Lima, Perú
+5113014109

¿merece la pena gastarse 1.000 euros en el nuevo móvil de Apple?

¿merece la pena gastarse 1.000 euros en el nuevo móvil de Apple?


A diferencia de lo que ocurrió con el iPhone 12, Apple ha sido capaz de capear la pandemia y la escasez de semiconductores para lanzar su nuevo ‘smartphone’, el iPhone 13, en el mes de septiembre. Como venía haciendo la compañía californiana desde hace ya algunos años. El terminal, que vuelve a contar con 4 modelos diferenciados por tamaño y características, se podrá reservar esta misma semana y se espera que llegue a manos de sus propietarios el 24 de este mes. En lo que esto ocurre, es previsible que un puñado de usuarios entre los más de 100 millones que, de acuerdo con las estimaciones de venta, tienen en su poder un iPhone 12, comiencen a plantearse

 si es buena idea guardar el terminal en un cajón, o canjearlo en alguna tienda, y subirse a la nueva generación de móviles de la manzana mordida. Y qué decir de aquellos que, por el contrario, llevan en el bolsillo el mismo dispositivo desde hace años.

A pesar de un ligero descenso durante 2020, en el presente año la venta de ‘smartphones’ va camino de batir récord.
Según datos de compartidos por Statista
, el número de terminales comercializados hasta el momento en 2021 supera los 1.535 millones, una cifra que, en parte, ha sido posible gracias los constantes lanzamientos de las compañías y que, de seguro, engordará todavía más gracias al iPhone 13. La fabricación de este tipo de dispositivos, evidentemente, tiene sus efectos en el medio ambiente; por lo que es recomendable darles todo el uso posible antes de realizar el cambio. Sin embargo, en el caso de los terminales de Apple hay otros aspectos que el usuario debe tener en cuenta. Sobre todo si comparamos el rendimiento del iPhone 12 con el que promete el iPhone 13 y lo que son capaces de ofrecer al usuario corriente.

¿Hay tanta diferencia?

Hay quien dice que, con los años, Apple ha perdido la capacidad de dejar con la boca abierta al consumidor.
Que ya no sorprende como en los tiempos de Steve Jobs
. Quizá buena parte de la culpa la tiene el que hoy resulte prácticamente imposible asistir a un gran evento de la tecnológica sin tener una idea bastante aproximada de lo que se va a compartir. Y todo gracias al incesante goteo de filtraciones, que no para en todo el año.

En el caso del iPhone 13, todo lo esperado por los analistas, o casi, se cumplió. Como se apuntaba desde semanas antes del evento de presentación, el dispositivo tiene entre sus principales reclamos una pestaña más reducida para la cámara delantera -con lo que la pantalla gana protagonismo-, baterías que prometen una autonomía de entre 1,5 horas y 2,5 horas más que las del iPhone 12, mejoras en las cámaras -sobre todo en el software- y nuevas herramientas para la creación de vídeo. A las que volveremos dentro de poco.

La tasa de refresco de 120 Hz en los dos modelos más punteros, el iPhone 13 Pro y el Pro Max, es una de las novedades con más miga. Esta tecnología, que permite que las imágenes en pantalla se muevan de forma más fluida, convierte al nuevo terminal en una buena opción para los aficionados a la grabación de contenido a aquellos que quieran emplear el terminal como máquina de videojuegos. Más teniendo en cuenta que empresas como
Xbox
, y en menor medida PlayStation, están dando pasos para llevar sus obras a cualquier tipo de dispositivo. Entre ellos el ‘smartphone’.

Más allá de estos aspectos, iPhone 12 y iPhone 13 comparten parte importante de sus características. Los modelos tienen unas dimensiones similares; el diseño, más allá de los cambios en la disposición de las lentes en los dos modelos más básicos del 13, es prácticamente calcado. Asimismo, todos los dispositivos son compatibles con redes 5G, aunque parece que en el caso del iPhone 13 la conectividad mejorará. En el almacenamiento, también encontramos mejoras. En todos los nuevos móviles se parte de la configuración de 128 GB, mientras que en el caso de iPhone 12 se partía de los 64 GB. Asimismo, se ha anunciado que tanto el iPhone 13 Pro como el Pro Max tendrán una versión de 1 TB, es decir, de 1.000 GB.

Las cámaras sí, pero para quién

Las cámaras -así, en plural- es uno de los aspectos a los que más atención prestan los usuarios antes de comprar un dispositivo. Sobre el papel, las del iPhone 13 prometen un avance importante respecto a las de su predecesor. Y no solo gracias al aumento en el tamaño de los sensores, que permitirá sacar mejores fotos en condiciones de poca luz, o a la inclusión del macro para conseguir imágenes con más detalle; también por el software del dispositivo.

Los móviles incluyen un nuevo modo Cine en HDR y con Dolby Vision que permite grabar a personas, animales y objetos con un mayor efecto de profundidad y realizar cambios de enfoque. Según explican desde Apple, esta funcionalidad permite que «todo el mundo pueda inmortalizar momentos con calidad de cine incluso sin tener experiencia profesional».

Los iPhone 12, aunque no contaban con esta tecnología, siguen siendo dispositivos que ofrecen un gran rendimiento en el apartado fotográfico y la grabación.
Así se explicó ABC no hace tan siquiera un año
, cuando las mejores cámaras que tenía un iPhone no eran las del iPhone 13, sino las del 12. Teniendo esto en cuenta, el antecesor directo del nuevo terminal sigue siendo interesante para aquellos usuarios que no cecesiten Dolby Vision y se ‘conformen’ con sacar buenas fotos y grabar buenos vídeos. Además, no tendrán que rascarse tanto el bolsillo.

Como siempre, depende

Los nuevos iPhone 13 parten de los 809 euros en el caso del modelo mini de 128 GB y alcanzan los 1.739 euros en el Pro Max con 1 TB de memoria. Precios que se mueven en línea con los oficiales del iPhone 12. No obstante, es previsible que la pasada generación de ‘smartphones’ se vuelva más asequible en los próximos meses. También resultará más sencillo encontrarse con un ‘ofertón’, aunque ya, a estas alturas, es posible descubir alguno buscando en Internet. Sin ir más lejos, hace un par de días Amazon puso el iPhone 12 a la venta con un descuento de 120 euros sobre el precio recomendado.

Teniendo todo esto en cuenta, cualquiera de las dos familias están pensadas para ofrecer el mejor rendimiento. No obstante, si el usuario solo quiere un dispositivo con prestaciones de gama alta, que funcione de forma fluida y que cuente con buenas cámaras, el iPhone 12 es un móvil sobradamente competente que -recordemos- no lleva todavía ni un año en el mercado. Si, por el contrario, quiere utilizar el móvil para jugar a videojuegos, realizar vídeos de calidad casi profesional y editarlos de la mejor forma posible, seguramente el iPhone 13 cumpla de mejor forma con sus expectativas.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00