Lima, Perú
+5113014109

Starliner: vuelo programado para mayo de 2022

Starliner: vuelo programado para mayo de 2022


No lo está teniendo fácil la Boeing Starliner para despegar (literal y metafóricamente). El proyecto del gigante aeronáutico se está teniendo que enfrentar a problemas que están retrasando su primer vuelo, no tripulado, de ida y vuelta a la Estación Espacial Internacional. Esta prueba es un hito clave en su desarrollo, pues será la que, al efectuarse, confirmará que la nave ya está lista para llevar a cabo sus primeras misiones tripuladas de traslado de personal hacia y desde la estación.

La última prueba cancelada de la Starliner, como ya te contamos, tuvo lugar en agosto, y aunque los planes de Boeing y de la NASA pasaban por poder llevar a cabo dicha prueba este mismo año, el paso de los meses nos ha ido dejando claro que finalmente no sería así. Y la confirmación definitiva la recibimos hace solo una semana, cuando la agencia espacial estadounidense confirmó un nuevo contrato con SpaceX para tres vuelos que tendrán lugar en 2022. De esta manera, terminó de quedar claro que, al menos a corto plazo, la agencia no cuenta con poder emplear la Starliner.

Lo que hemos estado esperando todo este tiempo ha sido, claro, saber cuando se llevaría a cabo la prueba pendiente con la nave de Boeing. Y por fin tenemos buenas noticias, ya que según un comunicado de la NASA, Boeing finalmente habría podido solucionar los problema de la Statliner, y su vuelo de prueba tendría lugar en mayo de 2022. Y para lograrlo la compañía ha tomado una decisión salomónica, sustituir todo el módulo de servicio de la nave.

Horas antes del vuelo de prueba cancelado en agosto, varias válvulas del módulo de servicio, responsable de proporcionar energía y propulsión a la nave, empezaron a fallar. En un primer momento se pensó que era un fallo puntual, por lo que la prueba se aplazó un día, pero un examen más detallado demostró que la Starliner tenía problemas serios con dichas válvulas y el sistema de almacenamiento y gestión de combustible, principalmente con la gestión del oxidante, lo que obligó a suspender la prueba y realizar un análisis en profundidad del módulo de servicio.

Starliner: vuelo programado para mayo de 2022

En la planificación original del programa de pruebas, el módulo de servicio que se iba a emplear en la prueba no tripulada era distinto al que se equiparía en la nave para los vuelos tripulados. Así, la decisión tomada por Boeing y la NASA ha sido prescindir de este módulo de servicio que ha dado problemas y, en su lugar, emplear los que estaban previstos para futuras pruebas de la Starliner.

«La NASA ha estado trabajando codo con codo con Boeing en la investigación de la válvula del módulo de servicio, aportando la experiencia en materiales y propulsores de la agencia para caracterizar mejor las posibles causas del problema«, dijo Steve Stich, gerente del Programa de Tripulación Comercial de la NASA. “Gracias al trabajo combinado, tenemos una mejor comprensión de las causas que dieron lugar a los problemas de las válvulas y las formas de evitar que suceda en el futuro. Boeing sigue siendo diligente se apoya en los datos para su toma de decisiones, que es clave para garantizar que el sistema Starliner esté listo cuando realicemos nuestras misiones de prueba en 2022 «.

Esta decisión, junto con el apoyo mostrado a la Starliner por la NASA durante todo este tiempo, son razones para que Boeing pueda respirar con alivio. Y es que es mucho lo que se juega la compañía, desde luego, pero no es menos cierto que la posibilidad de poder contar con dos contratistas, SpaceX y Boeing, para este tipo de misiones, es a su vez una fuente de gran tranquilidad para la agencia espacial estadounidense, que de este modo dejaría de depender en exclusiva de la empresa de Elon Musk.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00