Lima, Perú
+5113014109

OnePlus Watch, análisis, precio y características

OnePlus Watch, análisis, precio y características


Ilustración para el artículo titulado

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

El OnePlus Watch ha tenido un debut accidentado. Cuando leí las primeras críticas que lo tachaban del peor smartwatch de 2021 sonreí y esperé. Como sospechaba, la espera ha valido la pena. Lo que ha quedado es un smartwatch fantástico que compite en la misma liga que los Huawei Watch GT2.

¿Qué demonios ha pasado? Pues lo de siempre, que OnePlus tiene la costumbre de lanzar sus dispositivos con el sistema operativo sin rematar. Entonces, alrededor de dos o tres semanas después, lanza una actualización masiva que soluciona todos los problemas iniciales. Entiendo que la razón de ser de esto es precisamente recibir feedback para solucionar fallos, pero es una política discutible porque muchos esgrimen (no sin parte de razón) que los consumidores no son betatesters. En cualquier caso, y sabiendo que funcionan así, tan solo había que esperar un poco antes de emitir cualquier valoración.

El OnePlus Watch tan solo ha llevado el problema a un nuevo nivel porque se trata del primer reloj de la compañía y los errores iniciales eran lo bastante molestos como para arruinar la experiencia de uso. GPS inexacto, mediciones poco fiables del pulso, notificaciones rotas… La lista es larga y nuestra compañera de Gizmodo Victoria Song la describe con todo lujo de detalles aquí.

A nivel de usuario, lo único que hay que tener en cuenta es que, cuando sacas el OnePlus watch de la caja, este te avisará inmediatamente de que hay una actualización pendiente. Acéptala y vete haciéndote un café porque entre descarga e instalación se tira media hora larga.

undefined

Emparejarlo es cuestión de segundos.
Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Ahora sí, con el reloj ya actualizado y los fallos corregidos ¿qué tal es el OnePlus Watch? Pues a mi personalmente me ha encantado. OnePlus ha copiado de manera bastante flagrante la manera de funcionar de los Huawei Watch GT y GT2. Lejos de ser un problema, para mi es una buena noticia porque los relojes deportivos de Huawei se cuentan entre los mejores smartwatch asequibles que he probado ahí fuera.

En ese sentido lo que el OnePlus Watch ofrece es casi lo mismo que el Huawei Watch GT2 o que los smartwatch Samsung: un smartwatch muy orientado a la cuantificación deportiva con notificaciones a la carta y algunas funciones útiles (linterna, encontrar teléfono, reproducción musical, barómetro…). Al igual que ocurre con los Huawei, la configuración y personalización del reloj se realiza desde la aplicación de salud, en este caso OnePlus Health. No hay posibilidad de instalar aplicaciones de terceros (lo que trunca la aspiración de usar apps deportivas tan populares como Runkeeper o Endomondo), pero la batería es interminable (dos semanas). Es uno de estos smartwatch que no hace de todo, pero lo que hace lo hace tan bien que es perfecto si lo que quieres es medir tu actividad diaria y estar al tanto de todo sin complicarte la vida. Justo lo que yo le pido a un smartwatch.

Diseño, pantalla, batería…

Físicamente, el OnePlus Watch me parece más elegante que los Huawei, pero es una cuestión de gustos. La esfera del OnePlus es minimalista (completamente negra en el caso del modelo que he probado) y no tiene numeritos ni marcas como si fuera un cronógrafo. Los botones laterales también sobresalen menos. Las versiones normales negra y plateada están confeccionadas en acero, pero hay una (de color dorado) fabricada en una aleación de cobalto que le confiere una dureza dos veces superior según el fabricante. El cristal de la esfera es de Zafiro en todos los modelos. El reloj también es resistente a polvo y agua en grado IP68 y sumergible hasta 5 atmósferas. Esto último no ha podido comprobarlo in situ por falta de atmósferas adicionales donde vivo.

El OnePlus Watch se siente algo grueso en la muñeca (mide 46,4 × 46,4mm × 10,9mm y pesa 76 gramos con correa) pero en seguida te acostumbras a llevarlo. La correa de fluoroelastómero es especialmente cómoda, suave, y fácil de poner y quitar en un suspiro (el sistema de cierre es similar al del Apple Watch). Eso sí, el reloj solo existe en versión de 46mm, que es perfecto para brazos grandes, pero un poco exagerado si eres de muñecas finas.

Finalmente está la pantalla. Se trata de una AMOLED de 1,39 pulgadas y resolución 454×454 píxeles (326ppp). Se ve increíblemente bien, pero encuentro el brillo por defecto un poco bajo, sobre todo a pleno sol. La solución más sencilla a esto es poner el brillo al máximo. La batería dura un par de días menos, pero a mi personalmente me parece que merece la pena con tal de ver esa gloriosa pantalla a todo lo que da de sí. Lo mismo ocurre con el tiempo de desactivación de la pantalla, que es muy corto pero puede igualmente ajustarse a nuestra conveniencia. El sistema de activación al girar la muñeca funciona como la seda.

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

En cuanto a la batería, la autonomía nominal del reloj es de 14 días, pero hay muchos “depende”. Si monitorizas el oxígeno en sangre de manera continua (noche y día) baja a solo cinco días. Si conectas el GPS y te vas al monte con él activado te quedarás sin energía en solo 25 horas (el GPS consume cantidades ingentes de batería en todos los relojes. No solo en este).

Si usas el reloj como yo (para correr o hacer bici una hora al día, y después interactúas con él para estar al tanto de notificaciones de un puñado de aplicaciones importantes) la batería aguanta más de una semana sin problemas. La mejor noticia es que bastan 20 minutos en el disco de carga para volver a tener energía para una semana.

undefined

El disco de carga de los Huawei Watch, junto al del OnePlus Watch.
Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

En definitiva, que a menos que te vayas de acampada al monte durante 15 días en los que no vas a ver un solo enchufe, no tendrás problemas. Hablando de enchufes, el disco de carga del OnePlus Watch viene sujeto al cable. Es una pena que no ofrezca la posibilidad de extraer el disco y conectarlo a un USB-C estándar como hacen los Huawei. Así en vez de llevar dos cables completos de viaje solo tienes que llevar uno.

El OnePlus Watch como medidor deportivo

El OnePlus Watch ofrece GPS, medición de pulso, medición de la saturación de oxígeno en sangre, monitor de sueño, y de estrés (analizando la variabilidad del pulso). Cuando lo probé junto al Huawei Watch GT y el Fitbit Versa haciendo un rato de bici estática descubrí una variación a la baja en la medición que hace del pulso.

Cuando todos los dispositivos estaban midiendo alrededor de 120 pulsaciones, el OnePlus Watch apenas registraba 90. Finalmente descubrí el problema: suelo llevar la correa muy floja, y hay que llevar el OnePlus Watch bastante pegado a la piel, o al menos más pegado que otros relojes. Una vez te ajustas la correa un poco más apretada la medición es perfecta.

undefined

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Me faltan datos con los que valorar si la medición del sueño o del oxígeno en sangre es correcta. Aparentemente ambas funcionan bien, aunque tengo una hija pequeña. No necesito ningún reloj que me diga que duermo poco y mal. Ya lo se yo.

Los datos se sincronizan rápido y bien entre la aplicación móvil y el reloj independientemente del dispositivo desde el que inicies el entrenamiento. Un detalle que me ha gustado mucho (y que no está en mi Huawei Watch GT) es la pausa automática, que detecta cuando te has parado y detiene la medición con mucha precisión. En general he encontrado el reloj sencillo de usar y lo bastante preciso como para cualquier persona interesada en mantenerse en forma que no requiera medición a nivel de deportista profesional. La cantidad de deportes diferentes que mide también es variada y va desde el ciclismo en exteriores o en fija hasta natación, elíptica, remo, trekking o Badmington. Los datos que obtengamos con el reloj se pueden sincronizar con Google Fit.

Software y aplicaciones

Fuera del ámbito de medición deportiva, el OnePlus ofrece un puñado de herramientas útiles comunes a otros smartwatch como linterna, manos libres para llamadas, pronóstico del tiempo (siempre que tengas el reloj conectado al móvil), alarma, cronómetro o barómetro. Echo de menos una aplicación de obturador remoto de la cámara. El altavoz del reloj suena limpio y sorprendentemente potente.

undefined

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

El reproductor musical puede usarse de dos maneras, bien como reproductor independiente unido a unos auriculares Bluetooth, o bien como control de reproducción de la música que tengas activa en ese momento (yo lo uso para controlar Spotify). Nada que objetar aquí. En el primer caso la memoria disponible es de 4GB (algo menos descontando lo que ocupa el sistema operativo) y hay que cargar las canciones usando la aplicación OnePlus Health.

La navegación por los menús del reloj es muy sencilla y amistosa. El botón superior abre el menú de aplicaciones o nos devuelve a la pantalla principal estemos donde estemos. El botón inferior abre el menú de entrenamientos. Si deslizamos hacia abajo desde la pantalla principal accederemos a unas cuentas opciones de configuración. Si deslizamos hacia arriba abrimos las notificaciones, y si lo hacemos hacia la izquierda abrimos la cuantificación de pulso, sueño y el reproductor musical. Fácil.

Gasgamir se ha colado en el GIF vía notificaciones 🙂
Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

El OnePlus Watch inspira mucho sus menús en los Huawei, pero hace algunas cosas mejor. Las notificaciones, por ejemplo, son bastante más sólidas (más sobre eso abajo) que en los GT. También es más informativo a la hora de indicar si está conectado o si hemos recibido notificaciones nuevas (lo marca mediante indicadores rojos).

Una de las cosas que más me ha gustado del OnePlus Watch es precisamente que el sistema de notificaciones es mucho más sólido que en otros relojes. Me pasa con frecuencia que los smartwatch a veces no notifican al instante, o de repente se niegan a mostrar notificaciones de una aplicación concreta pese a que la tienes activa. El OnePlus Watch notifica puntualmente todo lo que actives, y el menú correspondiente dentro de OnePlus Health te deja elegir absolutamente cualquier aplicación. En mi caso tengo activo Telegram, WhatsApp, Discord, Instagram, Twitter y Slack, y me entero puntualmente de todo, aunque para ver mensajes completos hay que ir siempre al móvil.

undefined

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

La única excepción a esto es Gmail. No es que no se sincronice, es que solo puede hacerlo con la cuenta principal que tengas asociada al teléfono. Si tienes varias cuentas en Gmail no puedes seleccionar cuál de ellas quieres que te notifique. De todos modos activar las notificaciones de correo sería kamikaze en mi caso porque recibo demasiados.

La aplicación para móviles solo es compatible con Android 6.0 o posterior (Google Play Services 11.7). No es compatible con iOS. No está mal, aunque encuentro su distribución de menús algo confusa (no entiendo, por ejemplo, la distinción que hace de entrenamiento en curso o a pie cuando no hay ninguno en curso). De todos modos es una recién llegada y estoy seguro de que OnePlus la irá mejorando con cada nueva versión.

undefined

Imagen: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

En resumen

El OnePlus Watch es un smartwatch elegante, sólido y muy disfrutable. Su construcción es mejor que la de los Huawei y también hace algunas cosas mejor a nivel de software. La autonomía es excelente, aunque quizá no tan larga como cabe esperar de esas dos semanas teóricas. En cualquier caso su precio (159 euros) lo hace una opción más que interesante si buscas un reloj deportivo Android de calidad, tengas o no un móvil OnePlus.

  • Excelente sistema de notificaciones
  • Buena cuantificación deportiva, aunque el sensor cardíaco hay que llevarlo bien pegado.
  • Elegante, discreto y muy cómodo de llevar.
  • Pantalla espectacular, pero acabarás subiendo el brillo por defecto.
  • La aplicación de salud a la que se conecta aún necesita pulirse un poco.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00