,000. Su caída apareció en gran medida a raíz de las medidas enérgicas regulatorias en todo el mundo, un éxodo minero chino, entre otros factores. Pero la decisión del Comité Federal de Mercado Abierto a mediados de junio de recortar las tasas de interés en 2023 también puede haber aumentado su impulso a la baja.

Bitcoin cayó de USD 65,000 a USD 28,600 en un momento dado. Fuente: TradingView

«Si el dólar estadounidense invierte la tendencia, amenaza con echar agua fría a algunas de las operaciones más populares de este año», señaló Kelly.

«Los commodities, el oro, las acciones de los mercados emergentes, bitcoin son todos vulnerables al fortalecimiento del dólar, aunque la velocidad de su movimiento también sigue siendo un factor crítico».

Sin embargo, algunos analistas ven un dólar en alza como una amenaza para Bitcoin, ya que creen que los inversores seguirían asignando una parte de su portafolio al activo global emergente.

La fundadora y directora ejecutiva de ARK Invest, Cathie Wood, por ejemplo, le dijo a CNBC que Bitcoin podría terminar con una base más sólida después de superar las preocupaciones relacionadas con la reciente prohibición de la criptominería en China y sus alarmantes huellas de carbono, un problema planteado por el director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, en mayo.

Una encuesta de Intertrust a directores financieros de fondos de cobertura en todo el mundo también encontró que aumentarían significativamente su exposición a las criptomonedas para 2026. El 17% de los encuestados esperaba asignar más del 10% en Bitcoin y activos digitales similares.

Los puntos de vista y opiniones expresados aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph.com. Cada inversión y movimiento comercial implica un riesgo, debe realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Sigue leyendo:



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00