Lima, Perú
+5113014109

Los sistemas binarios podrían albergar planetas habitables

Los sistemas binarios podrían albergar planetas habitables


Ilustración para el artículo titulado Un estudio sugiere que estamos pasando por alto los planetas potencialmente habitables en sistemas binarios

Ilustración: International Gemini Observatory/NOIRLab/NSF/AURA/J. da Silva

Llevamos unos cuantos años explorando el cosmos en busca de planetas rocosos que reúnan las condiciones necesarias para que nuestra especie los habite. En ese tiempo hemos descubierto varios candidatos, pero un nuevo estudio sugiere que podríamos estar pasando muchos más. Se trata de planetas ocultos a simple vista en sistemas binarios.

Aproximadamente la mitad de las estrellas del universo pertenecen a lo que se conoce como sistemas binarios, sistemas solares en los que dos estrellas orbitan alrededor de un centro de gravedad común. Pese a ser tan comunes, apenas conocemos planetas potencialmente habitables acompañados de dos soles. No es que esos planetas existan pero no reunan condiciones para la vida. Es que parecen no existir. Un equipo de astrónomos comenzó a sospechar que el problema no es que los sistemas binarios no tengan planetas rocosos, sino que no los estamos viendo.

Para probar su hipótesis, los investigadores repasaron los datos obtenidos mediante el satélite TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite). La NASA puso TESS en órbita en abril de 2018 con el objetivo de examinar las 200.000 estrellas más brillantes próximas al Sol en busca de exoplanetas. Para ello, y como su propi nombre ya sugiere, TESS usaba el método de tránsito, o sea, detectaba la sutil variación de la luminosidad que se produce en una estrella cuando un planeta pasa por delante de ella desde nuestra perspectiva.

El problema de este métiodo es que no muestra más datos sobre el sistema estelar que estudia. No muestra, por ejemplo, si la esstrella es una sola o en realidad son dos tan juntas que brillan como si fuera una. La diferencia es crucial porque la hipótesis de los investigadores era precisamente que el brillo de las dos estrellas en un sistema binario podía camuflar la existencia de exoplanetas en la región más próxima al brillo.

El estudio usó telescopios terestres en Hawáis y Chile para recopilar datos adicionales de 517 estrellas en las que TESS había encontrado y categorizado exoplanetas. Tras reducir las interferencias atmosféricas, el equipo encontró que 73 de esas 517 estrellas en realidad pertenecen a sistemas binarios. Al comparar los resultados, lo que descubrieron fue que TESS solo encontró planetas grandes en los sistemas binarios. Estos planetas, típicamente gigantes gaseosos como nuestro Júpiter, no ofrecen condiciones favorables a la habitabilidad. Sus órbitas más alejadas de las estrellas a las que acompañan hacen que sean más fáciles de ver mediante tránsito, mientras que los planetas rocosos como la Tierra quedan ocultos por el brillo de los dos soles.

El estudio acaba de ser publicado en Astronomical Journal, y abre una nueva puerta en la que buscar planetas habitables que hasta ahora quizá habíamos pasado por alto. [NOIRLab vía New Atlas]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00