Lima, Perú
+5113014109

Tesla: el riesgo de los juegos al volante

Tesla: el riesgo de los juegos al volante


Aunque los vehículos de Tesla se han convertido en los abanderados de los motores eléctricos, en realidad lo más destacable de sus automóviles es la enorme cantidad de tecnología que integran. Ya desde las primeras imágenes de los prototipos que pudimos ver en los orígenes de la compañía, la presencia de pantallas y la integración de sensores se mostró uno de los puntos destacables de la propuesta de Elon Musk para el mundo del motor.

Un punto clave de esa tecnología es, claro, su conjunto de asistentes para la conducción, el mal llamado piloto automático de Tesla, que si bien de momento no ofrece un sistema de conducción autónoma y desatendida, que es lo que promete ese nombre. Aún así, sería cínico no reconocer los enormes avances de la compañía en lo referido a la integración de soluciones electrónicas inteligentes, así como a pantallas y conectores, si bien en este último  punto últimamente han experimentado alguna que otra carencia.

En el despliegue tecnológico de Tesla hay cabida para prácticamente todo, y uno de los últimos ejemplos de ello lo tuvimos el pasado verano, cuando tras una actualización de software se incluyeron algunos juegos que pueden ser disfrutados en la consola central del vehículo, la que se ubica en la zona central del salpicadero, entre el conductor y el copiloto, de manera que ambos puedan acceder cómodamente a la misma. En los juegos encontramos desde un solitario hasta un juego de estrategia.

El problema, según podemos leer en Engadget, es que resulta posible jugar a los mismos mientras el Tesla se encuentra en movimiento. Es cierto que se muestra un mensaje de aviso, en el que los jugadores deben identificarse como pasajeros, es decir, confirmar que no son el conductor, la efectividad de este sistema de control es más o menos la misma que ofrecen las preguntas sobre la edad en el acceso a páginas web dirigidas exclusivamente a adultos. Una pulsación en «Sí» y se levanta la barrera.

Tesla: el riesgo de los juegos al volante

Es cierto, indudablemente, que en caso de que un conductor decida desatender la conducción para intentar resolver un solitario, la responsabilidad será plenamente suya. Sin embargo, el problema es que dicha negligencia puede provocar un accidente en el que no solo podría ser víctima el conductor del Tesla que se ha distraído o ha confiado en exceso en los asistentes de conducción, otras personas que no han hecho más que compartir espacio y tiempo con esa persona, ya sea en el mismo vehículo, en otros o como peatones.

Por otra parte, incluso si es el copiloto quien está jugando, el riesgo de distracción del conductor también se incrementa con una partida del juego que sea en la consola central del coche. Campañas y normativas persiguen precisamente eso, los elementos que pueden causar distracciones, y en este caso Tesla no solo no los estaría combatiendo. Al contrario, estaría creando uno que puede ser particularmente llamativo y, por lo tanto, efectivo.

¿Y qué es lo que tendría sentido? Pues que el software de Tesla solo permitiera emplear los juegos cuando el vehículo está inmovilizado. Y sí, sé que puede sonar un poco extremo, pero es que tampoco creo que sea necesario jugar durante un viaje, y menos en una pantalla que se encuentra bastante cerca del conductor y que, por lo tanto, puede llegar a distraerlo.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00