Lima, Perú
+5113014109

¿La información y la educación frenarían el aumento de los proyectos fraudulentos de alto porcentaje de rentabilidad?

¿La información y la educación frenarían el aumento de los proyectos fraudulentos de alto porcentaje de rentabilidad?



La mayoría de las personas que han manejado criptomonedas en cualquier capacidad en los últimos dos años son muy conscientes de que hay muchos proyectos por ahí que ofrecen rendimientos porcentuales anuales (APY) sorprendentes en estos días. 

De hecho, muchos protocolos de finanzas descentralizadas (DeFi) que se han construido utilizando el protocolo de consenso proof-of-stake (PoS) ofrecen rendimientos ridículos a sus inversores a cambio de que hagan stake de sus tokens nativos.

Sin embargo, como la mayoría de los acuerdos que suenan demasiado bien como para ser verdad, muchas de estas ofertas son esquemas de apropiación de dinero en efectivo, al menos eso es lo que afirma la gran mayoría de los expertos. Por ejemplo, YieldZard, un proyecto que se posiciona como una empresa centrada en la innovación de DeFi con un protocolo de autoapoderamiento, afirma ofrecer un APY fijo del 918,757% a sus clientes. En términos sencillos, si uno invirtiera USD 1,000 en el proyecto, los rendimientos acumulado serían de USD 9,187,570, una cifra que, incluso para el ojo medio, parecería cuanto menos turbia.

YieldZard no es el primer proyecto de este tipo, ya que la oferta es una mera imitación de Titano, una de los primeros tokens de auto-staking que ofrecía pagos rápidos y elevados.

¿Son realmente factibles estos rendimientos?

Para tener una mejor idea de si estas rentabilidades aparentemente ridículas son realmente factibles a largo plazo, Cointelegraph se puso en contacto con Kia Mosayeri, director de producto de Balancer Labs, un protocolo de creación de mercado automatizado de DeFi que utiliza novedosos pools ponderadas de auto-equilibrio. En su opinión:

“Los inversores sofisticados querrán buscar la fuente del rendimiento, su sostenibilidad y capacidad. Un rendimiento impulsado por un valor económico sólido, como el interés pagado por el préstamo de capital o las tarifas porcentuales pagadas por el comercio, sería bastante más sostenible y escalable que el rendimiento que proviene de las emisiones arbitrarias de tokens».

Proporcionando una visión más holística del asunto, Ran Hammer, vicepresidente de desarrollo de negocios para la infraestructura de blockchain pública en Orbs, dijo a Cointelegraph que, aparte de la capacidad de facilitar los servicios financieros descentralizados, los protocolos DeFi han introducido otra innovación importante en el ecosistema de criptomonedas: la capacidad de obtener rendimientos en lo que es una tenencia más o menos pasiva. 

Explicó además que no todos los rendimientos son iguales por diseño, ya que algunos rendimientos tienen su origen en ingresos «reales», mientras que otros son el resultado de altas emisiones basadas en la economía de tokens (tokenomics) de tipo Ponzi. En este sentido, cuando los usuarios actúan como prestamistas, stakers o proveedores de liquidez, es muy importante entender de dónde emana el rendimiento. Por ejemplo, las tasas de transacción a cambio de potencia de procesamiento, las tasas de negociación de la liquidez, una prima por opciones o seguros y los intereses de los préstamos son todos «rendimientos reales».

Sin embargo, Hammer explicó que la mayoría de las recompensas de los protocolos incentivados se financian a través de la inflación de tokens y pueden no ser sostenibles, ya que no hay un valor económico real que financie estas recompensas. El concepto es similar al de los esquemas Ponzi, en los que se requiere una cantidad creciente de nuevos compradores para mantener la validez de la economía de tokens. Él añadió:

“Diferentes protocolos calculan las emisiones usando diferentes métodos. Es mucho más importante entender de dónde se origina el rendimiento teniendo en cuenta la inflación. Muchos proyectos están utilizando emisiones de recompensas para generar una distribución saludable de holders y para impulsar lo que de otro modo sería una economía de tokens saludable, pero con tasas más altas, se debe aplicar un mayor escrutinio”.

Haciéndose eco de un sentimiento similar, Lior Yaffe, cofundador y director de la empresa de software blockchain Jelurida, dijo a Cointelegraph que la idea detrás de la mayoría de los proyectos de alto rendimiento es que prometen a los stakers altas recompensas mediante la extracción de comisiones muy altas de los traders en un exchange descentralizado y/o acuñan constantemente más tokens según sea necesario para pagar los rendimientos a sus stakers. 

Este truco, señaló Yaffe, puede funcionar siempre que haya suficientes compradores nuevos, lo que realmente depende de las habilidades de marketing del equipo. Sin embargo, en algún momento, no hay suficiente demanda para el token, por lo que acuñar más monedas agota su valor rápidamente. «En ese momento, los fundadores suelen abandonar el proyecto para reaparecer con un token similar en algún momento del futuro», afirma.

Los elevados APY están bien, pero solo pueden llegar hasta cierto punto

Narek Gevorgyan, CEO de la aplicación de gestión de portafolios de criptomonedas y billetera DeFi CoinStats, dijo a Cointelegraph que miles de millones de dólares son robados a los inversores cada año, principalmente porque caen en este tipo de trampas de alto APY, añadiendo:

“Quiero decir, es bastante obvio que no hay forma de que los proyectos puedan ofrecer APY tan altos durante períodos prolongados. He visto muchos proyectos que ofrecen tasas de interés poco realistas, algunos muy por encima del 100% de APY y otros con un 1,000% de APY. Los inversores ven grandes cifras, pero a menudo pasan por alto las lagunas y los riesgos que las acompañan”.

Explicó que, ante todo, los inversores deben darse cuenta de que la mayoría de los rendimientos se pagan en criptomonedas, y dado que la mayoría de las criptomonedas son volátiles, los activos prestados para obtener APY tan poco realistas pueden disminuir de valor con el tiempo, lo que lleva a importantes pérdidas temporales.

Gevorgyan señaló además que, en algunos casos, cuando una persona hace stake de sus criptomonedas y la cadena de bloques utiliza un modelo de inflación, está bien recibir APY, pero cuando se trata de rendimientos realmente altos, los inversores deben tener mucho cuidado y agregó:

“Hay un límite en lo que un proyecto puede ofrecer a sus inversores. Esos números altos son una combinación peligrosa de locura y arrogancia, dado que incluso si ofrece un APY alto, debe disminuir con el tiempo, eso es economía básica, porque se convierte en una cuestión de supervivencia del proyecto”.

Y aunque admitió que hay algunos proyectos que pueden ofrecer rendimientos comparativamente más altos de forma estable, cualquier oferta que anuncie APY fijos y elevados durante largos periodos de tiempo debe verse con un alto grado de sospecha. «De nuevo, no todos son estafas, pero deben evitarse los proyectos que afirman ofrecer altos APY sin ninguna prueba transparente de cómo funcionan», dijo.

No todos están de acuerdo, bueno casi

0xUsagi, el líder del protocolo seudónimo de Thetanuts —una plataforma de comercio de criptoderivados que se jacta de tener altos rendimientos orgánicos— dijo a Cointelegraph que se pueden emplear varios enfoques para lograr altos APY. Afirmó que los rendimientos de los tokens se calculan generalmente distribuyendo tokens a prorrata a los usuarios en función de la cantidad de liquidez proporcionada en el proyecto rastreado contra un epoch, y añadió:

“Sería injusto llamar a este mecanismo una estafa, ya que debería verse más como una herramienta de adquisición de clientes. Suele utilizarse al inicio del proyecto para la adquisición rápida de liquidez y no es sostenible a largo plazo”.

Haciendo un desglose técnico del asunto, 0xUsagi señaló que siempre que el equipo de desarrolladores de un proyecto publique altos rendimientos de tokens, la liquidez inunda el proyecto; sin embargo, cuando se agota, el reto se convierte en el de la retención de la liquidez. 

Cuando esto sucede, surgen dos tipos de usuarios: los primeros, que se van en busca de otros «farms» para obtener altos rendimientos, y los segundos, que siguen apoyando el proyecto. «Los usuarios pueden referirse a Geist Finance como un ejemplo de un proyecto que obtuvo altos APY, pero que sigue reteniendo una gran cantidad de liquidez», añadió.

Dicho esto, a medida que el mercado madura, existe la posibilidad de que, incluso cuando se trata de proyectos legítimos, la alta volatilidad de los mercados de criptomonedas pueda hacer que los rendimientos se compriman con el tiempo de forma muy similar a lo que ocurre con el sistema financiero tradicional.

«Los usuarios deben evaluar siempre el grado de riesgo que están asumiendo al participar en cualquier farm. Busquen las auditorías de código, los patrocinadores y la capacidad de respuesta del equipo en los canales de comunicación de la comunidad para evaluar la seguridad y el pedigrí del proyecto. No existe un almuerzo gratis en el mundo», concluyó 0xUsagi.

La madurez del mercado y la educación de los inversores son la clave 

Zack Gall, vicepresidente de comunicaciones de la Fundación de la Red EOS, cree que cada vez que un inversor se encuentra con TAE llamativas, debe considerarlas simplemente como un truco de marketing para atraer a nuevos usuarios. Por tanto, los inversores deben informarse para mantenerse al margen, ser realistas o prepararse para una estrategia de salida temprana cuando el proyecto implosione. Y añadió:

“Los rendimientos impulsados por la inflación no pueden sostenerse indefinidamente debido a la dilución significativa que debe ocurrir en el token de incentivo subyacente. Los proyectos deben lograr un equilibrio entre atraer a los usuarios finales que normalmente quieren tarifas bajas e incentivar a los tokens interesados en obtener el máximo rendimiento. La única forma de sostener ambos es tener una base de usuarios sustancial que pueda generar ingresos significativos”.

Ajay Dhingra, jefe de investigación de Unizen —un ecosistema de intercambio inteligente— opina que, al invertir en cualquier proyecto de alto rendimiento, los inversores deberían informarse sobre cómo se calculan realmente los APY. Señaló que la aritmética de los APY está estrechamente ligada al modelo de tokens de la mayoría de los proyectos. Por ejemplo, la gran mayoría de los protocolos reservan una parte considerable de la oferta total —por ejemplo, el 20%— solo para las recompensas de emisión. Dhingra señaló además:

«Los diferenciadores clave entre las estafas y las plataformas de rendimiento legítimo son las fuentes de utilidad claramente establecidas, ya sea a través del arbitraje o de los préstamos; los pagos en tokens que no son solo tokens de gobernanza (cosas como Ether, USD Coin, etc.); la demostración a largo plazo de un funcionamiento consistente y fiable (1 año o más)».

Por lo tanto, a medida que avanzamos hacia un futuro impulsado por las plataformas centradas en DeFi —especialmente aquellas que ofrecen rendimientos extremadamente lucrativos— es de suma importancia que los usuarios realicen su debida diligencia y se informen sobre los pormenores del proyecto en el que pueden estar buscando invertir o se enfrenten al riesgo de ser quemados.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00