Lima, Perú
+5113014109

La situación del mercado mejorará en 2022

La situación del mercado mejorará en 2022


La escasez de chips es, sin duda, el mayor problema al que se enfrenta la industria tecnológica en la actualidad. Y Qualcomm, como una de las compañías clave del sector, no solo es una de las directamente afectadas (recordemos que no produce sus propios chips), sino también una de las que tienen una perspectiva especialmente privilegiada del sector. Y, por lo tanto, cualquier valoración que pueda hacer sobre el mismo debe ser recibida con bastante interés, especialmente en un momento tan complicado como el actual.

Y según podemos leer en TheElec, el CEO de Qualcomm, Cristiano Amon, ya observa alguna mejoría en el mercado, y espera más avances en este sentido para el año que viene. Así, la situación para 2022, siempre en su opinión, debería ser bastante mejor que la vivida en 2020, y también mejor que la de este 2021. Ahora bien, a diferencia de alguna otra opinión que hemos podido escuchar, en las que se afirma que 2022 será el año de la recuperación total, Amon no llega a ese punto.

Como ya comenté hace unos meses, cuando Jensen Huang hizo una previsión parecida al hablar de suministros limitados en 2022, debemos tener en cuenta que hablamos de un mercado en el que se trabaja siempre con bastante planificación, por lo que podemos deducir que los máximos responsables de empresas como NVIDIA y Qualcomm disponen ya de bastante información sobre los niveles de producción de chips con los que podrán contar el año que viene. Dicho de otra manera, si esto viniera de otras personas podría considerarse una predicción, pero en este caso sería más correcto calificarlo de advertencia.

Qualcomm: La situación del mercado mejorará en 2022

La respuesta más «inmediata» a este problema, y entrecomillo lo de inmediata porque en realidad no es algo que se pueda hacer de un día para otro, es la puesta en funcionamiento de nuevas fábricas con las que las tecnológicas con capacidad de producción de chips puedan satisfacer la demanda de otras tecnológicas como Qualcomm o AMD, pero también de otros muchos sectores en los que la electrónica se ha vuelto clave (como en el del motor) y que ya están acusando muy seriamente la incapacidad actual de satisfacer el total de la demanda.

Esto ha dado lugar a situaciones de lo más llamativas, como ver que una empresa asiática, Samsung, va a crear una nueva fábrica de chips en Estados Unidos, al mismo tiempo que las autoridades estadounidenses se oponen enérgicamente a que Intel pueda incrementar su volumen de producción en China. De la rapidez con la que sea posible desplegar dichas nuevas plantas de producción, depende el corto y el medio plazo de muchos sectores y, especialmente, la capacidad de Qualcomm de llevar al mercado nuevos integrados que contribuyan a la evolución de otros muchos, muchísimos sectores.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00