Lima, Perú
+5113014109

Los aliens no necesitarían velocidad Warp para gobernarnos

Los aliens no necesitarían velocidad Warp para gobernarnos


Un clip de la nueva visualización. Los puntos blancos son estrellas sin asentar, las esferas magenta son estrellas asentadas y los cubos blancos son naves estelares en tránsito.
Gif: J. T. Wright et al., 2021/The American Astronomical Society/Gizmodo

Una nueva simulación por computadora muestra que una civilización tecnológicamente avanzada, incluso cuando usa naves lentas, aún puede colonizar una galaxia entera en una cantidad de tiempo modesta. El hallazgo presenta un posible modelo para la migración interestelar y un sentido más agudo de dónde podríamos encontrar inteligencia extraterrestre.

El espacio, se nos dice una y otra vez, es enorme, y es por eso que todavía tenemos que ver signos de inteligencia extraterrestre. Sin duda, las distancias entre las estrellas son enormes, pero es importante recordar que el universo también es muy, muy antiguo. De hecho, me atrevería a decir que, en términos de extremos, la Vía Láctea es más antigua que enorme, si eso tiene sentido.

Es por esta razón que tiendo a descartar las distancias como una variable significativa cuando hablo de la paradoja de Fermi, la observación de que aún no hemos visto ninguna evidencia de la existencia de inteligencia extraterrestre, aunque probablemente deberíamos haberlo hecho.

Una nueva investigación publicada en The American Astronomical Society refuerza mi convicción. El nuevo artículo, escrito en coautoría por Jason Wright, astrónomo y astrofísico de Penn State, y Caleb Scharf, astrobiólogo de la Universidad de Columbia, muestra que incluso las estimaciones más conservadoras de la expansión de la civilización aún pueden resultar en un imperio galáctico.

Una simulación producida por el equipo muestra el proceso en funcionamiento, mientras una civilización tecnológica solitaria, que vive en una hipotética galaxia similar a la Vía Láctea, comienza el proceso de expansión galáctica. Los puntos grises en la visualización representan estrellas sin asentar, las esferas magenta representan estrellas asentadas y los cubos blancos son naves espaciales en tránsito. El código de computadora y el análisis matemático para este proyecto fueron escritos en la Universidad de Rochester por Jonathan Carroll-Nellenback. El astrónomo Adam Frank de la Universidad de Rochester también participó en el estudio.

El surgimiento de los imperios

Las cosas comienzan lentamente en la simulación, pero la tasa de propagación de la civilización realmente aumenta una vez que se activa el poder del crecimiento exponencial. Pero eso es solo una parte de la historia; la tasa de expansión está fuertemente influenciada por la mayor densidad de estrellas cerca del centro galáctico y una política paciente, en la que los colonos esperan a que las estrellas lleguen a ellos, como resultado de que la galaxia gira sobre su eje.

Todo el proceso, en el que se asienta toda la galaxia interior, lleva mil millones de años. Parece mucho tiempo, pero es solo entre el 7% y el 9% de la edad total de la Vía Láctea.

Otro aspecto interesante del video es que muestra una civilización en transición del estado de Kardashev II, en el que aprovecha el poder de sistemas estelares enteros, a una civilización Kardashev III en toda regla, que ha aprovechado la producción de energía de toda la galaxia (más sobre la escala de Kardashev aquí).

Que una civilización quiera embarcarse en una empresa tan ambiciosa puede parecer inverosímil, pero es importante recordar el principio de inteligencia de Steven J. Dick, que establece que “el mantenimiento, la mejora y la perpetuación del conocimiento y la inteligencia es la fuerza impulsora central de la evolución cultural, y que en la medida en que se pueda mejorar la inteligencia, se mejorará”, como escribió el historiador de la ciencia en su artículo de 2003, “Cultural Evolution, the Postbiological Universe and SETI”. Nuestra civilización sigue empujando los límites de lo que es posible, y no tenemos ninguna razón para creer que este impulso cesará pronto. De ahí la suposición de que las civilizaciones avanzadas eventualmente buscarán ocupar todos los rincones de la galaxia y establecerán un campamento alrededor de fuentes de energía preciosas, a saber, las estrellas.

Mi héroe personal, el difunto Carl Sagan, pensó que era posible que las civilizaciones alienígenas pudieran generar oleadas de colonización, pero argumentó que llevaría una cantidad excesiva de tiempo para que una civilización alcanzara el estatus de Kardashev III, si es que llega a hacerlo. El nuevo artículo, sin embargo, imagina que la transición ocurre mucho más rápido de lo que se suponía anteriormente, incluso bajo algunas suposiciones irracionalmente conservadoras.

Lento y constante gana la carrera

El punto de partida del nuevo artículo fue un modelo de expansión ideado por el mismo equipo en 2019, en el que los científicos demostraron “cómo incluso las naves de movimiento lento, como las que hace la humanidad hoy, pueden asentar la galaxia en mucho menos tiempo de lo que La galaxia ha existido, si es que pueden durar lo suficiente como para hacer el viaje a las estrellas más cercanas”, como explicó Wright en un correo electrónico.

La nueva simulación presenta un ejemplo de cómo podría verse realmente este proceso, mostrando el ritmo y la forma física de la expansión a escala galáctica. También muestra cómo es probable que los movimientos estelares jueguen un papel importante. Las “estrellas mismas se están moviendo, así que una vez que estableces un sistema cercano, la estrella te mueve a otra parte de la galaxia donde más estrellas nuevas pasarán y te darán otra estrella cercana para asentarse”, dijo Wright.

Como se señaló, el nuevo modelo está limitado por algunas reglas muy conservadoras. Los barcos de migración se lanzan una vez cada 10.000 años y ninguna civilización puede durar más de 100 millones de años. Los barcos no pueden viajar a más de 10 años luz y a velocidades no superiores a 10 kilómetros por segundo, lo que es comparable a las sondas humanas como las naves espaciales Voyager y New Horizons.

“Esto significa que no estamos hablando de una especie que se expande rápida o agresivamente, y no hay impulso warp ni nada”, dijo Wright. “Solo hay barcos que hacen cosas que realmente podríamos hacer con algo como la tecnología que podemos diseñar hoy, quizás barcos rápidos que usan velas solares impulsadas por láseres gigantes, o simplemente barcos de larga duración que pueden hacer viajes de 100.000 años funcionando en cohetes y tirachinas gravitacionales de planetas gigantes”.

Extraterrestres hasta la médula 

Incluso en estas condiciones, toda la parte interior de la galaxia simulada se asentó en mil millones de años. Pero como Wright me recordó, nuestra “galaxia tiene más de 10 mil millones de años, por lo que podría haber sucedido muchas veces, incluso con esos parámetros”.

Curiosamente, la simulación también muestra “la rapidez con la que se produce la expansión una vez que el frente de asentamiento alcanza el centro y la protuberancia galáctica”, como escribieron los astrónomos en su artículo. Las estrellas cercanas al núcleo están mucho más cerca unas de otras, dijo Wright. El nuevo video “confirma y valida trabajos anteriores que muestran que los centros de las galaxias son direcciones de búsqueda prometedoras para SETI [la búsqueda de inteligencia extraterrestre]”, según el documento.

Wright admitió que la simulación se basa en suposiciones muy simples. En consecuencia, el equipo ahora está trabajando en una simulación más realista que permitirá una mayor variación en estos parámetros, al tiempo que permitirá que las civilizaciones mejoren o empeoren en los viajes interestelares.

El nuevo artículo mejora nuestra comprensión de la paradoja de Fermi en el sentido de que “si hay especies espaciales, entonces ya han tenido mucho tiempo para asentarse en toda la galaxia, incluso sin trucos de ciencia ficción como la velocidad warp”, explicó Wright. Sin embargo, a diferencia de mí, a Wright no le preocupa la paradoja de Fermi, y dice que hay “muchas razones por las que” todavía no nos hemos dado cuenta de los extraterrestres.

“De hecho, ¡me sorprendería si lo hiciéramos!” añadió. “Más bien, esto es muy bueno para los optimistas de SETI que sienten que debería haber muchos lugares en la galaxia que tienen tecnología que podríamos detectar desde la Tierra”.

De hecho, los científicos de SETI ya saben que el centro galáctico podría ser un buen lugar para mirar. Desafortunadamente, una encuesta reciente del centro galáctico salió con las manos vacías, pero hay una lección en el nuevo artículo: es importante ser metódico y paciente. Solo tenemos que seguir buscando, independientemente de si hay extraterrestres ahí fuera o no.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00