Lima, Perú
+5113014109

La NASA explica cómo será su misión Dragonfly a Titán

La NASA explica cómo será su misión Dragonfly a Titán


Imagen para el artículo titulado La NASA explica cómo será el viaje de la Dragonfly, una de las misiones más fascinantes de la próxima década

Imagen: NASA/JHU-APL

Un nuevo artículo de investigación detalla los objetivos científicos que tendrá la futura misión Dragonfly y los instrumentos que llevará a bordo para conseguirlos. La sonda explorará la luna helada de Saturno, Titán, cerca del comienzo de la próxima década.

La sonda Dragonfly debería partir de la Tierra en 2027 y, si todo va según lo previsto, sobrevolar los cielos de Titán a mediados de la década de 2030. Por aquel entonces yo ya tendré cerca de 60 años y seré una persona mayor en toda regla, pero seguiré la misión como si fuese un niño. Como verás, Titán es mi lugar favorito del espacio (sin contar la Tierra, claro), debido a sus peculiares características. Además, como buen fan de Dune que soy, siempre me he imaginado que Titán se asemeja al planeta ficticio Giedi Prime de donde provenía Harkonnen.

Titán es la única luna del sistema solar que presenta una atmósfera densa y cantidades significativas de líquido en su superficie, aunque se trate de mares y lagos de hidrocarburos. Gigantescas dunas de arena cubren sus regiones tropicales, como resultado de los rayos cósmicos que rompen el hielo de su superficie. Titán también cuenta con un vasto desierto ecuatorial, conocido como el mar de arena de Shangri-La, por donde pasan ocasionalmente tormentas de polvo. En ese sentido, esta luna también se parece a Arrakis (aunque no sabemos si Titán tendrá también gusanos de arena gigantes).

Se trata de un destino ideal para enviar una sonda, ya que la luna está repleta de objetivos científicos. Como misión, la Dragonfly lleva en activo desde 2019, pero sus objetivos formales no se han desvelado oficialmente hasta hace poco. Jason Barnes,el investigador principal de la misión Dragonfly y profesor de física en la Universidad de Idaho, los ha detallado en un nuevo artículo publicado en Planetary Science Journal.

Ilustración del descenso de la Dragonfly sobre Titan.

Ilustración del descenso de la Dragonfly sobre Titan.
Imagen: NASA/JHU-APL

La Dragonfly será un dron con ocho rotores, (cada uno de un metro de longitud). Siguiendo los pasos del helicóptero Ingenuity de la NASA, Dragonfly se convertirá en el segundo vehículo aéreo en volar en un mundo extraterrestre y el primero en hacerlo sobre una luna.

Esta no será la primera misión en dirección a Titán. La sonda Huygens de la NASA aterrizó allí en 2005, capturando algunas de las fotos más extrañas que he visto nunca, y la sonda Cassini, que estuvo orbitando alrededor de Saturno durante 13 años, también usó sus instrumentos para mirar a través de las densas nubes de Titán. Pero la Dragonfly llevará la exploración científica al siguiente nivel.

“Titán representa la utopía de un explorador”, dijo en un comunicado Alex Hayes, uno de los coautores del nuevo estudio. “Las preguntas científicas que tenemos sobre Titán son muy amplias porque todavía no sabemos mucho sobre lo que sucede realmente en su superficie. Por cada pregunta que respondimos durante el paso de Cassini, nos surgieron 10 nuevas”.

Como señala el nuevo artículo, la sonda Dragonfly tratará de cumplir con su misión astrobiológica. Este dron tratará de buscar biofirmas (indicativos que sugieran procesos biológicos anteriores o actuales) y realizará mediciones relacionadas con la química de la luna (incluidos los componentes moleculares necesarios para la vida) y su potencial actual de habitabilidad.

Los ingenieros de la misión han elegido un lugar de aterrizaje cerca del ecuador de Titán, un lugar a 700 km al norte de donde aterrizó la sonda Huygens. La sonda Dragonfly explorará el mar de arena de Shangri-La y posiblemente incluso visitará el cráter de impacto Selk, una posible cuna para la vida.

La misión tendrá lugar durante el invierno del hemisferio norte. Este dron de media tonelada no debería tener problemas para volar, ya que la gravedad de Titán es una séptima parte que la de la Tierra, los vientos son suaves y la atmósfera es lo suficientemente densa como para producir sustentación. Los científicos de la misión no anticipan que la lluvia (que consiste en metano líquido) vaya a ser un problema, pero no están del todo seguros.

La sonda Dragonfly pasará la mayor parte de su tiempo en tierra realizando experimentos científicos y transmitiendo sus datos a la Tierra. El dron aéreo solo volará entre 30 minutos y una hora una vez cada dos días de Titán (un día de Titán equivale a 16 días terrestres). El equipo irá seleccionando nuevos destinos sobre la marcha, por así decirlo, de una manera similar a como ocurre con los rovers marcianos.

El dron llevará ocho cámaras científicas a bordo, dos espectrómetros y un taladro para tomar muestras de compuestos orgánicos complejos. También llevará una suite de geofísica y meteorología con 11 instrumentos diferentes capaces de medir la temperatura del aire, la presión, la velocidad y dirección del viento y la humedad.

Mientras que Cassini se encargó de proporcionar imágenes de radio desde el espacio, la sonda Dragonfly podrá hacer las verificaciones desde la tierra necesarias para confirmar o refutar las teorías existentes sobre los procesos químicos de la luna y las interacciones que se producen en su superficie atmosférica. El equipo también estudiará el papel de los desiertos tropicales en el ciclo global del metano de Titán.

“Mi principal intereses científico es comprender Titán como mundo complejo similar a la Tierra y tratar de comprender los procesos que están impulsando su evolución”, dijo Hayes. “Eso implica todo, desde las interacciones del ciclo del metano con la superficie y la atmósfera, hasta la orientación del material por toda su superficie y el posible intercambio con el interior”.

Entre la búsqueda de posibles firmas biológicas estará “la vida como la conocemos”, es decir, la vida que necesita agua líquida para sobrevivir, y la “vida, pero no como la conocemos”, como la posibilidad de encontrar vida en los mares de hidrocarburos líquidos de Titán según el paper.

Encontrar las formas en que Titán es similar a la Tierra, o las formas en que nuestro planeta pudo haberse parecido a Titán durante sus primeros años de vida, es obviamente muy importante, pero estoy igualmente interesado en conocer todas las formas en que Titán no es como la Tierra.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00