Lima, Perú
+5113014109

¿Servirán de algo los nuevos trucos de Instagram para proteger a los menores?

¿Servirán de algo los nuevos trucos de Instagram para proteger a los menores?


Meta, empresa conocida como Facebook hasta hace unas semanas, quiere lavarse la cara después de meses sumida en el escándalo por culpa de la filtración de miles de documentos internos. En ellos queda en entredicho el trabajo del conglomerado de redes sociales para proteger a sus usuarios. También a los adolescentes. Instagram, servicio perteneciente al imperio de Zuckerberg, ha anunciado durante lo que llevamos de semana la próxima llegada de
herramientas que están destinadas, en concreto, a proteger a los más jóvenes
. Entre ellas figuran una nueva funcionalidad que invitará al internauta a tomar un descanso cuando lleve mucho tiempo conectado, y un control parental que permitirá a los padres limitar las horas de navegación del menor.

 consultados por este periódico tienen dudas de que estas funcionalidades, que previsiblemente llegarán de forma global a principios del año que viene, sean suficientes para reparar completamente las averías de la plataforma. Esa que, de acuerdo con la información filtrada, hace que
una de cada tres adolescentes que se sienten mal con su cuerpo se encuentre todavía peor
. O que, incluso, ha llegado a provocar pensamientos suicidas en algunos jóvenes.

Ofelia Tejerina, presidenta de la
Asociación de Internautas
y abogada experta en asuntos digitales, apunta que es positivo que «finalmente la red social comprenda que tiene que tomar medidas» y que estas «estén enfocadas, además, al control parental». Con todo, solicita más esfuerzos enfocados, en concreto, a la pedagogía. Tanto de los tutores como de los menores: «Si realmente quieren proteger a los jóvenes, también podrían enseñarles alertas para qué sean conscientes de lo que están publicando allí y de que, además, lo puede tener cualquiera».

«Lo que tendrían que hacer realmente estas empresas de redes sociales es destinar recursos para que en las escuelas y en las universidades haya educación en competencias digitales», remarca la presidenta de Internautas. A este respecto, Instagram ha compartido que está trabajando en la creación de recursos y tutoriales que ayuden a los padres y a los menores a conocer mejor la plataforma. Por el momento, no se ha compartido información concreta sobre su funcionamiento.

Por su parte, Fernando Checa, profesor de
UNIR
y experto en redes sociales, explica a este diario que espera «poco» de las novedades anunciadas. «Lo de pedir un tiempo de descanso al final es algo que el usuario tiene que configurar. Tengo dudas sobre el número de personas que realmente utilizarán la herramienta cuando llegue. Tampoco te van a prohibir desconfigurarla si no quieres utilizarla. Solo es un filtro. Un paso. No creo que alguien que tenga un problema de adicción a Instagram lo vaya a solucionar con esto», apunta.

Sin acabar con lo ‘perfecto’

Uno de los principales problemas de la plataforma, y que quedó en claro con la publicación de los documentos internos de Meta, reside en la misma razón de ser de Instagram. Una red social que, gracias en parte a los filtros y a la proliferación de ‘influencers’ de todo tipo, está
llena de contenido que muestra una realidad idílica
, que no se corresponde con la que puede experimentar, no solo un usuario corriente, tampoco el propio creador de contenido. Así lo reconocía recientemente la popular Paula Gonu -con más de 2 millones de seguidores en la plataforma- en una publicación.

«Estoy intentando mejorar muchas cosas de mí. Una de ellas es la de no compararme con nadie. No comparar mi vida con la de esa persona que, según sus stories, tiene una vida perfecta», explicaba Gonu. «Las redes sociales no ayudan a este proceso y me siento culpable y responsable por formar parte de ese ‘obstáculo’. Que la única persona con la que nos comparemos seamos nosotros mismos», zanjaba la ‘influencer’.

Checa apunta que es importante que los menores, como el resto de usuarios, sean conscientes de que «el mundo que se ve en una red social no es la realidad»: «Un crío de 12 o 13 años que está viendo constantemente un mundo irreal acaba interpretando de forma incorrecto el resto. La vida es mucho más que ese entorno feliz. El diálogo y la comunicación es clave para que un menor sea consciente».

El experto reconoce que «los cánones de belleza establecidos en Instagram pueden provocar frustración», sin embargo no se muestra partidario de prohibir determinado contenido o los filtros embellecedores, ya que «sería una forma de censura contra la que seguramente nos revelaríamos». A este respecto, recuerda que, al final, «los filtros son la clave de Instagram», incluso antes de que la plataforma pasase a formar parte del imperio de Zuckerberg.

La presidenta de Internautas, por contra, apunta que «a lo mejor deberían eliminar algunos filtros» para acabar con el problema. Con todo, reconoce que, al final, buena parte del negocio de la red social pasa por la publicidad y por la actividad de los propios ‘influencers’, capaces de arrastrar, en algunos casos, a miles de usuarios de una herramienta a otra. Teniendo esto en cuenta, remarca la importancia de que Instagram dedique más esfuerzos a concienciar a los usuarios sobre los potenciales riesgos de la plataforma: «Invertir en competencias digitales que se enseñen en centros de estudios».





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00