Lima, Perú
+5113014109

larga vida al HomePod Mini

larga vida al HomePod Mini


Unos que nacen, otros llorarán, unos que ríen, otros llorarán, […] unos que vienen otros que se van, la vida sigue igual. Julio Iglesias, exfutbolista reconvertido en cantante reconvertido en meme (…y lo sabes) supo describir, allá por 1969, los catálogos actuales de los fabricantes de tecnología y nuestra relación con ellos. Y lo de Apple con su HomePod es un ejemplo más de que, más que músico, deberíamos considerar a Julio como una especie de Nostradamus melódico de nuestros tiempos.

De forma discreta, en su línea cuando no quiere hacer ruido, Apple ha cesado la producción de su altavoz estrella, el HomePod, y actualmente se encuentra en fase de liquidación (sin descuentos ni precios especiales, no ha habido suerte) de las unidades que todavía tiene en stock. Esto no es fruto de una filtración ni nada por el estilo, para comprobarlo basta con acceder a la tienda online del fabricante para comprobar que ya solo estará disponible hasta fin de existencias.

No es esta la primera retirada de Apple del mercado de los altavoces de gama alta. Hace ya más años de los que me gusta recordar, en los tiempos en los que el iPod era nuestro inefable compañero día y noche, los de Cupertino crearon el iPod HiFi, un enorme y pesado altavoz, con una calidad de sonido más que destacable, con mando a distancia y que, eso sí, tenía un precio que lo alejaba del alcance de muchos. Tras un tiempo en el mercado con unas ventas bastante modestas, el iPod HiFi salió del catálogo por la puerta de atrás.

HomePod en liquidación en la tienda online de Apple

HomePod en liquidación en la tienda online de Apple

Las cosas han cambiado mucho desde los tiempos del iPod HiFi hasta la actualidad, y eso se nota si lo comparamos con el HomePod. El primero tenía un dock en el que se alojaba el iPod, algo impensable en estos tiempos (y no lo digo porque el reproductor de Mp3 de Apple ya sea solo un recuerdo del pasado, sino porque ahora… ¿quién demonios utiliza cables o conexiones físicas para estas cosas?) y en cuanto a su inteligencia… bueno, digamos que eran los tiempos de los dispositivos «tontos», cuando a una nevera solo le pedíamos que mantuviera la comida fría.

Hay, sin embargo, dos elementos en los que coinciden y por los que destacan HomePod y iPod HiFi: su gran calidad de sonido y, por su precio, estar fuera de mercado. Que Apple hincha los precios es algo que a nadie se le escapa y, aún añado más, una elección muy legítima. Como consumidor, evidentemente, me gustaría poder adquirir sus productos por un precio menor al actual, pero entiendo y respeto sus políticas en este sentido… en casi todos los casos. El problema llega cuando, como en este caso, la suma de unos costes elevados y un margen de beneficio no demasiado ajustado hacen que el producto no sea competitivo.

Puesto a la venta el 9 de febrero de 2018, pronto supimos que solo los materiales empleados para su producción ya suponen alrededor de dos tercios del precio del HomePod. Solo los materiales, sin contar el montaje, la distribución, etcétera. Y a esto tenemos que sumarle que su construcción es sólida y fiable, pero que ante cualquier potencial problema, repararlo queda fuera del alcance de la mayoría. Son demasiados contras, sumados a un precio muy elevado, lo que ha hecho que finalmente el HomePod siga el mismo camino que el iPod HiFi.

Apple dice adiós al HomePod para centrarse en el HomePod Mini

HomePod ha muerto. ¡Larga vida al HomePod Mini!

Hace solo unos meses, en la keynote de Apple de octubre, en la que presentó el iPhone 12, por sorpresa nos encontramos también con el HomePod Mini, una versión del altavoz que, como ya dije en su momento, introducía finalmente a Apple en el mercado de los altavoces inteligentes. No hablamos de un altavoz barato si lo comparamos con los de su competencia, pero los 99 euros que cuesta no tienen nada que ver con los 329 que tendremos que desembolsar si queremos hacernos con el tope de gama.

Aún sin datos oficiales de ventas, cuesta poco imaginar que el HomePod Mini se estará vendiendo bastante mejor que su hermano mayor. No sé si mucho o poco, pero entiendo que lo suficiente como para que Apple haya decidido concentrar sus esfuerzos en lo referido a altavoces (y recordemos que el sonido es un área de negocio a la que Cupertino presta mucha atención desde hace años) en la versión económica de su altavoz, enviando al HomePod original al cementerio de elefantes en el que hoy descansan otros muchos productos del pasado.

En su momento, quizá hechizado por la magia del iPod, fui uno de los pocos que pasaron por caja para comprar un iPod HiFi (también compré un adaptador para TV para el iPod vídeo, pero eso es otra historia) aún sabiendo que ese precio era un exceso. Sin embargo, con el HomePod no se repitió la historia, y me pregunto si a más personas les ocurriría lo mismo que a mí. Es decir, ni siquiera alguien que se dejó un dineral en comprar el primero, ha repetido con el segundo.

Así, desde ese (mi) punto de vista, me parece un acierto que Apple haya decidido desterrar el HomePod original y centrarse en el Mini, que tiene un recorrido comercial con mucho más potencial. Y como ya recordaba en la cita de Julio Iglesias al principio, «Unos que vienen otros que se van… la vida sigue igual».



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00