Lima, Perú
+5113014109

Por qué sudas después de una ducha y cómo prevenirlo

Por qué sudas después de una ducha y cómo prevenirlo


Ilustración para el artículo titulado Por qué sudamos después de una ducha (y el sencillo truco para prevenirlo)

Imagen: Bart/Flickr (Other)

Normalmente, después de una ducha caliente sudamos un poco. Sin embargo, el sudor que gotea después de secarte con la toalla se puede convertir en un problema, ya que te has lavado el cuerpo y el cabello con el propósito contrario. Hay varias razones por las que ocurre este fenómeno, y un sencillo truco para prevenirlo.

Los sudores posteriores a la ducha suelen ser el producto del calor residual. Si tomas duchas con vapor, el agua caliente seguirá adherida a tu cabello y piel después de cerrar el grifo. A ciertas temperaturas, es probable que esas gotitas te hagan sudar como el agua que sale del cabezal de la ducha.

Además, según explica al medio PopSugar el dermatólogo Shilpi Khetarpal, a la hora de secarnos, más que mejorar la situación, posiblemente la estemos empeorando: 

El agua caliente que permanece en la piel y el cabello continúa calentando el cuerpo después de la ducha. El vapor del agua caliente, combinado con la temperatura más cálida, aumenta la humedad y la temperatura del baño, lo que aumenta la temperatura corporal y hace que uno sude. Si la sudoración parece empeorar una vez que empieces a secarte con la toalla, el mismo acto de secarte la piel puede estar contribuyendo al problema. Frotar la piel con una toalla crea fricción, que también genera calor. Además, si la ropa y la toalla que se usan después de la ducha están calientes, pueden calentar el cuerpo inmediatamente y provocar sudoración.

Entonces, ¿cómo prevenirlo? Khetarpal cuenta algunas sugerencias. Primero, si la ducha viene después de hacer ejercicio, “intentar esperar de 20 a 30 minutos después de un entrenamiento antes de bañarse. Esto ayudará a bajar la temperatura corporal y reducir la transpiración”.

La segunda sugerencia consiste en ir bajando gradualmente la temperatura de la ducha antes de salir y secarnos:

Reduce gradualmente la cantidad de agua caliente en la ducha en un intento de enfriar el cuerpo. El cuerpo tarda unos 10 segundos en aclimatarse a la nueva temperatura, por lo que se puedes seguir bajando, en incrementos de 10 segundos, para bajar la temperatura corporal. Prueba también enjuagarte el cabello con esta agua más fría. De esta manera, no se deja agua caliente en el cuero cabelludo y el cabello, que pueden calentar la cabeza.

Por último, el experto apunta hacer funcionar el extractor de aire del baño o mantener la puerta entreabierta para evitar la humedad en el baño, además de salir del cuarto a un ambiente más fresco tan pronto como podamos. [PopSugar]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00