Lima, Perú
+5113014109

Nuevo Echo Show 10, la pantalla de Amazon que te sigue a todas partes

Nuevo Echo Show 10, la pantalla de Amazon que te sigue a todas partes



Actualizado:

Guardar

Este altavoz se mueve. Me sigue por la habitación. Puedo pasear de un lado a otro mientras hago una videoconferencia, o mientras veo una película, y la pantalla gira y me va siguiendo, manteniéndome encuadrado y mostrándome siempre de frente el contenido que reproduce. ¿Podré moverme también por la cocina y aún así tener siempre a la vista la receta que quiero preparar? Sí. La pantalla puede rotar 360 grados y me sigue allá donde voy. Tiene más de 10 pulgadas, así que no me cuesta trabajo seguir la receta mientras paso del fregadero a la mesa o a los fuegos. Un puntazo.

Es curioso, porque al moverse el dispositivo no hace ruido alguno. Miro las especificaciones y descubro que eso es así porque el nuevo Echo 10 Show está equipado con un motor sin escobillas que es completamente silencioso. Desde luego, sería muy molesto estar hablando con alguien, o viendo una serie, y escuchar el zumbido de un motor cada vez que me muevo del sitio.

Admito que al principio tener una máquina que me apunta vaya donde vaya me produce una sensación algo desconcertante. Parece que el Gran Hermano me vigila, o podría haber «alguien» al otro lado observando todos mis movimientos. Pero pronto descubro que no es así, que Amazon, el fabricante, no envía a la nube ningún dato que tenga que ver con el movimiento de su nuevo altavoz inteligente. Es decir, que esos datos permanecen siempre y solo dentro del dispositivo y no puede haber, por lo tanto, nadie «al otro lado» vigilándome.

Y no solo eso. También puedo, con un simple gesto o apenas un par de palabras, hacer que la pantalla deje de seguirme. De hecho puedo desconectar el movimiento de varias formas. Pruebo primero la más evidente. En la parte superior de la pantalla, junto a los demás botones, hay uno que puedo deslizar con un dedo. Es una cubierta que tapa completamente la cámara. Ahora el Echo Show 10 ya no puede verme, está ciego y el movimiento se detiene al instante. También puedo conseguir lo mismo solo con pedirlo: «Alexa, deja de seguirme», y el movimiento se detiene. Y aún hay otra forma: puedo configurar el dispositivo para que la función de movimiento solo se active con determinadas aplicaciones. Por ejemplo, puede dejarlo activado solo para las videoconferencias y las recetas de cocina, y la pantalla no se moverá cuando hago todo lo demás.

Me doy cuenta de un detalle. Y es que tengo que pensar muy bien cuál es el mejor sitio para colocar el altavoz. Al hacerlo por primera vez, el propio dispositivo mueve la pantalla en todas las direcciones, para comprobar si hay obstáculos que limiten sus movimientos. Cuando encuentra uno, una pared, me pregunta directamente si eso con lo que se ha topado es un elemento fijo o un objeto que puedo cambiar de lugar. El Echo Show 10 memoriza la posición de los obstáculos fijos que detecte y solo se moverá hasta que esté a punto de chocar con uno.

Decido ponerle una trampa. Sin avisar, coloco un jarrón donde antes no había nada, justo en su trayectoria de rotación. Luego empiezo a moverme, para que me siga. El dispositivo detecta que ahí hay algo nuevo, se detiene y me pregunta si también ese nuevo objeto va a quedarse allí de forma permanente. Le digo que no y lo quito. Esa configuración se hace muy rápidamente, y tendré que repetirla siempre que cambie el altavoz de lugar.

Descubro también que la función de movimiento de la pantalla tiene otra aplicación posible. Y es que puedo ver, en mi móvil, lo mismo que está viendo la cámara del altavoz. Y con solo deslizar en el móvil un dedo sobre la pantalla puedo hacer que el Echo Show 10 se mueva y enfoque lo que yo quiera. En otras palabras, se puede convertir en una cámara de vigilancia en toda regla, para ver lo que pasa en casa mientras estoy fuera. La calidad de la imagen, además, es sorprendente. No en vano el dispositivo cuenta con una nueva cámara de 13 megapíxeles.

Ya me he acostumbrado al movimiento del Echo Show 10 y voy descubriendo su utilidad. Por ahora, no hay otro dispositivo en el mercado capaz de hacer lo mismo. Veo que también puedo poner en pantalla, pidiéndoselo a Alexa, cualquier serie o película de Prime Video o de Netflix. Echo en falta otros proveedores, como Disney, HBO o el propio YouTube. Me dicen en Amazon que algunos de esos servicios pronto estarán disponibles en Estados Unidos y que después, dentro de un tiempo, llegarán también a Europa.

¿Qué más puedo hacer con él? En el fondo, estoy probando un altavoz, así que pongo música. Puedo leer las letras de las canciones (en Amazon Music y en Spotify) que estoy escuchando y, una vez más, si me levanto del sillón y me muevo por la sala la pantalla viene detrás, me busca. El sonido es bueno. No tanto como el del Echo Studio, es cierto, pero suficiente para ‘llenar’ de música una sala. De eso se encargan los dos tweeters de una pulgada y el woofer de tres pulgadas. He de decir que los bajos son especialmente buenos. Veo que, igual que el Echo Studio, el más potente de los altavoces de Amazon, el Echo Show 10 también es capaz de adaptarse automáticamente a la acústica de la habitación en la que se encuentra. Y eso se nota en la calidad del sonido.

Por supuesto, puedo hacer también todas las cosas que hacen otros altavoces Echo: comprobar en pantalla mi agenda, el tiempo, la lista de la compra, pedirle cualquier cosa a Alexa, controlar luces, termostatos y otros dispositivos, ver las noticias, hacer videollamadas,… Por cierto, ahora es posible también hacer llamadas de grupo de hasta siete personas. Para eso no tengo más que crear un grupo en los contactos de Alexa e ir añadiendo miembros, por ejemplo, de la familia. Después bastará con pedirle a Alexa que llame a la familia y contactará con todos los miembros del grupo. Lástima que por ahora las videollamadas solo puedan hacerse con otros dispositivos Alexa o a través de Skype. Pregunto una vez más y en Amazon me aseguran que pronto será posible también utilizar Zoom.

También la pantalla de inicio ha sido rediseñada y ahora es configurable. Puedo, por ejemplo, usar Amazon Fotos para para que vayan pasando y convertirla así en un marco digital durante los tiempos de espera.

En cuanto al precio, el nuevo juguete de Amazon cuesta 249 euros, el más caro de todos los dispositivos Echo, excepto el ya citado Echo Studio. A pesar de ello, Amazon está seguro de que se venderán como rosquillas…

Ver los
comentarios



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00