Lima, Perú
+5113014109

por estas cosas es importante actualizar

por estas cosas es importante actualizar


Madrid
Actualizado:

Guardar

En tecnología la seguridad total es una quimera. Todos los dispositivos y herramientas que empleamos en nuestro día a día, por importantes que sean y democratizados que estén, pueden contener fallos que permitan el robo de información de quien los emplea. WhatsApp, con más de 2.000 millones de usuarios, no es una excepción. Así lo demuestra, sin ir más lejos, una reciente investigación de la empresa de ciberseguridad israelí Check Point. En ella, la firma señala que ha encontrado una vulnerabilidad en la ‘app’ de mensajería propiedad de Facebook que, en caso de haber sido explotada, habría permitido al cibercrimen el robo de datos de todos aquellos que usan la plataforma.

«La vulnerabilidad permitía el robo de cualquier

 información a la que fuese posible acceder desde WhatsApp. Entre otras cosas lo que permite es que el ciberdelincuente tome directamente la propiedad de la cuenta del usuario. Cualquiera de los contenidos o ficheros quedarían a su alcance. Desde imágenes hasta vídeos, conversaciones o contactos», explica en conversación con ABC Eusebio Nieva, director técnico de Check Point en España y Portugal.

De acuerdo con la investigación de la empresa, la vulnerabilidad tenía su origen en la función de filtro de imagen de WhatsApp, una herramienta mediante la cual se modifican los píxeles de la imagen original para conseguir algunos efectos visuales, como el desenfoque o una mayor nitidez. La firma descubrió que el cambio entre varios filtros en archivos GIF elaborados provocaba, efectivamente, el bloqueo de WhatsApp. Para que un cibercriminal hubiese podido explotar el fallo, solo tendría que enviar una imagen tratada con este tipo de filtros y añadir código malicioso.

«Enviando un archivo GIF con estos filtros y código malicioso podrían infectar el WhatsApp que lo recibe. En cualquier caso, para que funcionase era necesario que el usuario abriese el archivo», destaca el director técnico de Check Point. «El GIF al final tenía que saber utilizar los filtros e incluir un código malicioso para que la infección fuese efectiva», completa.

Ojo con las actualizaciones

Aunque el fallo ha sido ya notificado y reparado por WhatsApp, y no hay constancia de que el cibercrimen lo haya explotado, la investigación sirve como recuerdo de los riesgos que corremos con las herramientas digitales que empleamos en nuestro día a día y la importancia de mantenerlas actualizadas. De acuerdo con una reciente investigación de Kaspersky, el 49% de los españoles suele posponer las actualizaciones de software, con lo que deja una puerta abierta para que un tercero malicioso ‘hackee’ sus dispositivos y aplicaciones.

«Por una parte hay cierta falta de concienciación sobre que las actualizaciones son un elemento súper importante para mantenernos protegidos. Y no solo en el ordenador, sino también en otros dispositivos, como el ‘smartphone’», explica a este periódico Dani Creus, jefe de investigación de Kaspersky. Y es que, las nuevas versiones que las compañías lanzan suelen incluir soluciones a fallos de seguridad de sus sistemas por los que un cibercriminal podría acceder a información personal de la víctima, como claves bancarias. Exactamente igual que hemos visto en el reciente caso de WhatsApp.

Precisamente, fuentes de la ‘app’ de mensajería señalan en un comunicado remitido a este diario que no hay «ninguna razón para creer que los usuarios se hayan visto afectados» por la vulnerabilidad detectada por Check Point. Asimismo apuntan que, «como con cualquier producto tecnológico, es importante que todos «mantengan sus aplicaciones y sistemas operativos al día, que descarguen las actualizaciones siempre que estén disponibles, que informen de los mensajes sospechosos y que se pongan en contacto con nosotros si tienen problemas al utilizar WhatsApp».

Ver los
comentarios



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00