Lima, Perú
+5113014109

Nuevas tecnologías en la industria del automóvil

Nuevas tecnologías en la industria del automóvil


La industria del automóvil siempre ha sido muy receptiva a la llegada de los avances tecnológicos. La tecnología ha cambiado la forma en la que se diseñan, fabrican, operan y mantienen automóviles.

Un buen ejemplo de ello, que es exportable al mundo del motor en general, también a las motocicletas, son las grandes pruebas de competición, como la F1, las pruebas de resistencia automovilística o los campeonatos de motociclismo. Muchos de los diseños que se utilizan en esos escenarios, tanto a nivel de vehículos como en productos (lubricantes, neumáticos…) acaban llegando a turismos, vehículos comerciales y motocicletas de uso diario.

En 2021, en plena crisis climática y ambiental, la tecnología en la industria automotriz camina hacia tres grandes ámbitos: la autonomía, los vehículos no contaminantes y la interactividad con el usuario.

¿Cuándo llegarán los coches autónomos a gran escala?

Esta duda está cada vez más próxima a ser resuelta, pues muchos fabricantes llevan años haciendo pruebas con prototipos y cada vez son más exitosos. A su vez, la mayoría de automóviles modernos ya cuentan con sistemas autónomos pensados para mejorar la seguridad de los pasajeros.

Los sistemas AEB usan tecnología de radar, cámaras y LIDAR para evaluar el camino por delante y evitar posibles accidentes. En este grupo de avances tecnológicos también se pueden incluir los asistentes para aparcamiento.

No obstante, en esta materia quien más ha avanzado en los últimos años ha sido Google, con su software de interpretación para usuarios de la carretera. El sistema tiene como objetivo interpretar el comportamiento de otros conductores en carretera y a partir de ahí que sea la propia unidad central de procesamiento la que tome decisiones inteligentes.

Estamos aún lejos de ver en la carretera vehículos autónomos, al menos a gran escala, pero nadie duda que este es un posible futuro, pues de hecho dispositivos autónomos, como maquinaria, ya están disponibles en la industria de la logística.

Los vehículos no contaminantes

Otro ámbito en el que trabaja de manera incansable la industria automotriz es el de la fabricación de vehículos que sean menos contaminantes. Esto es consecuencia directa de la crisis ambiental que vivimos, la necesidad de reducir la emisión de gases de efecto invernadero y las mayores dificultades para acceder a explotaciones de combustibles fósiles.

El petróleo, que es el elemento de donde procede la gasolina y el diesel, ha alcanzado ya su cénit, el pico máximo de extracción. Por otra parte, los biocombustibles suponen también un dilema moral importante y no son tan rentables como los derivados del petróleo.

Ante esta coyuntura, la industria automovilística está impulsando el desarrollo y fabricación de vehículos propulsados por energías limpias, principalmente los coches eléctricos. El hidrógeno verde también aparece como una gran oportunidad, porque además limita el uso de baterías de litio tan necesarias en los coches eléctricos.

En cualquier caso, buena parte de esta transición hacia vehículos no contaminantes también depende del uso que le den los propios usuarios a su modo de conducción. Hay elementos en los vehículos, como por ejemplo los neumáticos, que pueden reducir ese nivel de impacto siempre que estén en buen estado. En este sentido, 1001Neumáticos es un portal de referencia, pues ofrece las últimas novedades al mejor precio, es decir, neumáticos de calidad respetuosos con el medio ambiente.

industria del automóvil

Más interactividad con el usuario

Una última área en la que la tecnología se hace presente en el mundo del automóvil y el motor en general es la interactividad con el usuario. Hoy en día prácticamente todos los vehículos disponen de un ordenador a bordo que controla una amplia gama de funciones.

Estos sistemas, que guardan mucha relación con la autonomía, permiten al usuario controlar el GPS, activar la velocidad de crucero, la temperatura del coche e incluso el nivel de emisiones. La fusión entre automóvil y smartphone es casi posible en su totalidad, pudiendo incluso leer mensajes telefónicos desde la pantalla del vehículo en el salpicadero, responder a llamadas con sistemas de manos libres o activar funciones en el vehículo mediante órdenes de voz o de gestos.

La autonomía y la interactividad definen el futuro del sector, pero este está muy pendiente a la transición energética y de movilidad. Como ha pasado durante el último siglo, el mundo del motor será uno pionero en los avances tecnológicos.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00