Lima, Perú
+5113014109

Los caballos de las guerras medievales eran muy pequeños

Los caballos de las guerras medievales eran muy pequeños


Imagen para el artículo titulado Los caballos de las guerras medievales eran más pequeños que los ponis modernos

Lo cierto es que cuando pensamos en las guerras medievales, ya sea por la influencia de la literatura o del cine, nos imaginamos a caballeros luchando con sus fieles y poderosos caballos en las históricas batallas. Una nueva investigación ha descubierto que, de hecho, esos caballos no eran más grandes que los ponis modernos. De hecho, eran más pequeños.

No sabemos si este trabajo publicado por arqueólogos e historiadores de la Universidad de Exeter va a lograr que muchas películas de la época se modifiquen digitalmente pero, cómo mínimo, la perspectiva que teníamos casi todos de dichas batallas va a cambiar bastante.

Para llegar a este sorprendente hallazgo, el equipo analizó el conjunto más grande de huesos de caballos ingleses del 300 al 1650 EC. El tamaño del caballo se medía en “manos”, una unidad antigua equivalente a 10,16 centímetros. En lugar de los caballos grandes de 17 a 18 manos de altura, encontraron que los caballos a menudo tenían menos de 14,2 manos de altura. Para que nos hagamos una idea, los ponis de hoy pueden variar desde aproximadamente 14 manos hasta casi 14,3 manos de alto.

El trabajo se ha publicado en el International Journal of Osteoarchaeology, y en el mismo, los investigadores dicen que al criar caballos de guerra, la selección probablemente se centró en otros factores importantes para la guerra medieval. Según el profesor Alan Outram, de la Universidad de Exeter: 

Las prácticas de selección y reproducción en los sementales reales pueden haberse centrado tanto en el temperamento y las características físicas correctas para la guerra como en el tamaño en bruto.

Ocurre que incluso cuando existía una red real de sementales en los siglos XIII y XIV, los caballos de 15 a 16 manos de altura eran raros, aunque la gente de la época los habría visto como animales increíblemente grandes (sí, en aquella época también existía una media de altura entre humanos mucho más baja que ahora). Según el estudio:

El caballo más alto del período normando (1066 – 1075) que encontramos fue descubierto en el castillo de Trowbridge, a unas 15 manos. Durante el período alto medieval, surgieron caballos más altos, y algunos alcanzaron las 16 manos. Ni el tamaño ni la robustez de los huesos de las extremidades por sí solos son suficientes para identificar con confianza a los caballos de guerra en el registro arqueológico.

Los registros históricos no brindan los criterios específicos que definieron un caballo de guerra; es mucho más probable que a lo largo del período medieval, en diferentes momentos, diferentes conformaciones de caballos fueran deseables en respuesta a las tácticas cambiantes del campo de batalla y las preferencias culturales.

Cuentan en el estudio que no fue hasta el período posmedieval (1500-1650 d. C.) que la altura promedio de los caballos se hizo significativamente más alta, acercándose a la de los caballos modernos.

Sea como fuere, a partir de ahora debemos comenzar a imaginar las batallas de una época del pasado algo diferente. [Universidad de Exeter vía IFLScience]



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00