Lima, Perú
+5113014109

Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D: análisis, precio y características

Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D: análisis, precio y características


Ilustración para el artículo titulado El Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D es un reemplazo potente y asequible para tu viejo SSD SATA

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Ayer hacíamos un repaso al PNY CS3140, un SSD en formato M.2 pensado para tareas de alto rendimiento. El Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D es un SSD mucho menos potente, y por eso es probable que sea exactamente el que estás buscando.

La review del CS3140 ponía de manifiesto un problema muy común para muchos usuarios. Ese problema son las especificaciones de la placa base. La mayor parte de personas no se gastan 300 o 400 euros en ese componente (aunque probablemente es el más importante a largo plazo). Incluso aunque inviertas 200 en una placa base moderadamente buena (que es lo que costó la mía) habrá conexiones de la misma que no operen a la máxima velocidad del mercado.

Ilustración para el artículo titulado El Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D es un reemplazo potente y asequible para tu viejo SSD SATA

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

En mi caso (Una placa MSI MPG Z490) los puertos M.2 operan bajo el estándar PCIe 3.0 x4 sobre NVMe 1.3, cuya velocidad de lectura ronda los 3400MB por segundo. Conectar una unidad como la CS3140 (que alcanza los 7500MB/s) supone desperdiciar la mitad del rendimiento del SSD, y los discos M.2 a estas velocidades no son precisamente baratos.

El otro disco SSD que he probado mientras testeaba el PNY CS3140 es el Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D. No viene con un estiloso disipador de aluminio que le haga parecer el componente de una nave espacial, pero tiene dos ventajas cruciales. La primera es que su velocidad (3400MB/s en lectura y 2800MB/s en escritura. La versión de 500GB solo alcanza los 2500MB/s en escritura) se corresponde con la de los puertos M.2 de la mayoría de placas base ahí fuera. La segunda es que la versión de 1TB (que es la que he probado) cuesta 151 euros en Amazon ahora mismo. El CS3140 cuesta 228 euros sin disipador, o 288 con él. La diferencia es evidente, pero lo importante es que probablemente estamos comprando el componente que encaja como un guante con nuestra placa, no un componente sobredimensionado al que no podremos sacar partido a menos que compremos una placa nueva de las caras.

El Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D, como los demás discos en formato M.2, tiene la ventaja de que se conecta directamente a los puertos M.2 de la placa base. Apenas ocupa un espacio mínimo, y no necesita cables adicionales, lo que redunda en un interior más ordenado y probablemente mejor ventilado.

Ilustración para el artículo titulado El Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D es un reemplazo potente y asequible para tu viejo SSD SATA

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Una segunda ventaja de los discos M.2 compatibles con el protocolo NVMe es que generalmente operan sobre PCIe en lugar de hacerlo sobre SATA (el puerto M.2 NVMe es compatible con ambos protocolos) lo que redunda en mejores velocidades de transferencia (hasta 6 veces más rápido que un SSD SATA convencional). En el caso del Sandisk, las pruebas confirman las velocidades indicadas por el fabricante.

A la izquierda, la prueba en modo Peak Performance, a la derecha, la de uso real.

A la izquierda, la prueba en modo Peak Performance, a la derecha, la de uso real.
Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

La instalación es tan simple como conectar una memoria solo que en lugar de sujetarla con una pequeña palanca hay que atornillarla. El tornillo sí que viene esta vez en el paquete, no como me ocurrió con el modelo de PNY, que venía sin tornillo y tuve que improvisar chapuceramente.

Ilustración para el artículo titulado El Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D es un reemplazo potente y asequible para tu viejo SSD SATA

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Los M.2 son discos muy buenos para hacer instalaciones de sistema operativo y para trabajar con aplicaciones de alto consumo como editores de vídeo. En cierto modo, los SSD M.2 son a los SSD SATA de 2,5 pulgadas lo que estos fueron a los discos duros convencionales hace años. El Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D no es el mejor SSD M.2 que hay, pero es uno de los más equilibrados en relación calidad precio. En esta prueba no he tenido la oportunidad de compararlo con los SSD M.2 de Samsung (que son la referencia a batir ahora mismo) pero los test más exhaustivos realizados por los técnicos de TomsHardware indican que su rendimiento está solo un poco por debajo del Samsung 970 EVO de 1TB, que es 30 euros más caro ahora mismo.

Ilustración para el artículo titulado El Sandisk Extreme Pro M2 NVMe 3D es un reemplazo potente y asequible para tu viejo SSD SATA

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

En cuanto a su durabilidad, Sandisk asegura que soporta hasta 1200 TBW (Terabytes escritos). Esto equivale a llenarlo completamente 1.200 veces. De todos modos, y para cubrir a los usuarios que puedan hacer un uso extremadamente intensivo de la unidad, Sandisk ofrece cinco años de garantía.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00