Lima, Perú
+5113014109

No, los nuevos MacBook no son equipos de gaming

No, los nuevos MacBook no son equipos de gaming


Imagen para el artículo titulado Por qué los nuevos MacBook no serán buenos equipos para videojuegos

Imagen: Apple

Apple acaba de mostrar sus nuevos MacBook Pro rediseñados con procesador M1 Pro y M1 Max. Aunque no puedo evitar estar impresionado con las cifras de rendimiento que la compañía asegura que tiene, tampoco he podido evitar escuchar a más de uno preguntándose si estos nuevos equipos serán de repente buenos para gaming. Aún sin haberlos analizado sospecho que la respuesta es no.

Los M1 Pro y M1 Max son procesadores de 10 núcleos con una gráfica integrada (para mayor eficiencia energética) de 16 núcleos en el caso del Pro, y de 32Gb en el Max. Los nuevos procesadores también se benefician de poder compartir memoria unificada entre CPU y GPU. 32GB de memoria unificada en el M1 Pro y 64GB en el M1 Max permiten anchos de banda de 200 GB/s y 400GB/s respectivamente.

Gracias a todos estos cambios en arquitectura, Apple asegura que el rendimiento de los nuevos MacBook no se ve afectado al funcionar solo con batería. Eso está muy bien, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de portátiles con Windows cuyo rendimiento entre en un modo de ahorro de energía en cuanto los desenchufas.

Comparándolos con los últimos procesadores de ocho núcleos de PC, Apple asegura que el M1 Pro proporciona 1,7 veces el mismo rendimiento del procesador usando un 70% menos de energía. También dice que la GPU del M1 Pro es 7 veces más rápida que cualquier gráfica integrada de PC, y que proporciona la misma potencia que una potente gráfica discreta de laptop, pero con un consumo energético un 70% menor.

Las comparaciones de Apple son espectaculares hasta que lees la letra pequeña para ponerlas en contexto.

Las comparaciones de Apple son espectaculares hasta que lees la letra pequeña para ponerlas en contexto.
Imagen: Apple

Todas esas afirmaciones rimbombantes de keynote suenan muy impresionantes hasta que buceas un poco en la letra pequeña. Esa letra pequeña en la nota de prensa especifica que esas 1,7 veces más rendimiento del procesador se han medido tomando como referencia un MSI GP66 Leopard, que es un laptop con procesador Intel de décima generación. En otras palabras, que es de la anterior generación y pronto será dos generaciones más viejo cuando Intel lance los nuevos procesadores Alder Lake a finales de este año.

En lo tocante a gráficos, la “potente gráfica discreta de laptop” a la que se refiere Apple cuando dice que la GPU del M1 Pro es igual de rápida pero con un 70% menos de consumo eléctrico es la Nvidia 3050 Ti de un Lenovo Legion 5 (82JW0012US). No quiero echar tierra sobre la 3050Ti, pero no es exactamente lo que me viene a la cabeza cuando pienso en “potentes gráficas discretas de laptop”. Si andas metido en videojuegos sabrás que ese apelativo ahora mismo se refiere más a una RTX360 (o su equivalente en AMD) o superior. Las encuentres en el mercado a un precio razonable o no.

Y lo más importante. Para los benchmarks de esta presentación Apple ha usado un modelo de pre-producción del MacBook Pro con procesador M1 Pro, gráfica de 16 núcleos y 32GB de RAM. Hablamos de un equipo que costará 3.100 dólares comparado con los 1.050 que cuesta el Lenovo Legion 5. En otras palabras, que Apple no está comparando manzanas con manzanas, por decirlo finamente.

No cabe duda de que los nuevos MacBook son máquinas potentes, pero no son máquinas de videojuegos.

No cabe duda de que los nuevos MacBook son máquinas potentes, pero no son máquinas de videojuegos.
Imagen: Apple

No quiero quitar mucho brillo al rendimiento de los procesadores M1 Pro y M1 Max porque realmente es impresionante lo que Apple ha logrado con estos AMD personalizados, especialmente en lo tocante a relación entre potencia y eficiencia energética. Pero como sucede con tantos otros equipos Apple, no son precisamente baratos. El modelo de entrada cuesta 1.999 dólares.

Y aún queda el problema más importante. Los juegos triple A más potentes del momento sencillamente no pueden instalarse en los Mac. Solo echa un vistazo a juegos nuevos como Far Cry 6, Deathloop, New World… ni uno solo de ellos es compatible con MacOS. A menos que quieras limitarte a jugar a alguno del puñado de juegos que sí son compatibles, como World of Warcraft, básicamente no te quedan opciones. Bootcamp no funciona en los Macs con procesador M1, así que buena suerte intentando instalar Windows en uno de los nuevos MacBook Pro.

Los M1 pueden tener una ventaja clara en eficiencia energética, pero el rendimiento respecto a laptos muchos más baratos es similar.

Los M1 pueden tener una ventaja clara en eficiencia energética, pero el rendimiento respecto a laptos muchos más baratos es similar.
Imagen: Apple

No es que Apple esté diciendo que los nuevos MacBook son portátiles de gaming, pero la compañía ha hecho muchas referencias al respecto durante su presentación aparte de llevarse a desarrolladores para que alaben la potencia de sus nuevos chips Para crédito de Apple, algunas de las comparaciones que hizo (como la que ves sobre estas líneas) se realizaron tomando un Razer Blade Advanced 15, pero esa comparación se refiere al rendimiento energético a igual potencia gráfica.

Los nuevos MacBook con procesadores M1 Pro y M1 Max pueden ser muy buenos equipos para desarrollar juegos, pero algo me dice que no van a ser tan buenos para jugarlos debido a las limitaciones del Sistema Operativo.

¿Hay luz al final del túnel para los que sueñan con jugar a juegos AAA en los Mac? La única esperanza ahora mismo es que la potencia de los nuevos chips haga que los estudios de desarrollo comiencen a hacer juegos para macOS. Tratar de derrocar a los PC en su trono de gaming es una tarea realmente difícil, y tener procesadores potentes es solo el primer paso.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00