Lima, Perú
+5113014109

Ping o latencia, qué es y por qué importa

Ping o latencia, qué es y por qué importa


Seguimos con nuestros especiales dedicados a los conceptos de red más básicos, e importantes, que existen actualmente. Hoy nos vamos a centrar en la latencia, también conocida como ping, una vieja conocida entre los amantes del juego online que, con el paso de los años, se ha convertido en un problema cada vez más frecuente, incluso a pesar de las mejoras que han recibido las conexiones a Internet.

Estoy seguro de que muchos de nuestros lectores ya tendrán claro qué es la latencia, y sabrán por qué es importante, pero para aquellos que no lo tenéis tan claro, o que simplemente nunca habéis llegado a entender cómo funciona, vamos a dedicarle nuestro nuevo capítulo de especiales centrados en los conceptos básicos de redes más relevantes, manteniendo el formato habitual. Como siempre, si tenéis cualquier duda podéis dejarla en los comentarios y os ayudaremos a resolverla.

Empezamos por el principio, ¿qué es la latencia? Para poder entender su importancia, y por qué puede acabar dándonos problemas, es necesario tener claro primero de qué estamos hablando. La latencia es el tiempo que transcurre desde que se completa un ciclo de comunicación bidireccional entre nuestro router y el servidor de destino, es decir, el tiempo que tardan en llegar con nuestra petición u orden, y en volver con la respuesta del servidor. Se expresa en milisegundos.

Por ejemplo, si estás jugando a League of Legends y tienes una latencia de 40 milisegundos, ese es el tiempo necesario para que tus acciones se reflejen en el juego. Si tienes una latencia de 400 milisegundos, tus acciones tardarán diez veces más en reflejarse en la pantalla, y esto significa que la experiencia de juego que tendrás no será para nada buena, ya que tus acciones se ejecutarán a destiempo y acabarás perdiendo todos los combates.

Conceptos básicos de red Ping o latencia, qué es y por qué importa

¿Por qué es tan importante la latencia? ¿Cómo evitar que se dispare?

Ya os lo hemos explicado de una manera bastante clara en el ejemplo anterior, porque determina el retardo que se producirá entre el momento en el que ejecutamos una acción y el instante en el que esta se refleja en un juego, en una aplicación online o en una página web. Vamos a ver un par de ejemplos más para entenderlo mejor, imagina que estás comprando online, y tienes una latencia elevada. Si haces clic para añadir un artículo al carro, esa acción puede tardar bastante en completarse. Lo mismo ocurrirá con las acciones que ejecutes navegando por Internet.

Puedes tener una conexión a Internet muy rápida, pero si tu latencia es alta, la experiencia de uso podría acabar siendo terrible. Para evitar que esto ocurra, y que la latencia se dispare, es necesario contar con un buen router, utilizar las conexiones adecuadas y evitar que se sature la red mientras que estamos haciendo algo «preferente» (jugar online, por ejemplo). También es importante cuidar la seguridad de nuestra red para evitar que entren intrusos que puedan consumir nuestro ancho de banda y disparar la latencia, y mantener el PC y el router actualizados.

Con todo, ten presente que la latencia es fruto de «una relación de dos», y que no podrás controlarla siempre. Si el servidor al que te conectas tiene problemas, puede que la latencia se dispare, y no tendrás más remedio que aguantar el tirón. Lo mismo podría ocurrir si tu proveedor de conexión a Internet tiene problemas con el servicio. Es otro caso en el que no podrás hacer otra cosa más que esperar a que lo solucione.

Si tienes problemas permanentes de latencia, con independencia de lo que estés haciendo, y aunque no haya ningún miembro del hogar conectado, lo más probable es que tengas un intruso en tu red. Para deshacerte de él solo tienes que entrar en el menú de configuración de tu router y cambiar la contraseña de tu red, o redes, Wi-Fi.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00