Lima, Perú
+5113014109

Problema de comunicación retrasa lanzamiento del telescopio Webb

Problema de comunicación retrasa lanzamiento del telescopio Webb


El telescopio espacial Webb en proceso de ser unido a la parte superior de un cohete Ariane 5.

El telescopio espacial Webb en proceso de ser unido a la parte superior de un cohete Ariane 5.
Foto: ESA/M. Pedoussaut

Otro día, otro problema con el telescopio espacial Webb. El nuevo retraso tiene que ver con un problema de comunicaciones, y solo podemos esperar que no sea algo grave.

La última actualización de la NASA sobre la situación del lanzamiento del Webb fue clara y concisa: “El equipo del telescopio espacial James Webb está trabajando en un problema de comunicación entre el observatorio y el sistema del vehículo de lanzamiento”, publicó la agencia espacial en su blog del telescopio Webb. “Esto retrasará la fecha de lanzamiento a no antes del viernes 24 de diciembre. Proporcionaremos más información sobre la nueva fecha de lanzamiento a más tardar el viernes 17 de diciembre”.

Se trata de una demora de dos días, ya que se había programado el lanzamiento del observatorio espacial tan esperado (y que tiene a muchas personas ansiosas) para el 22 de diciembre. Una demora de dos días no suena grave, pero debido a que no se dieron más detalles, es difícil saber con exactitud. Después de todo, el comunicado dice que el lanzamiento será “no antes del 24 de diciembre”.

En noviembre, un incidente de procesamiento en una instalación de preparación de satélites en Kourou, Guayana Francesa, provocó que una vibración recorriera todo el telescopio de 10.000 millones de dólares, lo que provocó un retraso de cuatro días. El incidente ocurrió cuando los técnicos de Arianespace se preparaban para montar el Webb en el adaptador del vehículo de lanzamiento. Una investigación dirigida por la NASA no encontró problemas persistentes tras el incidente, y declaró que el observatorio estaba “listo para volar”.

Desde entonces se ha avanzado mucho. El telescopio ha sido cargado de combustible, transportado al edificio de ensamblaje final en el puerto espacial de Europa en la Guayana Francesa, y ya ha sido colocado encima del cohete Ariane 5 que lo llevará al espacio. Como señaló el blog de Webb el 14 de diciembre, el telescopio “se izó lentamente casi 40 metros y se alineó perfectamente en la parte superior del Ariane 5, después de lo cual los técnicos atornillaron el adaptador del vehículo de lanzamiento de Webb al cohete”.

El James Webb, sucesor del telescopio espacial Hubble que aún está activo pero con dificultades, utilizará sus capacidades infrarrojas para estudiar planetas distantes, estrellas y algunas de las galaxias mas antiguas del universo.

El incidente con la vibración y ahora el problema de las comunicaciones son solo dos de los muchos problemas que afligieron al proyecto a lo largo de los años. Se suponía que el Webb, una colaboración entre la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Canadiense, se lanzaría hace años, pero los desafíos técnicos, la pandemia del covid-19 y otros problemas han resultado en una sucesión aparentemente interminable de retrasos.

Solo en este año ha experimentado múltiples retrasos, ya que se suponía que el observatorio se lanzaría en marzo, octubre y noviembre, incluyendo el 31 de octubre. Supongo que la nueva fecha objetivo que coincide con Nochebuena es mucho menos siniestra que un lanzamiento en Halloween.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00