Lima, Perú
+5113014109

La gestión de los derechos digitales en un entorno abierto de sistemas blockchain

La gestión de los derechos digitales en un entorno abierto de sistemas blockchain


Para entender la complejidad de la gestión de derechos digitales, o DRM, hay que entender primero los retos del DRM de los sistemas actuales y luego los retos (y oportunidades) que presenta la tecnología blockchain que se enorgullece de la transparencia, la vinculación de datos y la inmutabilidad como algunas de las principales características que se presta a los sistemas de confianza. 

Con la Web 2.0, la creación y difusión de contenidos se realiza a través de una plataforma que actúa como intermediario y, como cualquier intermediario, ha desarrollado modelos de negocio que monetizan las vías de distribución de contenidos, los datos y los metadatos resultantes. Los contenidos digitales (películas, imágenes, música, etc.) se pueden replicar fácilmente, y las plataformas crean fosos económicos y mecanismos de control para acceder a los contenidos con el complicado diseño de n niveles de contraseñas, autenticación, autorización y medición del uso.

Con el tiempo, esto ha sido explotado debido a las vulnerabilidades de la tecnología de la Web 2.0 que fue diseñada para la difusión de información. La Web 3.0, basada en los sistemas de cadena de bloques, desafía este modelo al cambiar fundamentalmente las características de las plataformas de la Web 2.0, ya que todas las construcciones de la Web 3.0 giran en torno a modelos descentralizados (o, en algunos casos, casi descentralizados), dirigidos por el diseño, y aplican los principios fundamentales del comercio (de activos digitales), la confianza (aplicada por el protocolo, es decir, los modelos de consenso) y la propiedad (reclamación del activo).

La llegada de la Web 3.0 cambia los modelos informáticos fundamentales al descentralizar los informáticos: el almacenamiento y la interconexión se envuelven con una estructura económica de incentivos que promueve la participación y el compromiso y da lugar a una plataforma completamente nueva de estructura económica. En un verdadero mercado digital, la red impulsada por blockchain garantiza que las relaciones e interacciones dinámicas del mercado se reflejen de forma sistémica e inteligente.

Al diseñar las redes de blockchain para las industrias, vemos surgir nuevos e interesantes modelos de negocio, lo que lleva a muchas organizaciones a replantearse sus actuales modelos de negocio, la competencia y el panorama general del mercado. Esta cocreación implica la apertura y la capacidad de los participantes de intercambiar datos a través de los nodos que soportan la nueva ola de infraestructura de la Web 3.0. Esto implica el almacenamiento de datos, contenidos y otros memes atesorados que reflejan la comunidad digital y la cultura entre pares que es tan intrínseca a los ecosistemas basados en blockchain.

Con estos principios de diseño y distribución, ¿cómo se gestionan los «derechos digitales» en la cadena de bloques sin normas claras sobre la identidad, el acceso y los retos de la interoperabilidad? El sistema blockchain es fundamentalmente un sistema de transacciones, asegurado por un ordenador distribuido para la resistencia y la eficiencia, y las construcciones de cartera (estructura de clave privada-pública) proporcionan un marco de reclamación para los activos digitales asegurados por el sistema de transacciones. El DRM simplemente no puede encajar en la custodia de claves privadas con carteras o reclamaciones sobre los activos. Mientras que ERC-721 y ERC-1155 proporcionan un marco de tokens no fungibles (NFT), ciertamente no proporciona un soporte sistémico y medidas de protección tecnológica centradas en una sola plataforma.

Repensar el DRM para los activos digitales en los ledgers digitales

La revisión de DRM requiere un replanteamiento que vaya más allá del acceso a los datos y contenidos que pueden copiarse y replicarse. Tenemos que empezar a incluir las nociones de valor, propiedad y reclamaciones como imperativos de diseño. Estos imperativos de diseño pueden formar parte de la primera capa, que sería sistémica, o construirse como una aplicación de segunda capa u organización autónoma descentralizada (DAO).

Los NFT revolucionaron el panorama creativo para el arte, la cultura, la música, los deportes y más, pero la naturaleza de los contenidos digitales y los peligros de los mismos permanecen, y envolver esta representación tokenizada con la verificación cifrada y un proceso de validación garantizado por la blockchain no es suficiente. Es decir, porque estos están confinados a una sola red y pueden necesitar usar puentes para mover las representaciones tokenizadas con verificación adicional, y eso sólo aborda la propiedad o el reclamo. No garantiza los «derechos».

Necesitamos embarcarnos en un modelo que se base en la tecnología del libro mayor digital y en sistemas que traten los derechos digitales como una reclamación irrefutable y que incluyan la licencia y la atribución en el acceso y las reclamaciones a una representación tokenizada. Esto puede lograrse desarrollando una identidad como un token NFT y, posteriormente, utilizando el token con licencia y atribución que proporciona una reclamación y un acceso irrefutables, delegando así la atribución a la representación tokenizada. Este diseño incluirá un modelo multitoken que tendría que unirse para las reclamaciones y el acceso -como un token de identidad para el que la licencia y la atribución son clases de activos o metadatos- y los NFT serían los activos que luego necesitarían una prueba de propiedad o licencia y un metamodelo de atribución. El modelo utilizaría la estructura económica de la Web 3.0 para almacenar, verificar y entregar contenidos.

Mi notable aprendizaje con los Activos de Información Descentralizados (DIA)

Para entender este espacio, quería sumergirme en equipos innovadores que se centran en resolver algunos problemas agobiantes del sector, además de verse obligado a pensar de forma creativa en la gestión de derechos digitales como parte de la solución. Después de mucha investigación, me encontré con DIA y tuve la suerte de trabajar con un equipo de personas con un talento increíble que están metidos de lleno en la solución de algunos problemas muy importantes de proporcionar datos de mercado con oráculos.

En la mayoría de los mercados, los datos de mercado se definen como el precio de un instrumento (un activo, un valor, una materia prima, etc.) y los datos relacionados con el comercio. Estos datos reflejan la volatilidad del mercado y de la clase de activos, el volumen y los datos específicos de la negociación, como el volumen de apertura, de alta, de baja, de cierre (OHLCV). También incluye otros datos de valor añadido, como los datos de la cartera de pedidos (diferencial entre oferta y demanda, profundidad de mercado agregada, etc.) y la fijación de precios y valoraciones (datos de referencia, datos financieros tradicionales como los primeros tipos de cambio, etc.). Estos datos de mercado son fundamentales para la econometría financiera y las finanzas aplicadas.

Para estar en consonancia con los modelos de interacción temática de la Web 3.0, estos datos de mercado y los datos agregados de diversas fuentes tendrían que adherirse no sólo a los principios descentralizados y de la Web 3.0, sino también a los apretones de manos verdaderamente digitales, en los que los proyectos, o DAO, pueden interactuar entre sí y con los objetos digitales mientras operan las representaciones virtuales. Aprendí mucho con este equipo sobre la resolución de los problemas del uso eficiente de los oráculos con un enfoque en el diseño descentralizado y el acceso de la empresa que destacó la estructura de diseño de DRM.

El imperativo era una estructura de peaje con el uso de un token activado por DIA llamado Autonomous Right Token, o ART, que proporcionaba acceso a un conjunto de datos de mercado agregados o personalizados. Esto crea esencialmente la infraestructura de datos para permitir un metaverso armonizado e interconectado que permite además que un NFT tokenizada incluya no sólo derechos digitales (a través de un ART) a los datos de mercado, sino también todas las virtudes de un token en los mercados secundarios y transfiere el ART. Es destacable que el diseño utiliza NFT para almacenar, rastrear y hacer cumplir los derechos de los datos y permite una gestión del ciclo de vida totalmente descentralizada para las licencias, desde la creación a través de la distribución hasta el seguimiento y la monetización. Aunque aún queda trabajo por hacer, ideas creativas como estas representan el pensamiento innovador que necesita la industria para resolver algunos problemas muy complejos en torno a la representación tokenizada de contenidos. La verificación NFT de Twitter es otro gran ejemplo.

Este artículo no contiene consejos ni recomendaciones de inversión. Cada movimiento de inversión y negociación implica un riesgo, los lectores deben realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí pertenecen únicamente al autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Nitin Gaur es el fundador y director de IBM Digital Asset Labs, donde diseña los estándares de la industria y los casos de uso y trabaja para que blockchain para las empresas sea una realidad. Anteriormente fue director de tecnología de IBM World Wire y de IBM Mobile Payments and Enterprise Mobile Solutions, y fundó IBM Blockchain Labs, donde dirigió los esfuerzos para establecer la práctica de blockchain para la empresa. Gaur es también un ingeniero distinguido por IBM y un inventor maestro de IBM con una rica cartera de patentes. Además, trabaja como investigador y gestor de carteras en Portal Asset Management, un fondo multigestor especializado en activos digitales y estrategias de inversión en DeFi.



Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00