Lima, Perú
+5113014109

los errores de Facebook detectando el odio y la violencia

los errores de Facebook detectando el odio y la violencia


Madrid
Actualizado:

Guardar

Facebook, como el resto de compañías de redes sociales, depende en buena medida de los algoritmos y de la Inteligencia Artificial (IA) para controlar los mensajes que se vierten en su interior y violan sus normas. Sin embargo, esta tecnología ni es infalible ni es capaz de limpiarlo todo. Y eso lo saben hasta los ingenieros de la plataforma. Según el diario estadounidense ‘
The Wall Street Journal
‘, que ha accedido a información interna de Facebook, la IA que emplea la red social registra errores a la hora de identificar «con consistencia» el contenido que va contra sus normas en lo que respecta al odio o la violencia. La tecnlogía incluso da problemas a la hora de diferenciar peleas de gallos de accidentes automovilísticos.

«El problema es que no tenemos y posiblemente nunca tendremos un modelo que capture incluso la mayoría de los daños a la integridad, particularmente en áreas sensibles», afirma en un documento de 2019 un ingeniero de la plataforma. Otro informe, en este caso realizado en marzo de 2021, apuntaba que la Inteligencia Artifical de la empresa solo limita entre un 3 y un 5% las visualizaciones de contenido contrario a sus normas mediante la eliminación de las publicaciones. «Estimaciones recientes sugieren que, a menos que haya un cambio importante en la estrategia, será muy difícil mejorar esto más allá del 10-20% en el corto o medio plazo», destaca un ingeniero de la empresa en otro documento.

‘WSJ’ destaca que estas estadísticas contrastan con la confianza que la red social tiene en la Inteligencia Artificial para combatir el contenido que rompe con sus normas. El medio recuerda que Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, afirmó en 2018 ante el Senado de Estados Unidos que estimaba que dentro de 5 o 10 años la plataforma sería capaz de detectar la mayoría de mensajes en los que se incita al odio con tecnología. Facebook, por su parte, no ha tardado en salir al paso de la información compartida por el medio estadounidense. Destaca que su estrategia está centrada en «en la prevalencia, la cantidad de discurso de odio que las personas ven en la plataforma» más que en la eliminación de contenido.

Facebook, más centrado en las visualizaciones

Guy Rosen, vicepresidente de integridad de red social, ha señalado en un comunicado que ‘Wall Street Journal’ ha utilizado la información para «crear una narrativa de que la tecnología que usamos para combatir el discurso del odio es inadecuada y que deliberadamente tergiversamos nuestro progreso». El ejecutivo apunta que el objetivo principal de la IA de Facebook no es «centrarse solo en la eliminación de contenido», sino limitar todo lo posible las visualizaciones.

«Si algo puede ser discurso de odio, pero no estamos lo suficientemente seguros de que cumpla con los requisitos para su eliminación, nuestra tecnología puede reducir la distribución del contenido o no recomendar Grupos, Páginas o personas que publican regularmente contenido que probablemente infrinja nuestras políticas», señala Rosen.

Gracias a este enfoque, según el último
informe de cumplimiento de estándares comunitarios de Facebook
, por cada 10.000 visualizaciones de contenido en Facebook, el usuario se encuentra con cinco publicaciones en las que se incita al odio. Un 0,05% del total. Asimismo, se destaca que la prevalencia del discurso de odio se ha reducido un 50% en los últimos tres trimestres. «Tenemos un umbral alto para eliminar contenido automáticamente. Si no lo hiciéramos, correríamos el riesgo de cometer más errores en el contenido que parece un discurso de odio, pero que no lo es», dice el vicepresidente de integridad. Con todo, los errores siguen ahí.

Tiroteos clasificados como accidentes de coche

Con todo, según la información interna de Facebook compartida por ‘The Wall Street Journal’, la IA de la red social ha sido incapaz de detectar vídeos en los que se muestran actos claros de violencia. Entre ellos, primeros planos de una persona disparando a otra; así como otros contenidos en los que se muestran accidentes automovilísticos con «desmembramientos y entrañas visibles». Los sistemas de Inteligencia Artificial también han dado problemas a la hora de interpretar los contenidos. De este modo, han llegado a confundir un vídeo en el que se estaba lavando un coche con un tiroteo y un tiroteo con un accidente de coche.

La tecnología tiene el mismo problema con las publicaciones relacionados con peleas de gallos. Según ‘WSJ’, Facebook permite este tipo de contenido siempre que los animales no aparezcan gravemente heridos. Sin embargo, la tecnología se mostró incapaz de realizar la diferenciación. En dos casos en los que los ingenieros consiguieron que la IA clasificara una pelea de gallos, se encontraron con un problema añadido. «Estos son claramente vídeos de peleas de gallos», se apuntaba en un documento interno, sin embargo, fueron etiquetados (otra vez) como accidentes automovilísticos.

Sea como fuere, esta
no es la primera vez que se comparte que la tecnología de la red social encargada de la moderación comete errores
a la hora de moderar el contenido. Hace unos días Instagram, aplicación que, como Facebook, es propiedad de Mark Zuckerberg, eliminó temporalmente una imagen de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la que se podía ver a la política en la plaza de toros de Las Ventas. La fotografía, que fue catalogada como violenta por la compañía, a pesar de que se trataba de un selfie de espaldas al ruedo en el que no se veía nada que pudiese ser considerado como tal,
fue borrada por error
, según reconocieron fuentes de la plataforma a ABC.

Ver los
comentarios



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00