Lima, Perú
+5113014109

La NASA abrirá un contenedor sellado con muestras de la misión Apolo 17

La NASA abrirá un contenedor sellado con muestras de la misión Apolo 17


Imagen para el artículo titulado La NASA por fin abrirá un contenedor sellado con muestras de la última misión tripulada a la Luna

Imagen: La herramienta de perforación que se utilizará para abrir el contenedor.

Los científicos que planificaron las misiones Apolo eran realmente inteligentes. Sabiendo que los científicos del futuro tendrían mejores herramientas y conocimiento sobre la materia, decidieron dejar sin abrir una parte de las muestras lunares que obtuvieron en sus históricas misiones. Y uno de estos contenedores, que no ha sido tocado en 50 años, está listo para ser abierto.

La muestra en cuestión fue recolectada por Gene Cernan en 1972. El astronauta del Apolo 17 estaba trabajando en el valle Tauro-Littrow cuando clavó un tubo de 70 cm en la superficie con la intención de recolectar muestras del suelo y del gas lunar. La mitad inferior de este recipiente quedó sellada en el momento. De vuelta en la Tierra, el recipiente fue colocado en otra cámara de vacío por si acaso y así ha permanecido intacto hasta el día de hoy.

Pero ahora ha llegado el momento de abrir ese recipiente e investigar su preciosa carga, como explica la Agencia Espacial Europea en un comunicado. Los científicos tienen la esperanza de que los gases lunares puedan estar presentes en su interior, más concretamente hidrógeno, helio y otros gases ligeros. El análisis de estos gases podría mejorar nuestra comprensión de la geología lunar y arrojar algo de luz sobre cómo almacenar mejor las muestras futuras que recolectemos en la Luna u otros planetas y asteroides.

Como ya hemos dicho, los científicos de la misión Apolo eran muy inteligentes, pero no explicaron exactamente cómo iban a hacer los futuros científicos para extraer los gases de este recipiente sellado al vacío. Esa tarea ahora es responsabilidad del Programa Apolo de análisis de muestras de próxima generación (ANGSA, por sus siglas en inglés), que son los encargados de gestionar estos tesoros intactos. En este caso, el ANGSA encargó a la Agencia Espacial Europea, entre otras instituciones, que encontrara una forma de liberar de manera segura el gas, convirtiéndose esta en la primera vez que la ESA participa en la apertura de muestras del programa Apolo.

Los científicos de la ESA Francesca McDonald y Timon Schild junto al “Abrelatas Apolo”.

Los científicos de la ESA Francesca McDonald y Timon Schild junto al “Abrelatas Apolo”.
Imagen: ANGSA

La tarea no es que sea precisamente sencilla. La técnica de extracción, además de perforar un agujero en el recipiente, no debe introducir ningún agente contaminante. Además, el equipo ha tenido que trabajar con documentación de hace 50 años. En el comunicado de prensa, Timon Schild, líder del equipo Spaceship EAC de la ESA, dijo que algunas “características del contenedor de muestras eran simplemente desconocidas” para ellos y que “construir esta herramienta era un desafío”.

El ANGSA pasó los últimos 16 meses trabajando en este problema, y ​​su solución, apodada como el “abrelatas Apollo”, ya está lista para funcionar. El sistema tiene el único propósito de perforar el recipiente de vacío, liberando así los gases. Una vez liberados de su confinamiento, los gases entrarán en un colector de extracción desarrollado por un grupo asociado de investigadores de la Universidad de Washingtog. Los gases, en caso de que existan, se distribuirán en varios contenedores y se enviarán a laboratorios especializados de todo el mundo para su análisis. La herramienta de perforación se utilizará para abrir el contenedor de muestras en estas próximas semanas, según la ESA.

“Estamos ansiosos por saber cómo de bien fue capaz de conservar el recipiente al vacío las muestra y estos frágiles gases”, explicó Francesca McDonald, líder del proyecto del ANGSA. “Cada componente de gas que analicemos puede ayudar a contar una parte diferente de la historia sobre el origen y la evolución de la Luna y del Sistema Solar primitivo ”.

Es importante destacar que el proyecto ANGSA tiene otro propósito más. Las lecciones aprendidas de este experimento ayudarán al desarrollo de futuros contenedores de muestras y de protocolos para su uso en misiones de recuperación de muestras de la superficie de asteroides o de agua congelada en la Luna y Marte. Estos conocimientos podrían ser útiles durante la próxima misión lunar VIPER, en la que un rover de la NASA explorará el borde occidental del cráter Nobile, cerca del polo sur lunar, con la esperanza de detectar y recolectar agua helada.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00