0
Lima, Perú
+5113014109

Los terroristas siguen recaudando dinero a través de las criptomonedas, pero el impacto es limitado

Los terroristas siguen recaudando dinero a través de las criptomonedas, pero el impacto es limitado



Vivimos hoy «en medio de una explosión de riesgos relacionados con el fraude, el blanqueo de dinero, la financiación del terrorismo y la privacidad de los datos», dijo la secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, en febrero, y citó específicamente las criptodivisas como una «herramienta para financiar el terrorismo».

Yellen parecía estar señalando un nuevo e importante giro en la guerra contra el terrorismo, y ello suscitó algunas preguntas: ¿Son las criptomonedas en manos de terroristas un peligro real y presente para los gobiernos y la sociedad? Si es así, ¿debería preocuparse la industria de la criptomoneda y la tecnología Blockchain?

Las pruebas recientes sugieren que el papel de las criptomonedas como facilitador del terrorismo a nivel mundial sigue siendo relativamente menor. «Las criptomonedas se han utilizado en varios casos de financiación del terrorismo, pero todavía no se ha convertido en un medio principal de financiación del terrorismo«, dijo a Cointelegraph Matthew Levitt, director del Programa Jeanette y Eli Reinhard sobre contraterrorismo e inteligencia en el Washington Institute for Near East Policy (Instituto de Washington para la Política de Oriente Próximo en Español).

Gina Pieters, profesora adjunta del Departamento de Economía de la Universidad de Chicago, dijo a Cointelegraph: «Su declaración [de Yellen] es objetivamente cierta: es una herramienta«. Pero Yellen también eligió sus palabras con cuidado. «Ella no dijo que fuera una herramienta importante – dijo específicamente que era una herramienta en crecimiento. Y eso también es cierto, a medida que las criptomonedas crecen serán utilizadas en más actividades delictivas

¿Aumento de las aprensiones sobre las criptomonedas?

Dave Jevans, director general de CipherTrace, expresó cierto malestar por las declaraciones de la secretaria del Tesoro. «Si líderes como Janet Yellen establecen una actitud temerosa hacia las criptomonedas asociadas con la criminalidad, los reguladores podrían tomar medidas duras para imponer reglas más estrictas sobre las transacciones de criptomonedas que podrían no estar justificadas«, dijo a Cointelegraph, y agregó: «Tal acción, como la prohibición general de las criptomonedas en la India, inhibiría en gran medida la adopción masiva y la innovación en el espacio«.

  

«Creo que quería plantear el tema y ponerlo en el radar de la gente«, comentó Levitt, quien añadió que el mal uso de las criptodivisas se perfila como una preocupación geopolítica más con respecto a los estados que tratan de evadir las sanciones políticas occidentales -como Rusia, Irán o Venezuela- que con los posibles terroristas.

Aun así, no hace falta mucho dinero para financiar un acto terrorista, por lo que cualquier ayuda que Bitcoin (BTC) u otras criptodivisas proporcionen a los grupos terroristas que tratan de ocultar sus fuentes de financiación sigue siendo preocupante. Por esa razón, Jesse Spiro, jefe de asuntos gubernamentales en Chainalysis, dijo a Cointelegraph que Yellen no estaba exactamente exagerando la amenaza. Dicho esto, «la financiación del terrorismo representa una porción increíblemente pequeña de las transacciones de criptodivisas.» En 2020, Chainalysis rastreó solo 37,35 Bitcoin que se destinaron a la financiación del terrorismo, o «un mero 0,00324 por ciento de la actividad ilícita general», dijo.

¿Las criptomonedas son cada vez más importantes para los grupos terroristas?

En agosto de 2020, el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DoJ por sus siglas en ingles) incautó las cuentas de criptomonedas de tres operaciones de financiación del terrorismo con sede en Oriente Medio. Esta fue la «mayor incautación de cuentas de criptodivisas de organizaciones terroristas», según el DoJ. «Es un hecho que los grupos yihadistas, liderados por ISIS y Al-Qaeda, han estado utilizando criptomonedas durante años«, dijo Steven Stalinsky, director ejecutivo del Middle East Media Research Institute (Instituto de Investigación de Medios de Comunicación de Oriente Medio en español), a Cointelegraph. «Tras la caída del califato de ISIS, rápidamente se volvió aún más importante para ellos«.

En su monitoreo diario de los grupos yihadistas en línea, MEMRI ve a grupos e individuos discutiendo el uso de diferentes criptodivisas. «Pero este uso no se ha desarrollado recientemente a las proporciones extremas que podría haber y todavía podría«, dijo Stalinsky. «Cualquier arresto y noticia pública de yihadistas usando criptomonedas ha llevado hasta ahora a las empresas a actuar para cerrar estas cuentas y otras relacionadas, y esto parece estar creando un equilibrio para frenar el problema.»

Un estudio de la Rand Corporation de 2019 señaló que «ninguna criptomoneda actual puede satisfacer todas las necesidades financieras de las organizaciones terroristas» -que incluyen el anonimato, la usabilidad, la seguridad, la fiabilidad y la aceptación-, pero las criptodivisas como el Bitcoin, «particularmente con una usabilidad mejorada, podrían ser atractivas para su uso en la recaudación de fondos, y están surgiendo algunas pruebas de que las organizaciones terroristas podrían estar utilizando criptomonedas para este fin.» Para estos grupos es fundamental poder recibir dinero de los donantes, más allá de la mirada de los gobiernos.

En un informe de inteligencia, Chainalysis señaló que los anuncios y mensajes de BitcoinTransfer, un exchange de criptomonedas con sede en Siria que ha sido citado públicamente como dirigido por los yihadistas, «a menudo enfatizan la seguridad y el anonimato, así como su capacidad para facilitar las transferencias desde los países europeos sin presentar documentos de identificación o «exponer a su amigo o familia al peligro».»

Bitcoin, la red blockchain más grande y antigua del mundo, no es realmente anónima, como descubrieron Al-Qaeda y los grupos terroristas afiliados con el desmantelamiento del DoJ en agosto de 2020. Los agentes del Servicio de Impuestos Internos, de las Investigaciones de Seguridad Nacional y de la Oficina Federal de Investigación rastrearon y confiscaron las 150 cuentas de criptomonedas que blanqueaban fondos hacia y desde las cuentas de las Brigadas al-Qassam, por ejemplo. El grupo había anunciado que sus donaciones de Bitcoin eran imposibles de rastrear y que se utilizarían para actividades militantes.

¿Dejar BTC por Monero y Zcash?

Tal vez como resultado de la interrupción de las tres campañas yihadistas cibernéticas, recientemente han surgido informes de que los grupos terroristas están pasando de BTC a otras criptomonedas, incluyendo monedas de privacidad como Monero (XMR) y Zcash (ZEC), que son más difíciles de rastrear.

«BTC siempre ha sido la más popular y es la más conocida«, dijo Stalinsky a Cointelegraph, pero otras, incluyendo Monero y Zcash, también están siendo utilizadas por los grupos terroristas. Jevans añadió:

«Bitcoin y otras criptomonedas siguen siendo más fáciles de rastrear que el dinero en efectivo, pero las monedas de privacidad […] ciertamente hacen que el trabajo de las fuerzas de seguridad sea más difícil».

Aun así, las monedas de privacidad, aunque sean mejores para ofuscar las transacciones, «no han sido adoptadas en la medida que cabría esperar», dijo Spiro a Cointelegraph. Esto se debe principalmente a que carecen de liquidez. En 2020, varios exchanges de criptomonedas, bajo la presión de los reguladores, comenzaron a retirar de sus listas las monedas de privacidad, por lo que la accesibilidad se ha convertido en un problema para los aspirantes a terroristas. «La criptodivisa solo es útil si puedes comprar y vender bienes y servicios o cambiarlos por dinero fiat, y eso es mucho más difícil con las monedas de privacidad», explicó Spiro.

Auge en los países occidentales

Si se acepta que el uso de las criptomonedas no está creciendo exponencialmente entre los grupos terroristas, ¿al menos está creciendo? «La adopción de criptodivisas está creciendo en todas partes, incluso entre los grupos terroristas nacionales e internacionales«, respondió Jevans, mientras que Spiro destacó: «Hemos visto pruebas de que utilizan las criptomonedas para pagar la infraestructura en línea que facilita el reclutamiento y la propaganda».

El MEMRI Domestic Terrorism Threat Monitor, que se centra en los grupos terroristas de Estados Unidos y otros países occidentales, ha visto un aumento en el uso y las referencias a las criptodivisas, «muy parecido a lo que ocurrió con los yihadistas hace unos años», dijo Stalinsky. Y añadió:

«[Los grupos terroristas nacionales] siguen de cerca lo que los grupos yihadistas han hecho en línea, ya sea en la migración a otras plataformas, en el uso de la tecnología de cifrado o en el uso y la promoción de las criptomonedas».

Stalinsky continuó: «Después de los acontecimientos del 6 de enero, cuando el edificio del Capitolio de Estados Unidos fue asaltado por grupos extremistas, hay más presión para ir tras la recaudación de fondos de estos grupos en línea. Hace un año era común ver a muchos de estos individuos, grupos y organizaciones utilizando abiertamente las plataformas bancarias convencionales, desde las principales compañías de tarjetas de crédito hasta los bancos regulares, Apple Pay, PayPal y otras plataformas.«

Pero ahora se han visto obligados en gran medida a abandonar estas plataformas, añadió, y necesitan recaudar fondos – «ya sea para el reclutamiento, la solicitud de apoyo o la venta de mercancías como libros y líneas de ropa- a través de carteras de criptomonedas, que todos están utilizando y promoviendo.» Bitcoin sigue siendo la criptodivisa favorita entre estos grupos, aunque Monero también es popular, dijo.

Cuando se le preguntó por el atractivo particular que las criptomonedas tienen para los terroristas, Pieters respondió: «Es la capacidad de mover un gran valor de fondos sin transporte físico, junto con la relativa velocidad y el bajo riesgo en comparación con otras alternativas digitales«.

¿Debería la propia industria de la tecnología blockchain estar preocupada por estos usos nefastos de las criptodivisas? Al fin y al cabo, podría ensuciar aún más la imagen de la industria, deshaciendo el progreso hacia la incorporación de la tecnología blockchain y las criptomonedas al mundo convencional y social. Según Spiro:

«Los malos actores suelen ser los primeros en adoptar las nuevas tecnologías, y la criptomoneda no es una excepción. La diferencia con las criptomonedas, sin embargo, es que pueden ser aprovechadas por las fuerzas del orden para seguir el dinero.»

En general, se piensa que las criptomonedas son anónimas e imposibles de rastrear, pero en realidad «operan en Blockchains públicas y transparentes», continuó Spiro. «Hemos descubierto que una vez que los legisladores, los reguladores y las agencias de aplicación de la ley entienden esto, descubren que las criptomonedas pueden realmente ayudar, no perjudicar, sus misiones para eliminar la actividad ilícita.»

Antonio Fatás, profesor de economía en el INSEAD, dijo a Cointelegraph que en las últimas décadas, muchas naciones occidentales han puesto en marcha regulaciones estrictas para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo. «Las criptomonedas han quedado fuera de estas regulaciones en parte porque eran pequeñas, en parte porque no siempre es fácil aplicar esta regulación a las formas descentralizadas de dinero». Pero ahora está claro que esta exclusión no se permitirá por mucho tiempo, dijo Fatás. Los agentes del sector tendrán que cumplirla.

En definitiva, cualquier fondo que se destine a la financiación del terrorismo en una red de blockchain debería preocupar al gobierno y a la sociedad, así como a la industria de la criptomoneda y la tecnología blockchain, aunque las cantidades brutas todavía no sean grandes.

Sin embargo, hay un lado positivo en todo esto. «La buena noticia es que las criptomonedas son intrínsecamente transparentes«, dijo Spiro, cuya empresa, Chainalysis, ayudó al DoJ a desbaratar las operaciones de financiación del terrorismo de Oriente Medio mencionadas anteriormente en agosto de 2020. «Con las herramientas adecuadas, las fuerzas del orden pueden rastrear esa actividad«, concluyó.

Sigue leyendo:



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00