Lima, Perú
+5113014109

Por qué Nueva York está siempre cubierta de andamios

Por qué Nueva York está siempre cubierta de andamios


Imagen para el artículo titulado Por qué Nueva York está siempre cubierta de andamios

Aquellos que visitan la ciudad de Nueva York o que vivan allí lo habrán notado. A los rascacielos y lugares icónicos que hemos visto en las películas se suma otra “arquitectura” que parece formar parte fundamental de la gran manzana: los andamios. ¿Qué demonios ocurre para que siempre estén por todos lados?

Lo primero que podríamos pensar es que tantos los andamios como los cobertizos en las aceras, esas versiones de los andamios que sirven para proporcionar el paso a peatones, se deben a que Nueva York es la ciudad que más construye por metro cuadrado en el planeta. Obras que se suelen demorar entre uno y varios años, de ahí la gran cantidad de estas estructuras.

Sin embargo, no es la única razón, ni siquiera la principal. Para entender cómo los andamios han formado parte del paisaje de la ciudad de Nueva York nos tenemos que remontar varias décadas.

En el año 1979, una joven de 17 años llamada Grace Gold murió en el acto mientras paseaba por la ciudad. La causa del fallecimiento: un ladrillo que cayó de una fachada deteriorada. Tras el suceso que tuvo gran alcance en los medios, el gobierno instauró la denominada Ley Local 11, una legislación donde, cada cinco años, todos los edificios de la ciudad deben presentar documentación sobre el estado de su fachada al Departamento de Edificios.

Dicha documentación debe estar certificada por un ingeniero y, a su discreción, puede requerir trabajos para subsanar cualquier defecto. Una ley que se aplica a todos los edificios de seis pisos o más. Los defectos pueden incluir ladrillos sueltos, grietas, mortero deteriorado, parapetos desmoronados, balcones inestables y más. Una vez que el ingeniero haya identificado estos defectos, contratará a contratistas para solucionar los problemas. Toda esta información se incluye en el informe de fachada que se presenta a la ciudad.

Como la Ley Local 11 requiere de nuevas presentaciones para cada edificio cada cinco años, cada bloque de la ciudad tendrá edificios que pasarán por varias etapas de reparación de fachadas, tal vez durante meses (o incluso años), dependiendo del tamaño del edificio y del alcance del trabajo requerido.

A su vez, esto también genera una gran cantidad de trabajo para ingenieros, contratistas y empresas de andamios, y, aquí está la clave, cuesta a los propietarios de edificios importantes sumas de dinero. Pensemos que cuando se llevan a cabo estas restauraciones de fachadas, los exteriores de los edificios se envuelven con redes y se erigen esos cobertizos de andamios en las aceras para los peatones.

¿Solución de muchos dueños de edificios ante el elevado coste a pagar por una reforma o “actualización” cada cinco años? Negarse a hacer el trabajo, ya que alquilar los cobertizos en las aceras por tiempo indefinido y pagar pequeñas multas es mucho más barato que un proyecto de construcción de grandes proporciones.

Así que la próxima vez que viajes a Nueva York y veas andamios por todos lados, piensa que muchos serán porque se trata de una construcción nueva, pero otros tantos llevan allí años, o incluso décadas, para evitar el coste de desmontarlos y reconstruirlos cada poco tiempo. [Half As Interesting]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00