Lima, Perú
+5113014109

Microsoft hackea los requisitos de hardware de Windows 11

Microsoft hackea los requisitos de hardware de Windows 11


Los requisitos de hardware de Windows 11 siguen dando que hablar. Y lo que nos queda. Aunque Microsoft dijo que sería «inflexible» al exigirlos la realidad ha superado a la ficción y -como dijimos desde el primer día- Windows 11 podrá instalarse en -casi- cualquier PC actual. Lo que no era previsible es que Microsoft los auto-hackeara.

Hace tiempo que están disponibles en Internet versiones de prueba listas para instalar en cualquier equipo y las nuevas entregas (igual de piratas) con la versión estable están al caer. También hay disponibles scripts capaces de omitir todos los requisitos de hardware, que permiten la instalación y actualizaciones en PCs físicos no compatibles y también en máquinas virtuales, una limitación adicional que Microsoft impuso cerca del lanzamiento.

Microsoft no puede controlar todos estos desarrollos y los que van a llegar. Como pueden ser las técnicas para modificar el funcionamiento de Windows Update y que sirva las actualizaciones de seguridad y características, la única medida que realmente frenaría a los usuarios su instalación.

Requisitos de hardware de Windows 11: autohackeados

Microsoft se apunta al carro. Quizá para evitar que los usuarios rompan sus sistemas mediante el uso de scripts de terceros no estandarizados o adoptando una postura pragmática viendo todos los hackeos que están llegando para saltarse los requisitos, han decidido ofrecer a los usuarios una forma oficial de hacerlo. Como lo oyes.

En la página oficial de soporte, Microsoft describe la manera de instalar Windows 11 en equipos no compatibles mediante un simple cambio en el registro. En concreto:

  • Accede al registro y navega a la ruta [HKEY_LOCAL_MACHINE SYSTEM Setup MoSetup]
  • Añade un nuevo valor REG_DWORD llamado «AllowUpgradesWithUnsupportedTPMOrCPU» y en información del valor configúralo en «1». Debe quedarte como en la imagen:

requisitos de hardware de Windows 11

A partir de aquí se omite la verificación de TPM 2.0 (sí se requiere al menos TPM 1.2) y la lista de procesadores oficiales en familia y modelo (se puede instalar con cualquier CPU). Tras el cambio en el registro se pueden hacer tanto actualizaciones (conservando archivos o no) como instalaciones limpias.

Bajo tu responsabilidad

Microsoft hace un descargo de responsabilidad explícito de estas instalaciones, tanto en la página de soporte como en los resultados que devuelve la herramienta de comprobación de compatibilidad: «Es posible que tu dispositivo no funcione correctamente debido a esta compatibilidad u otros problemas. Los dispositivos que no cumplan con los requisitos del sistema ya no tendrán garantía de recibir actualizaciones, incluidas, entre otras, actualizaciones de seguridad».

Microsoft se lava las manos como ya sabíamos, aunque es curioso que ofrezca información precisa y pública para saltarse los propios requisitos que ha impuesto con el objetivo declarado de «aumentar la seguridad y productividad de los equipos…». 

Por si lo necesitas, aquí tienes un artículo práctico para comprobación de hardware y una guía completa de novedades y maneras de instalarlo oficialmente.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00