Lima, Perú
+5113014109

Por qué hay luz en tu nevera, pero no en el congelador

Por qué hay luz en tu nevera, pero no en el congelador


Imagen para el artículo titulado ¿Por qué hay luz en tu nevera, pero no en el congelador?

Si tienes un modelo de nevera relativamente nuevo, es muy posible que el congelador traiga luz incorporada, pero la mayoría de los refrigeradores que se hicieron en el siglo XX no contaban con su propia fuente de luz en el congelador. ¿Por qué?

Hace un tiempo, el economista Robert Frank explicaba una de las razones fundamentales que llevó a la industria de los electrodomésticos a tomar esta decisión. Lo hizo en una publicación de blog para PBS NewsHour:

En ambos compartimentos del electrodoméstico, el coste de instalar una luz que se enciende automáticamente al abrir la puerta es esencialmente el mismo. También es lo que los economistas llaman coste fijo, que en este contexto significa que no varía con la cantidad de veces que se abre la puerta.

La ventaja de tener una luz dentro de cada compartimento es que resulta más fácil encontrar cosas. Dado que la mayoría de las personas abren el refrigerador con mucha más frecuencia que el congelador, el beneficio de tener una luz en el refrigerador es considerablemente mayor. Por tanto, dado que el coste de agregar una luz es el mismo en ambos casos, es más probable que la prueba de coste-beneficio para agregar una luz sea más satisfactoria para el refrigerador que para el congelador.

Dicho de otra forma, Frank exponía a través de esta decisión de la industria uno de los principios clásicos de la economía, el de la balanza coste-beneficio, es decir, que el coste de algo no debería ser más que su beneficio para los consumidores.

En cuanto a por qué los consumidores no valoran tanto las luces del congelador, la explicación más sencilla podría ser que simplemente no los abrimos con tanta frecuencia como los refrigeradores. Y cuando abres tu congelador, es menos probable que te quedes parado durante minutos examinando las opciones.

Además, desde Today I Found Out deslizan otra explicación: antes simplemente no valía la pena instalar la luz del congelador porque probablemente hubiera terminado oculta por la acumulación de hielo.

Esto ya no ocurre desde que los congeladores comenzaron a incluir la opción de autodescongelar, “y para entonces los consumidores ya se habían acostumbrado a no tener luces en el congelador”, zanjan.

Por cierto, esto llevó a la industria a aumentar ligeramente los precios de las neveras modernas porque, ahora sí, incluían “luz en el congelador”. [Mental Floss, Today I Found Out]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00