Lima, Perú
+5113014109

Las extrañas «serpientes pene» han llegado a Florida

Las extrañas «serpientes pene» han llegado a Florida


Una serpiente pene, o Typhlonectes natans, extraída de un canal de Miami.

Una serpiente pene, o Typhlonectes natans, extraída de un canal de Miami.
Imagen: Noah Mueller

Un análisis de ADN confirma que una criatura parecida a una anguila extraída de un canal de Florida hace dos años es un cecílido (Caeciliidae), también conocido como la “serpiente pene”. Desde entonces, el mismo canal ha producido varios otros especímenes, lo que genera preocupaciones de que el anfibio no nativo haya echado raíces en los Estados Unidos.

“Hasta donde sabemos, esto representa el primer registro de un cecílido en Florida o en cualquier otro lugar de los Estados Unidos”, declara una nueva investigación publicada en Reptiles & Amphibians.

El espécimen de 60 centímetros de largo fue capturado por miembros de la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Florida en el Canal Tamiami de Miami, también conocido como Canal C-4, el 7 de noviembre de 2019. El personal de la comisión estaba realizando un reconocimiento de rutina del canal, cuando capturaron el único espécimen vivo en aguas poco profundas cerca del Aeropuerto Internacional de Miami.

El animal después murió en cautiverio cuando fracasaron los intentos de alimentarlo. Luego, el espécimen se envió al Museo de Historia Natural de Florida para su análisis adicional, donde los genetistas identificaron la especie como Typhlonectes natans. El análisis de ADN ayudó a distinguir este espécimen de una especie de aspecto similar, Typhlonectes compressicauda, ​​que está muy extendida en América del Sur. Más comúnmente conocido como cecílido del Río Cauca, Typhlonectes natans es nativa de Colombia y Venezuela. Desde la captura de este pequeño de aspecto peculiar, los miembros de la comisión han recibido varios especímenes más, junto con informes de avistamientos en el Canal C-4.

Los cecílidos no son quisquillosos con la comida, hurgan en la basura y se alimentan de una variedad de animales pequeños. Una especie de cecílido terrestre, Siphonops annulatus, incluso podría ser venenosa. En el hemisferio occidental, su área de distribución se extiende tan al norte como el sur de México, y también se pueden encontrar en partes tropicales de África y el sureste de Asia. Los antepasados ​​de los cecílidos modernos vivieron en América del Norte hace aproximadamente 170 millones de años, pero aparte de estos avistamientos recientes, no es conocido que las criaturas habiten esta parte del mundo. Los cecílidos prefieren los cuerpos de agua cálida y poco profunda que se mueven lentamente y tienen vegetación acuática.

El animal poco después de ser capturado.

El animal poco después de ser capturado.
Imagen: Austin Prechtel.

“Partes del Canal C-4 son así”, explicó Coleman Sheehy, gerente de la colección de herpetología del Museo de Florida y primer autor del nuevo estudio, en un comunicado. “Este puede ser un entorno en el que esta especie puede prosperar”.

En cuanto a cómo terminó un cecílido en el canal de Miami, los investigadores sospechan que han sido tiradas mascotas no deseadas. De hecho, Typhlonectes natans es la especie más popular en el comercio de mascotas cecílidas y es capaz de reproducirse en cautiverio.

Los próximos pasos importantes serán determinar cuántos cecílidos viven ahora en el canal, cuán lejos se han extendido y si esta especie se ha establecido en el canal. El impacto ecológico potencial de esta especie no nativa aún no se conoce, lo que representa una nueva vía de investigación.

El cecílido extraído del canal de Miami.

El cecílido extraído del canal de Miami.
Imagen: Noah Mueller.

“Se sabe muy poco sobre estos animales en la naturaleza, pero no hay nada particularmente peligroso en ellos y no parecen ser depredadores serios”, dijo Coleman. “Probablemente comerán animales pequeños y serán devorados por los más grandes. Esta podría ser solo otra especie no nativa en la mezcla que existe en el sur de Florida”.

Los cecílidos son tímidos y tienen muy poca vista, aunque un órgano sensorial especializado ubicado entre los ojos y las fosas nasales les ayuda a localizar la comida. A algunas especies les gusta excavar bajo tierra, pero el Typhlonectes natans prefiere el agua dulce. Estos animales no son serpientes ni gusanos, sino que pertenecen al orden de anfibios Gymnophiona. Las ranas, sapos, salamandras y tritones más comunes pertenecen a otro orden por completo.

Lamentablemente, Florida no es ajena a las especies no autóctonas. El estado prohibió recientemente la venta de reptiles invasores, ya que las iguanas y serpientes escapadas han proliferado sin control.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00