Lima, Perú
+5113014109

Primeras impresiones del multijugador de Call of Duty Vanguard: un giro interesante

Primeras impresiones del multijugador de Call of Duty Vanguard: un giro interesante


Cada año llega un nuevo juego de la saga Call of Duty, por lo que constantemente en Activision y sus tres estudios responsables del desarrollo de la franquicia intentan reinventar parte del juego, innovar, no solo en su historia y campaña sino, especialmente, en el modo multijugador, ese que es, en gran parte, el mayor atractivo de la saga para incontables jugadores en todo el mundo.

Este año es el turno de Vanguard, y con este juego Activision y los estudios de Sledgehammer parecen querer hacer un Back to basics, volver a sus raíces, regresar a uno de los períodos históricos y conflictos bélicos más importantes para la saga: la Segunda Guerra Mundial.

Vanguard es el quinto juego de la franquicia en desarrollarse en este episodio trágico de nuestra historia, y el primero desde que llegase Call of Duty: WWII en 2017. Después de tres juegos principales y dos spinoff (Warzone y CoD: Mobile) con una ambientación moderna, Vanguard se siente como volver a casa. ¿Pero será suficiente?

Activision nos invitó a participar en una serie de pruebas anticipadas del modo multijugador de Vanguard, y tras poco más de 2 horas de juego puedo resumir mis impresiones en que este multijugador vuelve al lado más clásico de Call of Duty, pero con algunos cambios y novedades que le dan una variedad y una frescura que es justo lo que me gusta encontrar en cada nuevo CoD. Aunque mi experiencia no ha sido perfecta.

Debo recordar y destacar la importancia de que esto se trata de una prueba anticipada, con servidores privados y acceso limitado. Esto significa que mediante esta prueba, en la que todo funcionó casi a la perfección durante las partidas, no es experiencia suficiente para comprobar el estado de los servidores y matchmaking del juego en su lanzamiento. Para ello tendremos que esperar a que llegue el juego, o incluso antes, cuando esté disponible una beta o período de prueba para los jugadores que hayan comprado o reservado el juego.


Durante estas dos horas probamos distintos mapas, modos de juego y distintas opciones de cantidad de jugadores para las partidas, lo que Sledgehammer llama “Combat Pacing”. Aunque comenzamos con el clásico 6 contra 6, poco a poco fue incrementando la cantidad de jugadores en cada partida, dependiendo del tipo de Combat Pacing que tocaba probar. El modo “táctico” consiste en partidas de 6 versus 6. El modo “asalto” ofrece enfrentamientos de entre 20 y 28 jugadores. Por último, el modo “Blitz” consiste en partidas de entre 28 y 48 jugadores.

Esto nos ofreció una amplia variedad de posibilidades y tácticas al momento de combatir, sin embargo, dependiendo del mapa y del tipo de modo multijugador, el modo Blitz podía sentirse un poco caótico. Probamos solo un puñado de mapas de los 20 que estarán disponibles para el lanzamiento del juego, así que eso podría variar cuando llegue el juego.

De resto, las partidas de tipo Deathmatch (equipo versus equipo), Domination (controlar los puntos A, B y C del mapa para obtener puntos) y Kill Confirmed (en la que es necesario recoger el emblema de los jugadores después de matar a su personaje para sumar puntos) se sintieron tan bien como siempre, e incluso mejor que nunca en algunos casos, en especial en ese último modo, que es sin duda mi favorito en Call of Duty. Vanguard no requiere de objetos para recuperar la salud como en algunas entregas pasadas de la saga, sino que se recupera por sí sola, y el ritmo de juego se sintió tan rápido como estamos acostumbrados. Morir y matar puede ser extremadamente rápido, pero del mismo modo, reaparecer en el mapa y recorrerlo es bastante fluido.

Imagen para el artículo titulado Call of Duty: Vanguard le da un giro interesante al multijugador clásico de Call of Duty

Imagen: Activision.

El juego incluye un modo nuevo, llamado Patrol o Patrulla, en el que hay que mantener el dominio de un punto del mapa que se va moviendo a lo largo de la partida. Es una idea divertida y que resultó en buenos momentos en mis pruebas, tanto eliminando enemigos como cayendo ante ellos, pero sentí un poco desordenado y caótico el juego. Quizás es porque no conocía el mapa en el que jugaba de memoria, y en este tipo de modos (como en Domination) es algo muy útil para saber desde dónde aparecerán tus rivales, o quizás por algún otro motivo. Le daré el beneficio de la duda y lo volveré a probar, porque sin duda me pareció una idea interesante.

Por último, uno de los cambios más interesantes en el multijugador, aunque parezca sutil, es la posibilidad de destruir y atravesar algunas paredes en los mapas. En las primeras partidas me tomó por sorpresa que apareciera un enemigo de la nada y por sorpresa en una habitación en la que brevemente me sentí seguro con mi rifle de francotirador (sí, lo sé, ha sido algo vergonzoso de mi parte), pero una vez comencé a adoptar la costumbre de destruir paredes y aprovechar estos “atajos” sorpresa en mapas como uno que se desarrolla en un hotel llamado Hotel Royal, le dio otra capa más de estrategia y tácticas a mis partidas.

Como he dicho al comienzo de estas impresiones, Vanguard regresa a una ambientación que la saga Call of Duty conoce tan bien, pero al mismo tiempo mantiene el ritmo que ha adoptado el multijugador durante los últimos años y añade algunos cambios y modos que le pueden dar un aire fresco al apartado PvP del juego. Tras esta breve prueba, tengo ganas de regresar y probar más.

Call of Duty: Vanguard estará disponible el 5 de noviembre para PlayStation 5, PlayStat. on 4, Xbox Series X/S, Xbox One PC.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00