Lima, Perú
+5113014109

Me estafaron con una falsificación tan buena de los AirPods Pro que me los quedé

Me estafaron con una falsificación tan buena de los AirPods Pro que me los quedé


Ilustración para el artículo titulado

Foto: GizmodoES

Hace unos días compré unos AirPods Pro reacondicionados, o eso creía. Al vendedor lo avalaban cientos de votos positivos, pero 40 euros más gastos de envío era un precio demasiado bueno para unos auriculares que, recién salidos de fábrica, cuestan 279. Al final, se impuso la lógica y los AirPods Pro resultaron ser falsos; pero eran una falsificación tan buena y detallada que me vi en la obligación de investigar más a fondo el fascinante mundo de las réplicas chinas.

Más complejo de lo que imaginaba, ese mundo aparece resumido en este vídeo de TikTok en el que un hombre va un mercado de electrónica en Shenzhen y compra dos copias de AirPods Pro, los auriculares “in-ear” de Apple: una de ocho dólares, más rudimentaria, y otra de 29 que —según le dicen— es indistinguible de los AirPods Pro originales. En un segundo vídeo, el hombre explica que los clones son físicamente idénticos, pero el más barato no hace nada cuando activas los controles de cancelación de ruido, mientras que el más caro incluye cancelación de ruido activa, modo transparencia (para dejar pasar el sonido ambiente) y un sonido un 75% tan bueno como el de los AirPods Pro de Apple.

La comunidad de AirReps (una abreviatura de “AirPods Replicas”) coincide en que las copias chinas de los AirPods Pro aún no han conseguido imitar a la perfección el sonido de los AirPods auténticos. Sin embargo, cada iteración se acerca más en este y otros aspectos a los auriculares de Apple, casi igualando la calidad de sonido original en el caso de los AirPods de segunda generación, el modelo tipo “earbuds” que Apple vende a un menor precio que los AirPods Pro. Los VM3, como se conoce a la última copia de los AirPods de segunda generación, no solo suenan prácticamente igual que los auténticos, sino que mejoran su duración de batería hasta en una hora, según los propios vendedores.

HiCity, uno de los vendedores más populares de réplicas de AirPods, vende los V3M en todo el mundo por 35 dólares más gastos de envío. Estos AirPods Gen 2 V3M vienen con un chip Airoha 1562M, Bluetooth 5.2, estuche de carga con soporte de carga inalámbrica y una autonomía de cinco a seis horas. En comparación, los AirPods con estuche de carga inalámbrica originales cuestan 229 euros (siempre que los compres directamente a Apple).

undefined

Imagen: HiCity / AirReps

En cuanto a los AirPods Pro, HiCity vende tres réplicas de distinta calidad: los V4 de 35 dólares, los V4.5 de 65 dólares y los V4.7, la réplica más reciente, de 75 dólares. El modelo intermedio tiene un chip Airoha 1562A, Bluetooth 5.2, cuatro horas de batería y cancelación de ruido activa descrita como “muy buena”, mientras que el modelo más caro tiene un chip BES 2300ZP, Bluetooth 5.0, cinco horas de batería y la “mejor cancelación de ruido activa” disponible; además, este último es el único modelo con soporte de audio espacial, la función de los AirPods Pro que imita la experiencia inmersiva del sonido 3D.

En cuanto a los chips, no son el H1 de Apple, pero Airoha es la subsidiaria de MediaTek que fabrica también el procesador de algunos Sony WF-1000XM3, considerados unos los mejores auriculares “true-wireless” con cancelación de ruido activa del mercado. Por otro lado, el chip 2300ZP de BES está presente en los auriculares FlyPods 3 de Honor, del mismo modo bien considerados. En definitiva, las réplicas de los AirPods Pro no usan los mismos componentes que los originales, pero sí otros componentes de demostrada calidad.

Clones cada vez más difíciles de diferenciar

undefined

Foto: GizmodoES

El vendedor que me coló unos AirPods Pro falsos haciéndolos pasar por auténticos tenía muchos anuncios similares en su tienda. Sin duda, había hecho un pedido grande a algún distribuidor chino, quizá pagando por cada caja menos de la mitad de lo que yo le pagué a él. Las opiniones positivas de su tienda podrían haber sido falsas, pero no dudo de que algún despistado creyera que realmente le compró unos AirPods Pro por poco dinero y valorara positivamente la transacción.

Muchos de los artículos y vídeos que encontré sobre cómo diferenciar unos AirPods falsos de unos AirPods verdaderos estaban obsoletos. La falsificación que me llegó era tan buena que hasta el difusor de LED que Apple utiliza para suavizar la luz del estuche de carga estaba en su sitio. El número de serie que venía grabado en el estuche, en cambio, arrojaba un mensaje curioso en la web de Apple. Decía: “Lo sentimos, pero este número de serie es de un producto que se ha sustituido”. Quizá el mensaje esté relacionado con que sean reacondicionados, pensé, pero la realidad es que los fabricantes de réplicas tienen sus métodos para conseguir números de serie reales que, en algunos casos, la web de Apple da por válidos. Tal vez por eso la compañía esté planeando aleatorizar los números de serie de sus próximos productos.

undefined

Imagen: Apple

Más sorprendente aún es que el iPhone dé por buenos estos AirPods falsos y muestre casi instantáneamente una ventana emergente para conectarlos. Dependiendo de la versión, algunas réplicas muestran incluso el número de modelo, el número de serie y la versión de software en los ajustes de Bluetooth y en el menú de Información. Sin embargo, los AirPods clónicos no se pueden actualizar por la vía oficial. Puedes actualizar los que tengan chip Airoha, pero necesitas instalar una aplicación de AirReps en un teléfono Android.

En mi caso, los AirPods falsos llegaron en una caja que parecía original. Todo estaba en su sitio, desde el cable Lightning a USB-C (falso también), hasta el cartón con las almohadillas de distinto tamaño para ajustar los auriculares al oído. El manual de usuario, en cambio, parecía una fotocopia a color: la única pista evidente de que aquellos AirPods no eran auténticos.

undefined

Foto: GizmodoES

Hay algunos puntos clave para diferenciar unos AirPods Pro de verdad de una falsificación. La bisagra del estuche suele ser más endeble en las copias más baratas (a veces, de plástico con pintura metalizada en lugar de metal). Los micrófonos suelen ser de peor calidad. El texto que dice “Designed by Apple in California” no siempre siempre usa la misma tipografía o es tan claro como el de los AirPods originales. La función “Oye, Siri” solo está disponible en los modelos más caros. Y el botón de sincronización no siempre tiene un clic suave; a veces, incluso sobresale ligeramente del cuerpo del estuche. Pero según la guía de AirReps, algunos modelos clónicos se asemejan hasta en el peso a los AirPods Pro de Apple, lo que hace que diferenciarlos sea cada vez más difícil.

No ayuda que la latencia (entre 50 y 150 milisegundos), el alcance (de alrededor de 10 metros) o las funciones de software (todas menos iCloud Connect, que permite conectar los auriculares a varios dispositivos de Apple a la vez) sean idénticas a las que ofrecen los AirPods Pro originales en los clones más avanzados. Claro que el firmware no es el mismo, ni tampoco el control de calidad, por lo que algunos modelos terminan dando problemas: los míos interferían con la conexión Bluetooth de mi Apple Watch, y se sabe de otros que tienen dificultades para conectarse a macOS. Por no mencionar la calidad de construcción y su resistencia al paso del tiempo: algunas réplicas se abren con facilidad por las juntas de los auriculares, y hay un aviso en la guía de AirReps sobre la carga inalámbrica que dice “no se recomienda por periodos prolongados, ya que pueden sobrecalentarse y derretirse”.

Anuncios sin imagen y transferencias bancarias

undefined

Foto: GizmodoES

Muchas de las réplicas más populares de los AirPods se venden sin foto en tiendas como DHgate y AliExpress. El anuncio se publica con una imagen genérica en la que no se ven los auriculares por ningún lado; y cuando te llegan, un mes más tarde, lo hacen en una caja blanca, sin logotipos de Apple ni otras marcas comerciales. Según AirReps, esto se hace así para evitar que el producto acabe retenido en aduanas, pero no me extrañaría que las normas internas de AliExpress contra las falsificaciones tengan algo que ver (si un usuario recibe una falsificación, el vendedor está obligado a reembolsarle la totalidad de lo que pagó).

Algunos vendedores te permiten comprar sus clones en una caja de cartón con el logo de Apple y la imagen de los auriculares, pero entonces piden que hagas el pago por transferencia bancaria (por ejemplo, a través de TransferWise). Pierdes todas las garantías de AliExpress y es posible que tengas que hablar con el vendedor a través de WhatsApp en un inglés chapucero, lo que añade una capa más de turbiedad al asunto. Pero a cambio, obtienes la caja, cuya calidad puede variar entre muy mala y muy buena (incluso con el relieve de la caja original), y ahorras algo de dinero, ya que los vendedores suelen hacer un pequeño descuento en las transacciones directas.

El iPhone los reconoce como auténticos, pero solo los modelos más avanzados salen en el menú Información

El iPhone los reconoce como auténticos, pero solo los modelos más avanzados salen en el menú Información
Imagen: GizmodoES

Los clones más avanzados tienen todas las características que puedes esperar de unos AirPods Pro, incluyendo un sonido excelente, controles táctiles en ambos auriculares y cancelación de ruido activa, lo que me lleva a preguntarme cuántas personas habrá ahí fuera usando alegremente unos AirPods falsos creyendo que son auténticos. Por eso no recomendaría, después de todo lo que he aprendido, comprar unos AirPods fuera de canales de venta conocidos que ofrezcan todas las garantías y reembolsos completos. Incluso animaría a la gente a comprobar si los AirPods que tiene en casa son realmente auténticos, ya sean AirPods Pro o AirPods a secas (y cuidado con los AirPods Max, de los que empiezan a verse también réplicas).

Pero si lo que quieres es comprar voluntariamente una de estas falsificaciones, te diría que lo hagas bajo tu propia responsabilidad. Podrías recibir un producto deficiente o pagar demasiado por una versión algo anticuada que no cuenta con todas las funciones, y en esos casos, el vendedor podría no estar dispuesto a devolverte el dinero. Sí, hay vendedores con su propia garantía, por supuesto. Y luego están las comunidades de entusiastas como AirReps, que intentan solucionar problemas técnicos y proporcionar herramientas para actualizar el firmware de estas réplicas. Pero en última instancia, estás comprando una falsificación por menos de un cuarto de lo que cuesta el producto original. No tiene sentido esperar un servicio posventa a la altura del que ofrece Apple.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00