Lima, Perú
+5113014109

Resuelven el misterio del Tesla que se incendió en un lago

Resuelven el misterio del Tesla que se incendió en un lago


Imagen del Tesla X

Imagen del Tesla X
Imagen: D. Merrill

En el año 2019 ocurrió algo difícil de explicar. Una fotografía mostraba el esqueleto quemado de un Tesla Model X sobre un lago congelado. ¿Cómo era posible que no se hubiera derretido en el hielo? Y quizás más importante, ¿cómo se llegó a esta situación?

El incendio tuvo lugar en la superficie de Shelburne Bay, en el lago Champlain. Según contaba entonces Popular Mechanics:

El Departamento de Policía de Shelburne le dijo a Popular Mechanics que el propietario del vehículo llevó su Tesla al hielo para ir a pescar, y que en algún momento durante la expedición, el auto chocó contra una roca. El coche comenzó a hacer ruidos inusuales, y poco después se incendió. Nadie resultó herido.

El medio también señalaba que era muy posible que la batería de iones de litio del vehículo se hubiera dañado de alguna manera, lo que podría haber sido la fuente del incendio. Por su parte, Tesla no hizo ninguna declaración al respecto.

En cuanto a por qué no se hundió, se trata de termodinámica básica. El foco del calor proveniente de un fuego no está debajo de él, ni a un lado, sino directamente sobre el fuego. Por tanto, si bien es probable que parte del hielo alrededor del auto en llamas se haya derretido, la radiación de calor debajo del fuego no fue suficiente para derretirse a través de la gruesa capa de hielo.

Aunque en un primer momento parecía que el caso estaba resuelto tras las declaraciones del Departamento de Policía y la declaración del propietario, no ha sido hasta esta semana que realmente se ha aclarado lo sucedido gracias a los cargos que la Oficina del Fiscal para el Distrito de Vermont presentó contra Michael A. González, un hombre de 32 años de Colchester, Vermont.

Al parecer, el Servicio Secreto de Estados Unidos y el Departamento de Vehículos Motorizados de Vermont revelaron que González explotó el sistema de compra de Tesla para comprar vehículos y tomar posesión sin permitir que se procesara el pago final. Luego vendía los vehículos a concesionarios usados ​​o particulares online. Tal y como dice la acusación:

Según la acusación presentada en el caso, entre septiembre de 2018 y enero de 2021, González obtuvo cinco vehículos Tesla por un valor total de aproximadamente $ 607,000 de concesionarios en Nueva Jersey, Nueva York, Massachusetts y Florida. Para cada vehículo, González hizo un pago inicial de aproximadamente $ 2,500 y luego organizó transferencias electrónicas de fondos para cubrir el saldo del precio del vehículo de cuentas con fondos insuficientes o de cuentas ficticias. González recibió los vehículos de Tesla antes de que Tesla descubriera que no había completado los pagos finales. González vendió o intentó revender cuatro de los cinco vehículos.

El quinto vehículo era el Model X incendiado, el mismo que no pudo revender porque Tesla no le proporcionó la prueba de propiedad al no llegar el pago final. Ante esta situación, González decidió conducirlo hacia el lago congelado, que según él era para ir a pescar en el hielo.

La acusación no dice que González quemó el automóvil, pero sí presentó una reclamación al seguro, que fue rechazada después de que no se presentó bajo juramento a un examen. El hombre fue detenido el pasado viernes en espera de una audiencia. Se enfrenta a cinco cargos de posesión y venta de vehículos motorizados robados. Podría recibir hasta 10 años de prisión por cada cargo. [Electrek, Popular Mechanics]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00