Lima, Perú
+5113014109

Pasa casi tres años en una institución mental por error

Pasa casi tres años en una institución mental por error


Imagen para el artículo titulado Descubren tras casi tres años en una institución mental que tenían encerrado al hombre equivocado

Captura de pantalla: A la izquierda Spriestersbach, derecha Castleberry

En 2017, Joshua Spriestersbach se quedó dormido en una acera mientras esperaba comida de un refugio para personas sin hogar en Honolulu. Un policía lo encontró y pensó que era Thomas Castleberry, buscado por tráfico droga desde 2006. Spriestersbacher fue arrestado y enviado a un psiquiátrico, donde estuvo encerrado casi tres años.

Cuando la policía lo despertó, Joshua pensó que lo estaban arrestando por violar la ley de la ciudad que prohibía sentarse y acostarse en las aceras públicas. Lo que Spriestersbach no sabía es que el oficial de policía lo había confundido con Castleberry, quien tenía una orden de arresto por violar la libertad condicional en un caso de tráfico drogas. El hecho de que los dos ni siquiera se parecieran no pareció importarle a nadie, y en lugar de simplemente comprobar fotografías o huellas dactilares de los dos hombres, el vagabundo se convirtió desde entonces en Castleberry.

A pesar de sus repetidas protestas de que no era el hombre que todos creían, Spriestersbach fue internado en una institución mental donde le administraron diariamente medicación psiquiátrica para mantenerlo sedado. Cuanto más trataba de convencer a la gente de que no era Thomas Castleberry, más pensaba todo el mundo que se estaba engañando.

Según una petición redactada recientemente por el Hawaii Innocence Project:

Cuanto más expresó su inocencia al afirmar que él no era el Sr. Castleberry, más fue declarado delirante y psicótico por el H.S.H. personal y médicos. Era comprensible que el Sr. Spriestersbach estuviera en un estado de agitación cuando fue encarcelado injustamente por el crimen del Sr. Castleberry y a pesar de su continua negación de ser el Sr. Castleberry y de proporcionar todas sus identificaciones relevantes y los lugares donde se encontraba durante las causas de Castleberry en la corte, nadie le creería ni tomaría medidas significativas para verificar su identidad y determinar que lo que el Sr. Spriestersbach estaba diciendo era la verdad: no era el Sr. Castleberry.

Nadie creyó a Joshua Spriestersbach hasta que un psiquiatra finalmente decidió escuchar lo que estaba diciendo y realizar una investigación. Todo lo que necesitó fueron algunas llamadas telefónicas y una búsqueda en Google para averiguar que Spriestersbach ni siquiera estaba en la misma isla que Thomas Castleberry cuando este último fue arrestado inicialmente. Además, el verdadero Castleberry ya había estado encarcelado en una prisión de Alaska desde 2016.

Al parecer, después de que se verificaron los datos, los funcionarios celebraron una reunión secreta y decidieron liberar a Spriestersbach en silencio con solo 50 centavos a su nombre pensando que a nadie le importaría otro vagabundo liberado en las calles.

No fue así, y actualmente Hawaii Innocence Project ha presentado documentos judiciales en los que se detalla el caso de Spriestersbach y se pide a un juez que abra un caso por negligencia. [AP, Boing Boing]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00