Lima, Perú
+5113014109

la cumbre termina en acuerdo, pero faltan acciones

la cumbre termina en acuerdo, pero faltan acciones


Desde comienzos de mes y hasta este fin de semana, ha tenido lugar en Glasgow la COP26, la última conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en la que se han reunido casi 200 representantes de gobiernos de todo el mundo para buscar una situación ante la actual emergencia global. Sin embargo, tal y como apuntábamos durante las primeras sesiones, la falta de acciones concretas ha sido el gran ausente.

No obstante, sin duda el resultado de la COP26 podría ofrecernos una nueva bocanada de aire, pero tal y como señalan los organismos no gubernamentales y otras organizaciones, las acciones no deben limitarse a las mesas. Y es que aunque el pacto establece de alguna manera cómo se podría lograr ese objetivo, las opiniones sobre si sigue siendo alcanzable varían.

Por una parte, el primer ministro británico Boris Johnson, consideró este domingo en Londres que el pacto alcanzado en la COP26 es el tipo de acuerdo que cambia las reglas del juego que el mundo necesitaba ver. Y es que el hecho de que 197 países hayan aprobado un pacto supone sin duda un logro increíble.

La conferencia (de Glasgow) ha marcado el comienzo del final del carbón. Por primera vez la conferencia ha publicado un mandato para recortar el uso de la energía del carbón. La cumbre ha declarado la sentencia de muerte a la energía del carbón”, compartía el cargo británico en su rueda de prensa tras el evento.

Sin embargo, el propio Johnson aseguraba que la COP26 “nunca iba a poder frenar el cambio climático. Algo que, en contraparte de este primer tono positivo, resaltaba la joven activista Greta Thunberg, resumiendo el encuentro como «bla, bla, bla».

Una opinión en la que no está sola. Y es que las ONGs medioambientales han criticado duramente el texto, alegando grandes personalidades como Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace Internacional, que aunque “se ha enviado la señal de que la era del carbón está terminando”, sigue siendo lamentable que el acuerdo final resulte «sumiso y débil», casi «olvidando el objetivo de los 1,5 grados«.

Por su parte, Gabriela Bucher, Directora Ejecutiva de Oxfam Internacional, ve un «paso importante» en la petición de fortalecer los objetivos de reducción, aunque cree sin embargo que el objetivo de 2030 sigue siendo algo lejano: «las emisiones continúan aumentando y estamos peligrosamente cerca de perder esta carrera contra el tiempo«.

Realmente hace falta poco estudio científico para confirmar que las actividades humanas y nuestro sistema económico y de vida, son directamente responsables de una buena parte del incremento de los niveles de dióxido de carbono y otros gases que generan el efecto invernadero y cuyo resultado comprobamos en un aumento de temperaturas de consecuencias desastrosas.

De igual manera que es innegable que estamos agotando el planeta desde hace décadas, poniendo en peligro la supervivencia futura de todo ser vivo, incluyendo por supuesto las actuales y futuras generaciones de humanos, afectando directamente a su salud, a su sistema económico y a las condiciones de vida con especial incidencia en los que menos tienen.





Enlace fuente

Post Relacionados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 18:00