Lima, Perú
+5113014109

Theranos: ¿cómo evoluciona el juicio?

Theranos: ¿cómo evoluciona el juicio?


Ya han pasado unos cuantos años desde que el escándalo de Theranos saltara a la luz Sin embargo, es ahora cuando finalmente el caso ha terminado por llegar a los juzgados. Y es que, desde principios de septiembre, Elizabeth Holmes se está teniendo que enfrentar a un proceso judicial por una mentira que se fue hinchando e hinchando, hasta convertirse es uno de los escándalos más sonados de Silicon Valley, y también en una señal de que los famosos unicornios del valle, quizá no son tan mágicos y fantásticos como todo el mundo pensaba.

Si no recuerdas el caso de Theranos, hagamos un resumen rápido: Con solo 19 años, Holmes deja la universidad, donde había iniciado estudios primero de medicina y luego de química. ¿La razón? Su fobia a las agujas fue el catalizador que la llevó a idear un revolucionario sistema que, con solo unas pocas gotas de sangre, podría realizar un gran volumen de pruebas, ofreciendo un gran nivel de precisión en los resultados.

Como ya te contamos cuando te hablamos de la serie de HBO sobre Holmes, ahí comenzó la carrera estelar de Theranos y su fundadora, con rondas de financiación que empezaron con los 500.000 dólares de capital semilla, hasta los 348 millones de dólares que logró en 2015. En un total de 10 rondas, y según recoge Crunchbase, Theranos logró inversiones por un total de 1.400 millones de dólares, al tiempo que la compañía empezaba a comercializar sus servicios.

Sin embargo, aunque todo parecía ir bien para Theranos, casi desde el primer momento empezaron a escucharse voces que cuestionaban la fiabilidad de la tecnología de la compañía. Aún así, y pese a que la FDA no había aprobado la tecnología de Theranos, durante un tiempo la compañía empezó a sumar clientes, al tiempo que abría nuevos laboratorios en lo que parecía una carrera imparable… hasta que llegó 2016, el año en el que las irregularidades finalmente empezaron a aflorar.

Theranos: ¿cómo evoluciona el juicio?

Imagen: Steve Jurvetson

En ese momento empezó a verse que Theranos no era más que un castillo de naipes, en el que al retirar unas pocas cartas, colapsa toda la estructura. Menos de un año después, movimientos como el del millonario Rupert Murdoch, terminaron de hundir a la startup que había convertido a su creadora en una celebridad, y en iniciar un largo y complejo periplo, que a no mucho tardar estará visto para sentencia, y en el que Holmes se enfrenta a una petición de la fiscalía que pide 20 años de prisión, una multa de 250.000 dólares y el pago de compensaciones a las víctimas de la mala praxis por parte de la compañía.

Hoy ha sido un día clave en el proceso judicial ya que, tras once semanas desde que se inició el mismo, los fiscales que participan en el mismo han terminado de presentar a todos los testigos, cerca de 30, que han dado testimonios que ponen a Theranos en la picota. Hoy mismo se ha iniciado también la comparecencia de los testigos de la defensa de Holmes.

En la fase de la fiscalía han pasado por el estrado inversores, médicos y pacientes, algunos con testimonios tan alarmantes como el de la mujer embarazada a la que un resultado erróneo de Theranos le indicó erróneamente que había sufrido un aborto espontáneo, o cuatro exdirectores de laboratorio de Theranos que han testificado sobre la anulación de hasta 60.000 pruebas durante un período de tan solo dos años.

La situación parece particularmente complicada para Holmes, que se enfrenta al muro de datos que ha presentado la fiscalía. Parece que la que un día fue una rutilante estrella del mundo de las startups, y que lleva ya unos años en horas bajas, pronto podría tener que enfrentarse a un momento todavía peor. Sin duda, muchísimo peor que esos pinchazos a los que tanto temía, y que la llevaron a crear Theranos.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00