Lima, Perú
+5113014109

Los Joy-Con de Nintendo Switch no tienen solución

Los Joy-Con de Nintendo Switch no tienen solución


Los Joy-Con son una de las señas de identidad de Nintendo Switch, además de otra muestra más de innovación de la compañía japonesa: son versátiles, muchos más cómodos de lo que parece a simple vista y permiten adaptar el estilo de juego al juego que se esté jugando, valgan las redundancias. Pero tienen un problema grave para el que no hay solución.

Si tienes una Nintendo Switch, es más que probable que sepas del problema de durabilidad de los Joy-Con, y es que al tiempo y de manera irremediable, estos comienzan a fallar, en lo que se conoce como deriva de las palancas analógicas. De hecho, es un fallo añejo relacionado con los mandos de palancas y joystick, aunque a diferencia de modelos históricos que lo padecieron, los Joy-Con lo manifiestan pronto y lo arrastran indefinidamente.

Hablamos de ese movimiento de deriva por el cual el personaje en pantalla comienza a moverse es una dirección sin que el jugador esté tocando el mando. Una tontería a priori que, sin embargo, deriva -y nunca mejor dicho- en una experiencia de juego nada agradable, cuando no realmente deficiente, porque la degradación de los Joy-Con no se detiene.

Para solucionar este problema de la deriva de los Joy-Con se han recomendado a lo largo del tiempo diferentes remedios: de actualizar los mandos a recalibrarlos, limpiarlos todo lo profundamente que se pueda y, en último término, reemplazarlos. A tanto llegó este asunto que a Nintendo se le han acumulado las demandas a ambos lados del charco.

Joy-Con

El problema de la deriva con los Joy-Con sucede prácticamente desde el principio de la vida de Nintendo Switch, hace más de cuatro años, a pesar de lo cual siempre se ha esperado a que la compañía aportase una solución, incluso rediseñando los mandos. La última oportunidad perdida la dio el lanzamiento de la Nintendo Switch OLED, pero ni por esas.

Y sabemos por qué, y más que eso: según ha revelado la propia compañía en una entrevista con los responsables de Nintendo Switch OLED, la mejora de los Joy-Con ha sido constante desde hace años, puliendo aspectos en sucesivas versiones de los mandos… y la conclusión es que el desgaste es inevitable y lo seguirá siendo.

Así lo explica Ko Shiota, cabeza de la División de Desarrollo de Tecnología y gerente principal de producto en Nintendo: «Los neumáticos de los automóviles se desgastan a medida que el automóvil se mueve, ya que están en constante fricción con el suelo para rotar. Así que con esa misma premisa nos preguntamos cómo podemos mejorar la durabilidad, y no solo eso, sino cómo puede coexistir tanto la operatividad como la durabilidad. Es algo que estamos abordando continuamente«.

«Las piezas de la palanca analógica se han mejorado continuamente desde el lanzamiento y todavía estamos trabajando en mejoras«, añade el subdirector general Toru Yamashita. Y todas las mejoras acumuladas se aplican en las reparaciones. Este es, de hecho, el último clavo al que agarrarse, pues Nintendo sigue reparando gratuitamente los Joy-Cons afectados por la deriva, incluso aunque se haya pasado la garantía.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00