Lima, Perú
+5113014109

Ni los escándalos ni los problemas mentales de los menores pueden con Instagram

Ni los escándalos ni los problemas mentales de los menores pueden con Instagram


El viento sopla fuerte, pero Instagram apenas se tambalea. A pesar del persistente escándalo, y de la documentación interna que evidencia que la red social resulta nociva para muchos niños y adolescentes, la plataforma sigue creciendo. En concreto, hasta los 2.000 millones de usuarios activos mensuales, según información reciente compartida por ‘
CNBC
‘. De acuerdo con el medio estadounidense, que cita a empleados anónimos, la aplicación alcanzó esta cifra, aproximadamente, una semana antes de que Facebook -matriz de la aplicación-
convirtiese su nombre en Meta
, a finales del pasado mes de octubre.

Desde que Instagram superó los 1.000 millones de usuarios en 2018, Meta no ha compartido información oficial acerca del número de personas que, mes tras

 mes, navegan por el interior de la aplicación. Si la empresa, esa que Mark Zuckerberg compró en 2012, necesitó ocho años para alcanzar los 1.000 millones, ahora solo ha necesitado tres para doblar lacifra. Y, además, contra viento y marea. Después de que miles de documentos internos pusiesen en cuestión el trabajo de la empresa y de las acusaciones de primar el beneficio económico sobre el bienestar de los internautas. Con todo, ninguno de los expertos consultados por este periódico se sorprenden del hito.

«No me sorprende la cifra de 2.000 millones, Facebook tampoco perdió usuarios después de Cambridge Analytica. En la bolsa hubo cierta conmoción en un primer momento y ya está», explica en conversación con ABC el expresidente de Red.es y jurista especializado en asuntos digitales Borja Adsuara. El experto añade que los recientes escándalos de Meta, y, en concreto, los que han afectado a Instagram, «no han tenido una influencia grande en la gente», que sigue más preocupada por emplear las redes sociales que por las amenazas que, para algunos usuarios, pueden entrañar.

Según señala a este periódico Ofelia Tejerina, presidenta de la
Asociación de Internautas
, esto se debe, en parte, a la falta de competencias digitales de parte de la sociedad. También apunta que, para que se termine de tomar conciencia sobre los riesgos que entrañan estas plataformas «no basta con una única crisis»: «No vemos el peligro cerca y ni siquiera lo entendemos como real, no comprendemos los riesgos a los que nos exponemos. Tenemos que sufrirlos para que nos afecten».

Por su parte, Fernando Checa, experto en redes sociales y marketing y profesor en
UNIR
, explica a este periódico que «la realidad es tozuda»: «Instagram crece, crece y no se frena. La inversión en publicidad cada vez es mayor». A su vez, incide en «el escándalo de Meta generó muchas horas en radio y prensa, pero los usuarios siguen ahí y los creadores también. Instagram no está considerada por muchos internautas como algo tóxico, algo que sí que ocurre con Twitter».

TikTok, el rival

El pasado septiembre salían a la luz documentos internos de Meta en los que quedaba claro que, de acuerdo a sus investigaciones, el
32% de las adolescentes que ya se sentían mal con su cuerpo se sienten peor cuando navegan por Instagram
. Todo por culpa de la imagen de perfección que proyectan buena parte de las publicaciones que llenan la plataforma. También se recogía, entre otras cosas, que la exposición a este contenido provoca que algunos usuarios menores tengan pensamientos suicidas.

La semana pasada, la red social compartió una serie de funcionalidades destinadas, en concreto, a
mejorar la experiencia de uso de los menores
. Mientras que llegan, la aplicación sigue en el punto de mira de los legisladores en Estados Unidos. La presión del Congreso podría obligar a la plataforma a realizar cambios, y estar sometida a un mayor control gubernamental, en el medio plazo.

Mientras tanto, la principal obsesión de Zuckerberg, más allá del metaverso, es
continuar acercando sus redes sociales a usuarios jóvenes
. De ahí nace el interés de la compañía en la creación de un Instagram para menores de 13 años. También la potenciación de herramientas como Reels, la plataforma de creación de vídeos verticales que trata de replicar a TikTok, el principal rival en la lucha por captar la atención de los menores. «Esa es la gran preocupación para Meta», destaca Adsuara.

La aplicación china de vídeos musicales, mucho más reciente, alcanzó los 1.000 millones de usuarios hace apenas unos meses. Sin embargo, si nos fijamos en el número de nuevos usuarios menores que acumula cada una, las distancias se acortan. De acuerdo con datos de
Statista
, en España el 47% de internautas con edades comprendidas entre los 4 y los 15 años utilizan Instagram; justo por detrás está TikTok, con el 37%.

Sin embargo, según un estudio de
Forrester
, en Estados Unidos el 63% de menores con edades de 12 a 17 emplearon la ‘app’ china al menos una vez a la semana. En el caso de Instagram, la cifra cae hasta el 57%. TikTok también se ha instalado más en el último año (596 millones de veces) que la plataforma propiedad de Zuckerberg (570 millones).



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00