Lima, Perú
+5113014109

Las Roomba han aprendido a esquivar caca

Las Roomba han aprendido a esquivar caca


Imagen para el artículo titulado Las nuevas Roomba por fin ha aprendido a esquivar cacas de perro

Imagen: iRobot

¿Limpian las aspiradoras robot los regalitos que deja nuestro perro en la casa? La respuesta es no. De hecho es mejor que tu Roomba no se encuentre jamás con uno de esos objetos porque los resultados pueden ser estomagantes. Hoy, iRobot por fin pone punto y final a esa era de incidentes domésticos.

La J7 y la J7+ lucen como versiones más estilizadas de los modelos más asequibles de iRobot. Desde el punto de vista de diseño no introducen muchos cambios y mantienen la forma clásica de las Roomba en vez de la forma de D. El depósito de la J7+ es un poco más pequeño, pero ese sacrificio la permite colarse por debajo de muebles con más facilidad. La torre de vaciado cuenta con un compartimento oculto para bolsas de repuesto (la J7 no incluye torre. Solo el cargador de suelo estándar). Los controles se han simplificado y reducido a un solo botón, pero el mayor avance es en el sistema de cámaras, que ahora esquiva más objetos y hasta cables.

Esta habilidad es realmente bienvenida no solo por el tema de las cacas de perro. Los que tienen una aspiradora robot en casa saben de sobre lo pesado que resulta tener que recorrer toda la casa retirando pequeños objetos del suelo como juguetes de los niños o un calcetín errante antes de que la aspiradora comience su ciclo. Para los dueños de perro, el avance supone que no tendrán que pasar otra vez por la experiencia traumática de tener que limpiar caca de perro del depósito, o peor, estelas de caca de perro que la Roomba ha dejado a su paso tras recoger el zurullo. No hablo teóricamente. Hablo desde la experiencia, y no quiero volver a pasar por ella jamás.

El funcionamiento de este sistema requiere de cierta interacción con el robot. Cuando la Roomba se encuentra con un objeto que no sabe reconocer se detiene y envía una foto al usuario preguntando si debe evitarlo esta vez, o todas las veces que se encuentre con él. Por ejemplo, si encuentra un cable que siempre va a estar ahí y en el que sabes que siempre se lía puedes decirle que evite ese área de ahora en adelante. Otra novedad es que ahora la aspiradora responde a ciertos comandos de voz como “Limpia la cocina”.

Imagen para el artículo titulado Las nuevas Roomba por fin ha aprendido a esquivar cacas de perro

Imagen: iRobot

Lo mejor de las nuevas Roomba J7 y J7+ son las actualizaciones de software que vienen con la aplicación iRobot Genius 3.0. El año pasado, iRobot presentó su plataforma Genius Home Intelligence que básicamente es un servicio online que va actualizando las aspiradoras con nuevas funciones de inteligencia artificial. Las primeras actualizaciones incluían la posibilidad de designar zonas precisas de limpieza o zonas prohibidas, así como establecer rutinas de limpieza en el calendario o recibir recomendaciones de limpieza estacionales en relación a los períodos en los que los perros cambian de pelo o llegan las alergias.

Las nuevas actualizaciones son incluso más prácticas y solucionan muchas de las cosas más frustrantes de las aspiradoras robot. La mejor parte es que estas actualizaciones no están limitadas a los nuevos modelos. Depende un poco de qué modelos tengas, pero las i7 e i7+, las S9 y S9+ o la Braava jet M6 también recibirán las novedades.

La primera de estas actualizaciones tiene un nombre: geofencing. Técnicamente se podía hacer esto antes mediante comandos IFFT, pero ahora es tan simple como delimitar el área en la app. Cuando tu móvil abandona ese área, el robot comienza la limpieza y se detiene si vuelves a ella. También puedes mandar callar al robot para que entre en modo silencioso si, por ejemplo, tienes una llamada.

Para las Roombas con mejores habilidades de mapas llegan avisos de tiempo estimado de limpieza basados en las zonas a limpiar. También recomiendan nombres para cada habitación cuando la mapean por primera vez. Puede sonar trivial, pero cada detalle cuenta a la hora de hacerte pasar menos tiempo delante de la aplicación.

Por supuesto, todo esto tiene un precio. La J7 sin la base de vaciado cuesta 649 dólares. La J7+ cuesta 849. Es un buen pico, pero no es tan exagerado como los 1.300 que costaba la S9+. Las J7 y J7+ siguen siendo aspiradoras de gama alta. Habrá que probarlas para ver hasta donde cumplen sus promesas, pero iRobot confía tanto en las nuevas habilidades de esquivar objetos que si una J7+ se traga una caca de perro por error, la compañía la reemplazará sin coste adicional. Los nuevos modelos están ya a la venta online en Estados Unidos y Canadá. lLlegarán a las tiendas a partir del 12 de septiembre.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00