Lima, Perú
+5113014109

la tercera dosis podría disparar la inmunidad

la tercera dosis podría disparar la inmunidad


Hace alrededor de un año, lo recuerdo como si fuera ayer, estábamos esperando, llenos de esperanza, la llegada de las vacunas para la COVID-19. Hoy, aunque en aquel momento parecía algo muy, muy lejano, la vacunación masiva ya es una realidad, y aunque todavía quedan personas que reniegan de la misma (algunos por una extrema prudencia, la mayoría por haber caído en la ponzoña del negacionismo), el común de la ciudadanía ha acogido de buena gana los dos pinchazos, tres ya en el caso de nuestros mayores.

Durante estas últimas semanas, no obstante, he visto algunas publicaciones en las que se hablaba sobre la falta de información sobre este tercer pinchazo. Opiniones que en no pocos casos no criticaban la campaña de vacunación ni se negaban a recibir una tercera dosis de la vacuna para la COVID-19, lo único que hacían era reclamar algo de información sobre algún estudio que avalara los efectos del mismo. Y, la verdad, me parece una reivindicación bastante razonable. Al fin y al cabo, si se ha tomado una decisión así, cabe entender que existirá evidencia científica para avalarlo.

Y es que, a falta de dicha información, podemos extraer la conclusión de que este tercer pinchazo se debe más a la temporalidad de los efectos de los dos primeros pinchazos, que a pruebas que hayan podido determinar que un tercero nos hace más resistentes a la COVID-19. Y ojo, que también podría ser un argumento razonablemente legítimo, pero no dejaría de estar basado en una suposición, lo que parece un argumento un poco endeble para justificar la decisión por parte de las autoridades sanitarias.

COVID-19: la tercera dosis podría disparar la inmunidad

Ahora, afortunadamente, esto podría estar a punto de cambiar. Y es que, según podemos leer en Yahoo!, los primeros datos de un estudio sobre la efectividad de la tercera dosis son de lo más esperanzadores, al punto de que el nivel medio de anticuerpos para la COVID-19 podrían llegar a multiplicarse por 23 tras una semana desde la dosis de refuerzo. Si tienes interés en profundizar en el estudio, puedes encontrar una muestra preliminar de los hallazgos del mismo aquí.

Hablamos, eso sí, de un estudio a pequeña escala, con datos de 33 personas, que fueron cruzados con los de un total de 947 personas. Además, y como ya habrás deducido, se circunscribe exclusivamente a personas que han recibido vacunas de Pzifer-Biontech y de Moderna, es decir, las que emplean el ARNm. Cabe esperar que no tengamos que esperar mucho para conocer la efectividad de los pinchazos de refresco con otras vacunas para la COVID-19.

Así, una vez más se evidencia la efectividad de la tan polémicas vacunas para la COVID-19. Pese a que la comunidad científica se ha tenido que enfrentar a un negacionismo tóxico y muy malintencionado, así como a una incomprensible politización de las vacunas, el contador con la cifra de personas que ya han recibido las dos primeras dosis no ha dejado de aumentar, y el de mayores de 70 que ya han recibido la tercera avanza a muy buen ritmo.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00