Lima, Perú
+5113014109

Las gárgaras con Betadine no son un remedio válido contra el Coronavirus

Las gárgaras con Betadine no son un remedio válido contra el Coronavirus


Imagen para el artículo titulado Los antivacunas han comenzado a recomendar hacer gárgaras con Betadine para prevenir el Covid

Captura de pantalla: YouTube

El medicamento para tratar caballos ya no está de moda para prevenir el contagio de Covid-19. Esta semana se ha hecho viral entre los antivacunas un nuevo remedio casero que pinta tan asqueroso como peligroso: hacer gárgaras con Betadine. Hasta la propia Betadine ha salido a decir que no funciona.

El primer vídeo que ha recomendado este tratamiento es un pequeño clip subido a YouTube proveniente de un programa de la televisión tailandesa en el que entrevistan a un supuesto doctor. El especialista recomienda expresamente hacer gárgaras con Betadine. “Normalmente el virus entra por la nariz y la boca y de ahí se mueve a los bronquios y a los pulmones”, explica el personaje. “Por eso es tan importante hacer gárgaras. Hay un montón de estudios que muestran que usar povidona yodada, comúnmente conocida como Betadine para gárgaras o Propoliz, previene que el virus llegue a los pulmones.” El vídeo no ha tardado en llegar a Facebook. Los algoritmos de la propia red social no han tardado en etiquetarlo como información falsa, pero eso no ha evitado que muchos usuarios comiencen a replicar la información en otros foros.

Por supuesto, el remedio es falso. Los estudios a los que se refiere en realidad es un estudio publicado en la revista Pathogens sobre tejido en laboratorio que no han llegado a convertirse en ensayos clínicos en humanos y hasta sus propios autores advierten de que no es un remedio válido.

Betadine es la marca comercial más conocida de un producto que técnicamente se llama povidona yodada o iodopolivinilpirrolidona. Es, en esencia, una solución de yodo molecular que se usa de manera extensa como antiséptico y desinfectante de amplio espectro, especialmente para aplicar sobre pequeñas heridas y cortes. Existe una versión diluida para su uso bucal, pero se usa para reducir los síntomas de irritaciones leves de garganta. “Los productos Betadine no han sido aprobados para el tratamiento del Coronavirus”, explica la propia compañía en su página web. “Los productos Betadine deberían ser usados solo para prevenir infecciones en pequeños cortes, arañazos e irritaciones. No se ha demostrado que los productos Betadine sean efectivos en la prevención o tratamiento de Covid-19 o de otros virus.”

Hacer gárgaras con Betadine no sirve para evitar el contagio de Covid-19, pero no es solo eso. El desinfectante contiene yodo y puede causar problemas si nos lo tragamos por equivocación, algo que ya explican en el propio prospecto del fármaco. Entre los efectos inmediatos de una ingestión accidental se cuentan nauseas, vómitos, diarrea y debilidad. En casos de intoxicación severa la ingestión accidental de Betadine puede ocasionar fallo renal, colapso cardiovascular, interrupción de la función renal, tensión baja y dificultades respiratorias. [AFP vía Newsweek]





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00