Lima, Perú
+5113014109

¿qué ha pasado en El Salvador?

¿qué ha pasado en El Salvador?


Hace exactamente un mes El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en otorgar curso legal a una criptomoneda. La entrada en vigencia de la Ley Bitcoin el pasado 7 de septiembre ha marcado un hito en la historia de las finanzas.

En estos 30 días el pequeño país centroamericano se ha estado moviendo entre dos aguas debido a la dicotomía generada por las diferencias entre los que apoyan y los que se oponen a la Ley.

Así, mientras los partidarios de bitcoin, encabezados por el presidente Nayib Bukele, apuestan a que pronto se produzcan éxitos y El Salvador abra las compuertas a una innovadora economía digital con repercusiones internacionales; los escépticos predicen que este experimento monetario con cerca de 6,5 millones de salvadoreños dejará en evidencia que bitcoin no funciona como medio de pago en la vida cotidiana.

De esta forma, el estreno de la criptomoneda de Satoshi Nakamoto como dinero de curso legal se ha visto envuelto en la dinámica política del país, caracterizada por el creciente enfrentamiento entre Bukele y sus opositores.

La entrada en vigencia de la Ley Bitcoin fue noticia de primera plana en los periódicos salvadoreños del 7 de septiembre y una información destacada en diarios de todo el mundo. El hecho, calificado como histórico, tuvo repercusiones en las redes sociales. La etiqueta #BitcoinDay se convirtió en tendencia ese día.

En este contexto, han venido en aumento los negocios que aceptan la divisa: McDonald’s y Pizza Hut están entre los primeros comercios donde se hicieron pagos con bitcoin. También el servicio estatal de suministro de agua implementó los pagos con la criptomoneda, mientras el Banco Agrícola comenzó a aceptar bitcoin para pagar tarjetas de crédito.

A este proceso de adopción a nivel comercial se suma el inicio de la minería de Bitcoin usando energía geotérmica de los volcanes. Uno de los más recientes anuncios del presidente habla de la instalación de equipos ASIC en el campo geotérmico Berlín, en Usulután, al sureste de El Salvador.

El gobierno de El salvador ya posee más de 700 bitcoins

Con la entrada en vigencia de la ley, el presidente Bukele dedicó las primeras horas de la jornada a publicitar en su cuenta en Twitter la puesta en marcha de la medida. Confirmaba, además, la compra de 400 BTC.

Más tarde adquiriría 150 nuevas unidades, con lo cual el monto total adquirido por el gobierno salvadoreño ascendía a 400 bitcoin para el 7 de septiembre.

En medio de esa adquisición, el valor del bitcoin comenzó un rápido descenso, pasando de USD 52.000 a estar por debajo de los USD 45.000, con lo cual algunos analistas estimaron en cerca de USD 1 millón las pérdidas del gobierno de El Salvador.

No obstante, el presidente no perdió su optimismo. “Gracias por el chapuzón (dip)”, señaló Bukele utilizando la jerga bitcoiner que se refiere a comprar BTC cuando el precio de la criptomoneda retrocede para aprovechar el descuento. Dirigió su agradecimiento al Fondo Monetario Internacional (FMI) acompañando con la frase: “ahorramos un millón en papel impreso. El Salvador ahora tiene 550 bitcoins”.

Para el 20 de septiembre, Bukele informó sobre la compra de otros 150 bitcoins. Con ello, a las dos semanas de aprobada la Ley Bitcoin, las arcas del Estado ya contaban con 700 unidades de la criptomoneda. Con la suba de este 6 de octubre, que ha llevado a bitcoin sobre los USD 50.000, esa cantidad se estima en USD 37 millones.

Los tropiezos con la Chivo Wallet de Bitcoin

Uno de los tropiezos que más han utilizado los opositores a Bukele para cuestionar a Bitcoin, tiene que ver con el monedero estatal para transacciones con bitcoin, denominado Chivo. A pesar de que el gobierno prometió que estaría vigente desde el primer minuto del lunes 7 de septiembre, eso no fue lo que sucedió.

Los desarrolladores de la aplicación tuvieron que deshabilitarla brevemente al poco tiempo de haberla lanzado, para solucionar problemas en los servidores.

Nayib Bukele tuitea constantemente sobre los avances de bitcoin en El Salvador. Fuente Wikipedia

El mismo presidente tuvo que pedir disculpas por el retraso y hasta exigió a las tiendas de Google y Apple agilizar el lanzamiento de la aplicación. Esto despertó el debate sobre si el software programado cumplía o no con los requisitos de seguridad que ambas empresas exigen a los productos que pueden descargarse en sus plataformas.

A lo anterior se sumaron quejas en redes sociales de usuarios que consiguieron descargar la aplicación y acceder al bono de USD 30 que se ofrece por su uso. Muchos afirmaron no haber recibido la cantidad exacta y lo atribuyeron a un supuesto cobro de comisiones, aunque probablemente se haya debido a la fluctuación en el valor de la criptomoneda.

También se supo de problemas de privacidad, al verse expuestos los nombres de los usuarios en los códigos QR de la red Lightning debido a un bug. Estas fallas también fueron resueltas. Aun así, a inicios de octubre la aplicación se encontró varios minutos fuera de servicio.

La mayoría de esos incidentes han sido informados por CriptoNoticias, y aunque el presidente asegura que todo va viento en popa y constantemente tuitea sobre los avances con Chivo, los usuarios han seguido expresando sus quejas.

Las estadísticas que maneja Bukele señalan que hay más de 3 millones de usuarios de Chivo Wallet y que se están procesando unas 65.000 transacciones por segundo, acotando que no se trata de transacciones únicas ya que cada una de ellas toma más de un segundo para procesarse. Para mediados de septiembre más de 500.000 personas se habían registrado en la plataforma Chivo.

Sin embargo, los reclamos han continuado. Esta semana, la Asociación Transparencia, Contraloría Social y Datos Abiertos asegura haber realizado pruebas con el monedero con resultados no muy favorables. Reportan problemas para transferir BTC o dólares desde Chivo Wallet a otros monederos o cuentas bancarias, los cuales han sido confirmados por muchos usuarios que han visto sus transacciones estancadas.

Cajeros abarrotados de gente: ¿solo para cobrar el bono?

El mandatario salvadoreño reportó, durante la primera semana de la entrada en vigencia de la Ley, la instalación de 200 cajeros en todo el país y 51 puntos Chivo para ofrecer información al público.

Simultáneamente, se instalaron 50 cajeros automáticos oficiales de Chivo en Estados Unidos. Están situados en Los Ángeles, San Francisco, Chicago, Atlanta, Dallas, Houston, Doral, El Paso, McAllen y Laredo. En cualquiera de ellos se puede realizar transacciones en bitcoin o USD.

Las instalaciones de esos cajeros estuvieron vacías durante el primer día de la entrada en vigencia de la Ley en El Salvador, pero posteriormente se vieron abarrotadas de gente. Decenas de salvadoreños hicieron filas para usar los cajeros. Tal como se publicó en este medio, hay quienes suponen que ese interés se debe solo al deseo de cobrar el bono de 30 dólares.

Para mediados de septiembre se reportaron largas filas en los cajeros Chivo. Fuente: @stanleyluna en Twitter

Sobre ello se manifestaron recientemente los economistas salvadoreños Luis Membreño, Carlos Acevedo y Tatiana Marroquín, quienes ponen en tela de juicio la prosperidad del sistema. Sostienen que, una vez retirado el bono de regalo, los usuarios no continuarán utilizando el monedero.

Las marchas en contra de Bukele que han salpicado a Bitcoin

A pocos días de entrada en vigencia de bitcoin como moneda legal, el hecho se vio opacado por marchas en contra del mandatario. La molestia y los cuestionamientos a la gestión de Bukele, por parte de sus opositores, hizo que bitcoin se incluyera en la agenda política.

Fue así como una marcha, realizada el 15 de septiembre -en el marco de la celebración del bicentenario de la independencia de España- culminó con la quema de uno de los cajeros Chivo instalados en el centro de San Salvador.

A pocos días de su instalación, uno de los cajeros Chivo de Bitcoin fue rayado, pateado y quemado por los opositores a Bukele. Fuente: Twitter Diario El Salvador.

Los opositores expresaron su rechazo a muchas de las recientes decisiones de Bukele, entre ellas la posibilidad de reelección presidencial, además de las reformas a la Ley de la Carrera Judicial que facilita a la Corte Suprema de Justicia trasladar o despedir a jueces o magistrados. La lista de reclamos incluyó a la Ley Bitcoin.

Al respecto, muchos analistas observan que el rechazo hacia bitcoin está más relacionado con el resentimiento hacia Bukele, que hacia la criptomoneda en sí y la filosofía que representa: las finanzas descentralizadas. A ello se suma que buena parte de la población salvadoreña aún desconoce cómo funciona la criptomoneda y el miedo a lo desconocido contribuye a que algunos sectores de la población se nieguen a utilizarla.

De hecho, las mismas encuestas que muestran una falta de apoyo a BTC como nuevo medio de pago sugieren que una gran parte de los salvadoreños tienen una comprensión limitada de lo qué es y cómo afectará a sus vidas.

«Como toda innovación, el proceso del bitcoin en El Salvador tiene una curva de aprendizaje. Todo camino hacia el futuro es así y no se logrará todo en un día, ni en un mes», dijo Bukele en Twitter. En función de ello, el gobierno ha desplegado un grupo de 4.000 promotores que se ocupan de capacitar a habitantes de El Salvador sobre el uso de bitcoin.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00