Lima, Perú
+5113014109

Repartidores de Amazon recibieron amenazas de despido por negarse a entregar paquetes entre tornados

Repartidores de Amazon recibieron amenazas de despido por negarse a entregar paquetes entre tornados


Imagen para el artículo titulado Repartidores de Amazon recibieron amenazas de despido por negarse a entregar paquetes entre tornados

Foto: Jeff Roberson (AP)

Los repartidores de Amazon en el Medio Oeste de Estados Unidos se enfrentaron a un dilema horrible la semana pasada: seguir conduciendo y entregar los paquetes en medio de una alerta de tornado o arriesgarse a un despido.

Los mensajes de texto publicados por Bloomberg muestran como un conductor se comunicaba con su despachador para informarle de una alerta de tornado. En respuesta, el despachador le dijo “sigue conduciendo”.

Aproximadamente 40 minutos después, el conductor envió un mensaje de texto diciendo que estaba oyendo sirenas de tornado a su alrededor. “Sigue entregando por ahora”, respondió el despachador. “Tenemos que esperar noticias de Amazon. Si necesitamos traer a la gente de vuelta, la decisión en última instancia dependerá de ellos”.

Por temor a que el tornado convirtiera su furgoneta en un “ataúd”, el conductor pidió regresar a las instalaciones a refugiarse, solo para que le dijeran que hacerlo podía conducir a su despido. “Si decides regresar con tus paquetes, se considerará que rechazas tu ruta, lo que finalmente terminará en no tener trabajo mañana por la mañana”, respondió el despachador. “Las sirenas son solo una advertencia”.

Según el reportaje, el conductor estaba a unos 48 kilómetros del almacén de Amazon de Edwardsville, Illinois, que quedó asolado por uno de los tornados que arrasaron seis estados. Al menos seis trabajadores murieron cuando la tormenta arrancó el techo de la instalación y destruyó dos muros de hormigón de 12 metros de altura. Otros 45 trabajadores que se refugiaron fueron rescatados. Desde entonces, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional ha abierto una investigación sobre el colapso del almacén.

Tanto los trabajadores del almacén como los conductores arriesgaron sus vidas en medio de la temporada más activa del año en Amazon. Las ventas en línea aumentan casi todos los días antes de Navidad, y los pedidos, en general, han experimentado un impulso debido a los cambios en los hábitos de compra provocados por la pandemia. Según los informes, la dependencia de Amazon de una red dispersa de trabajadores contratados para entregar paquetes complicó los esfuerzos de rescate y creó desafíos para que la policía local averiguara cuántas personas había en las instalaciones, según el New York Times.

Cuando se le preguntó por qué sus conductores estaban entregando paquetes durante tormentas extremadamente peligrosas y bien pronosticadas, Amazon echó la mayor parte de la culpa a su despachador.

“Fue una situación en desarrollo en una amplia área geográfica y, desafortunadamente, el socio despachador del servicio de entregas no siguió la práctica de seguridad estándar”, dijo un portavoz de Amazon a Bloomberg. “Este despachador debería haber indicado inmediatamente al conductor que buscara refugio cuando el conductor informó haber escuchado sirenas de tornado. Mientras se realizaba este intercambio de mensajes de texto, el equipo local de Amazon se aseguraba de que cada socio del servicio de entregas hubiera indicado a sus conductores que se refugiaran en sus instalaciones o buscaran refugio y les aconsejó que dejaran de entregar por la noche”.

Pero los estándares de seguridad laxos o incluso inexistentes se ajustan a un patrón: otros trabajadores entrevistados por Bloomberg afirmaron haber recibido una formación mínima en seguridad climática. Un gerente anterior que trabajaba en un centro logístico cerca de la instalación destruida afirmó que la compañía no había realizado ni un solo simulacro de tornado en sus dos años completos de trabajo allí. Amazon cuestionó esas declaraciones, diciendo que los trabajadores deben tomar formaciones que cubran planes de seguridad y emergencia todos los años.

Estos relatos de primera mano de conductores y trabajadores de las instalaciones probablemente se sumen a un creciente coro de preocupaciones en torno a las prácticas de seguridad de Amazon. Esta semana, un grupo de accionistas de Amazon presentó una resolución en la que pedía a la junta que encargara una auditoría independiente de la seguridad en el lugar de trabajo. Esa resolución, que podría votarse en mayo, ve más allá de los eventos climáticos y busca investigar las formas en que las prácticas comerciales maximalistas de eficiencia y los rastreadores de productividad de Amazon pueden estar contribuyendo a las lesiones de los trabajadores. El gigante tecnológico ha enfrentado críticas y desafíos legales por despedir a un trabajador que habló sobre protocolos covid-19 inseguros, hacer que los trabajadores presten servicio durante inundaciones letales y mantener los almacenes abiertos durante días de calor extremo.

Amazon no respondió de inmediato a una solicitud de Gizmodo de comentarios sobre la resolución.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00