Lima, Perú
+5113014109

Smartphones plegables: ¿futuro o burbuja?

Smartphones plegables: ¿futuro o burbuja?


Hace justo un mes me preguntaba si 2022 será el año de los smartphones plegables, y es que este año veremos novedades de Honor, Oppo, Vivo, Xiaomi, Samsung y probablemente más. Sin embargo, si se confirma el rumor que te contamos ayer mismo, es posible que Apple aún se esté pensando si lanzarse o no a esa piscina con su esperado iPhone plegable. Y es que, según dicho rumor, en Cupertino tendrían dudas sobre si los smartphones plegables son una moda pasajera o, por el contrario, han llegado para quedarse.

No hay que ir muy lejos para encontrar más opiniones en ese sentido. En los mismos comentarios de la noticia sobre el iPhone plegable que publicamos ayer, podemos encontrar la opinión de un lector que también se muestra bastante escéptico con respecto a los plegables. Y si nos damos una vuelta por Internet, encontraremos bastantes opiniones similares, que apuntan a que los smartphones plegables son caros, frágiles y poco útiles. ¿Qué hay de cada uno de esos puntos?

Con respecto al primero, el precio, no creo que nadie se atreva a discutir ese punto. A día de hoy los smartphones plegables son demasiado caros para la mayoría. Y sí, es comprensible, ya que hablamos de una tecnología bastante novedosa, pero claro, un nivel de entrada tan, tan alto, puede jugar muy en contra de su popularización, lo que a su vez compromete su presencia en el mercado a medio plazo, precisamente el supuesto temor de Apple.

Smartphones plegables: ¿futuro o burbuja?

Ahora bien, como ya te contamos hace unas semanas, durante 2022 podríamos presenciar el descenso de dichos precios, de manera que los precios de algunos modelos puedan equipararse al que tienen los flagship de dichas marcas. No hablamos de un gran descuento, y al menos en primera instancia solo afectaría a determinados modelos, pero no debemos olvidar que todas las propuestas de smartphones plegables son terminales de gama alta, por lo que en este primer momento, los precios se equipararían.

Con respecto a su fragilidad, es cierto que los fabricantes afirman que han sometido sus smartphones plegables a multitud de pruebas, buena parte de ellas dedicadas a verificar el rendimiento de la bisagra y la fiabilidad de la pantalla, y estoy convencido de que realmente es así, y que las pruebas de laboratorio apuntan a unos resultados excelentes. Sin embargo, es cierto que todavía no tenemos feedback por parte de usuarios que lleven ya tiempo utilizándolos. Así pues, todavía tendremos que esperar un tiempo para confirmar que realmente son tan resistentes y fiables como afirman sus fabricantes.

Y llegamos al tercer punto: los smartphones plegables son poco útiles, y es el punto con el que más en desacuerdo estoy. Si repasamos la historia de la telefonía móvil desde sus orígenes hasta el momento actual, vemos que se ha producido un movimiento de lo más llamativo. En un primer momento eran, sencillamente, enormes. Con los años su tamaño fue normalizándose, e incluso hubo algunos años en los que el afán por hacerlos cada vez más pequeños pudo ir un poco lejos.

Sin embargo entonces llegaron los smartphones, y debido a que su utilidad dependía del tamaño de la pantalla, ese proceso se revirtió, los móviles empezaron a ser más grandes de nuevo. No más gruesos, eso sí, pero su ancho y su alto empezó a recuperar las proporciones de antaño, cuando nos parecían enormes. Como ejemplo, hace ya unos años hice una foto con el primer móvil que tuve, un Motorola 6300 y, alrededor de 20 años después, el que acababa de comprar, un iPhone 6S Plus, juzga tú mismo:

Smartphones plegables: ¿futuro o burbuja?

Personalmente me gustan los teléfonos grandes, porque me gustan las pantallas grandes, pero se de uno y mil casos en los que estos tamaños actuales no terminan de resultar cómodos, y es en ese contexto en el que los smartphones plegables pueden encajar a la perfección. Que el tamaño de la pantalla ya no sea el que determine el tamaño del dispositivo supone romper una barrera que hace algunos años nos habría parecido impensable, y que sin embargo ahora ya está (relativamente) a nuestro alcance.

Y esto es solo el principio. Si finalmente los smartphones plegables se popularizan, podríamos ver cumplirse otra de las predicciones que hizo Nicholas Negroponte en Being Digital, allá por los 90. Las pantallas, en diversos formatos, han venido para quedarse, al menos a corto y medio plazo, y la opción de que éstas puedan ser del tamaño de la de una tablet, pero que a la hora de llevarlas encima solo ocupen el tamaño de un smartphone, me parece un gran avance.

Así, personalmente yo soy optimista, pero también entiendo las opiniones en contra y, es más, me resulta muy interesante escucharlas, y no me resisto en absoluto a cambiar de opinión, ¿Qué opinas tú? ¿Ves futuro a los smartphones plegables o, por el contrario, piensas que son una moda pasajera que no perdurará? ¿Cuáles crees que son sus puntos fuertes, y sus debilidades?



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00