Lima, Perú
+5113014109

probamos uno de los 25 prototipos que hay en el mundo

probamos uno de los 25 prototipos que hay en el mundo


Gif: Matías S. Zavia / Gizmodo en español

Solo hay 25 prototipos del Oppo X 2021 dando vueltas por el mundo, y Oppo se ha acercado a Málaga para enseñarnos uno. Eso sí, alguien lo había tirado al suelo, así que tuvimos que conformarnos con un modelo un poco cascado.

El Oppo X 2021 es uno de los conceptos más sorprendentes de móviles con pantalla flexible que hemos visto hasta ahora. No es un teléfono plegable, sino enrollable: un dispositivo con dos motores internos que puede desplegar su pantalla hacia un lado para convertirse en una pequeña tablet.

Construido con un panel OLED flexible y un marco deslizante de estructura similar a un peine, que mantiene la pantalla rígida en toda su extensión, el Oppo X 2021 puede pasar de 6,7 a 7,4 pulgadas, adaptando la resolución de la interfaz y de las aplicaciones automáticamente.

La pantalla se extiende al deslizar el dedo por un sensor lateral, que también sirve de lector de huellas. Cuando usas el dispositivo en “formato teléfono”, parte de la pantalla está enrollada sobre un eje de 6,8 milímetros, supuestamente el diámetro perfecto para minimizar la arruga sobre el panel de plástico. Sin embargo, ese pliegue típico de los teléfonos con pantalla flexible sigue siendo visible bajo la luz directa cuando el panel está extendido.

El mecanismo no es totalmente silencioso, se oyen el suave zumbido de los servomotores y unos extraños chasquidos. Pero no es un ruido preocupante. En el prototipo, los motores no paran hasta desenrollar la pantalla por completo, así que no pude usar el Oppo X 2021 en un tamaño intermedio, que era una de las promesas de Oppo (ajustar el tamaño de la pantalla a los distintos tipos de contenido, como una película, un libro electrónico o un videojuego).

En cambio, la interfaz de ColorOS, el sistema operativo de Oppo basado en Android, sí va cambiando de resolución a medida que la pantalla se extiende, ampliando en tiempo real el fondo de pantalla y la cuadrícula de iconos en la pantalla de inicio. Es lo más mágico del proceso, aunque sea un truco de software (y eso que saltaba a la vista que el software no estaba aún pulido).

Oppo dice que el mecanismo está probado para durar 100.000 ciclos, es decir, para desenrollarse 100.000 veces y enrollarse 100.000 veces. Suponiendo que abras el teléfono 50 veces al día (lo que parece excesivo porque no hay tantas veces en el día en las que necesites usar una tablet), entonces el Oppo X 2021 duraría en promedio cinco años y medio antes de necesitar una reparación.

¿Te convence? No hace falta que contestes. Oppo no espera sacar un modelo comercial al mercado hasta conseguir un mecanismo capaz de extenderse y retraerse 200.000 veces, duplicando la vida útil del prototipo que hemos podido probar. ¿Veremos el Oppo X 2021, o algo parecido, a la venta próximamente? Quién sabe, pero no me cabe duda de que Oppo competirá con los plegables de Samsung, Huawei y Xiaomi más pronto que tarde.

Oppo es uno de los fabricantes de teléfonos que más está invirtiendo en I+D. De hecho, fue la quinta empresa del mundo con más solicitudes de patentes en 2020, por detrás de Huawei, Mitsubishi, Samsung y Qualcomm. Algunos de esos inventos acaban llegando a sus teléfonos, a veces para quedarse, como pasó con el primer zoom de 10x, y a veces por una temporada, como pasó con la cámara de aleta de tiburón que se escondía cuando detectaba una caída.

Quizá el ejemplo perfecto de esa filosofía de innovar ante todo sea la cámara microscópica del Oppo Find X3 Pro. No estoy seguro de que sea un añadido útil en un teléfono, pero es innegable que llama la atención. Es una de esas funciones que quieres enseñarle a todo el mundo, y que los equipos de marketing aprovechan como punto de venta (aunque el verdadero éxito del Find X3 Pro sea su diseño, que integra las cámaras traseras en el propio cuerpo del teléfono con una carcasa que Oppo tarda 40 horas en fabricar).

Oppo es actualmente la primera marca de smartphones en China y la cuarta de España. No es casualidad. La compañía ha desembolsado cantidades ingentes de dinero para patrocinar al mismo tiempo Roland Garros y Wimbledon, e incluso tiene un acuerdo con el Barça para que su marca salga en el Camp Nou.

Ayer mismo se anunció que Oppo ha absorbido OnePlus, y no me extrañaría que la marca “OnePlus” desapareciera con el tiempo para que Oppo siga creciendo en el mercado internacional, ahora que Huawei está tocada por el veto estadounidense. Samsung y Xiaomi deberían estar atentas.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00